Connect with us

Cultura

La tensión con Cataluña se cuela en la apertura de temporada del Teatro Real con un Faust despedido entre abucheos

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

La tensión con Cataluña y los lazos amarillos se han colado en la versión de ‘Faust’ de Charles Gounoud dirigida por Alex Ollé, uno de los directores artísticos de La Fura dels Baus, que no ha dejado indiferente al público asistente a la inauguración de la 22ª temporada del Teatro Real, presidida por los Reyes, que ha despedido la función entre aplausos y abucheos, principalmente dirigidos contra el equipo responsable de la puesta en escena.

Trufada de tintes cómicos a la vez que grotescos durante las más de tres horas que ha durado la obra, que gira en torno al drama y al perdón, esta coproducción del Teatro Real con la Nationale Opera & Ballet de Ámsterdam –que estrenó la producción en mayo de 2014 con una gran acogida– no ha tenido tanta suerte en esta ocasión, en línea con su estreno en el Théâtre Lyrique de París, el 19 de marzo de 1859, cuando recibió una gélida respuesta del público francés.

Sin embargo, este miércoles 19 de septiembre el coliseo madrileño ha sido claro en su veredicto, aclamando a los tenores Piotr Beczala (Fausto), a la soprano Marina Rebek (Marguerite), al barítono Luca Pisaroni (Mefistóteles), Stéphane Degout (Valentin) o Serena Malfi (Siébel), entre otros, mientras que los abucheos han puesto el broche final a la noche con la aparición del director y el resto de responsables de la parte escénica y musical.

Parte de los gritos de “fuera, fuera” eran fruto del descontento del público con una puesta en escena con aires de laboratorio y rectángulos que emergen y se contraen en el escenario, así como por el hecho de que el escénografo y diseñador de Vídeo, Alfons Flores, y el figurista Lluc Castells portaran lazos amarillos al término de la función.

Por el contrario, a la salida del Teatro Real, casi al filo de la medianoche, los Reyes han sido despedidos entre aplausos y gritos de “Viva España” por más de un centenar de personas que o bien salían de ver la obra o que paseaban por las cercanías de la Plaza de Oriente y el Teatro Real.

Sus Majestades también fueron recibidos entre aplausos a su llegada al Teatro, donde han sido recibidos por la presidenta del Congreso, Ana Pastor, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo y el presidente del Teatro Real, Gregorio Marañón, entre otras autoridades. Precisamente, los monarcas volvían a presidir la apertura de temporada del coliseo madrileño tras su ausencia durante la temporada pasada por los acontecimientos en Cataluña.

A pesar de que ‘Faust’ se ha impuesto poco a poco en el repertorio operístico, en esta ocasión la partitura de Johann Wolfgang von Goethe (1749-1832) tiene como eje principal el pacto diabólico y el enredo amoroso entre Fausto y Margarita con la versión actual de Jules Barbier y Michel Carré, en la que se profundiza en la búsqueda de la vida no vivida y se humaniza al protagonista.

En la obra, Mefistófeles instiga a Fausto a satisfacer los deseos que ha ocultado, las pulsiones que ha sublimado y las perversiones que ha camuflado, siendo Mefistófeles el ‘alter ego’ de Fausto, que acaba convertido en el diablo que lleva escondido. Sin embargo, la puesta en escena difiere bastante de lo tradicional con un demonio caracterizado con trajes de pieles, sombrero de vaquero o batines, entre otros atuendos.

Además, Ollé y el escenógrafo Alfons Flores recurren a artificios dramatúrgicos al colocar a Fausto en un laboratorio, donde trabaja en un inmenso ordenador que simula el cerebro humano, con sus trampas y fantasías. En este punto, el protagonista se convierte en una especie de Steve Jobs, que trabaja para intentar dar vida a una gran máquina.

El resultado final es una producción sarcástica y colorida, sobre todo en las escenas corales, donde los personajes aparecen caricaturizados con senos de enormes proporciones en el caso de las mujeres, algunas de ellas emulando a muñecas hinchables, o similares a marines estadounidenses en el caso de los guerreros, acompañados de enormes letras que señalan a los personajes de la obra según aparecen en escena.

Se trata de la cuarta vez que Àlex Ollé aborda en su trayectoria el mito de Fausto a lo largo de su carrera en La Fura dels Baus, después de [email protected] 3.0 (1997), La damnation de Faust, de Hector Berlioz (1999) y la película Fausto 5.0 (2001).

La obra, que fue estrenada en el Teatro Real en 1865, ha sido una de las más representadas hasta el cierre del teatro en 1925, con 299 funciones en este periodo y después de la reapertura, 10 funciones en 2003 como homenaje póstumo al director de escena Götz Friedrich. Este año, se ofrecerán 13 funciones entre los días 19 de septiembre y 7 de octubre.

La dirección musical ha contado con el maestro israelí Dan Ettinger, que ha debutado en Madrid al frente del Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real, mientras que la dirección del coro (que ha tenido un gran protagonismo en la partitura de Gounod) ha vuelto a contar, como es habitual, con Andrés Máspero. A ellos se suma un elenco que completan Valentina Carrasco (colaboradora en la dirección de escena), Lluc Castells (figurinista) y Urs Shönebaum (iluminador).

El resto del doble reparto se completa con el tenor Ismael Jordi; la soprano Irina Lungu; los barítonos Erwin Schrott y Adam Palca; John Chest, como Valentin; y Annalisa Stroppa en el papel travestido de Siébel.

En torno a ‘Faust’ se ofrecen múltiples propuestas culturales en el Teatro Real, como Enfoques (el 13 de septiembre), Ópera en cine (el 30 de septiembre), Los domingos de cámara (el 7 de octubre), ¡Todos a la Gayarre! (el 7 de octubre), así como exposiciones en el Museo del Romanticismo y en el Instituto Complutense de Ciencias Musicales.

Además, el 4 de octubre el canal de televisión MEZZO retransmitirá la ópera en directo, una grabación que será posteriormente ofrecida en cines, en Palco Digital, editada en DVD y distribuida internacionalmente en una coproducción audiovisual del Teatro Real y Jack Fébus. Por su parte, Radio Clásica de RNE también retransmitirá la ópera en directo el 4 de octubre y la ofrecerá en toda Europa a través de la UER, Unión Europea de Radiodifusión.

La inauguración de la Temporada de Ópera en el coliseo madrileño cuenta con el mecenazgo de Japan Tobacco International (JTI), una de las grandes mecenas del arte en Europa y que colabora, desde hace varios años, con el Teatro Real.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Cultura

El abogado de La Manada lamenta que le hayan “vetado” de un curso sobre sexualidad de la Universidad de Cádiz

Published

on

El abogado de La Manada lamenta que le hayan «vetado» de un curso sobre sexualidad de la UCA
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

El abogado defensor de los cinco condenados de La Manada, Agustín Martínez, ha lamentado que le hayan «vetado» una intervención que iba realizar mañana en un curso sobre «sexualidad» organizado por la Universidad de Cádiz (UCA) en el que se iba a referir a la sentencia del Tribunal Supremo que ha condenado a 15 años de prisión a sus representados por un delito de agresión sexual ocurrido en los Sanfermines de 2016.

En declaraciones a Europa Press, Martínez ha explicado que uno de los organizadores del curso le ha notificado en la mañana de hoy que no iba a participar en ese curso, titulado «Hablemos sobre el sexo y la sexualidad: el hombre y la mujer como seres sexuados», en base a unos motivos que se han plasmado en un correo electrónico que ha sido remitido entre los organizadores.

En dicho correo electrónico, al que ha tenido acceso Europa Press, un catedrático de la Facultad de Enfermería y Fisioterapia que organiza el curso expone que el Gabinete del ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, quien acudirá como ponente de otro seminario, ha reiterado que «no se puede asegurar la seguridad, incluso de los propios alumnos» por lo que reafirma «la prohibición por motivos de seguridad de cualquier tipo de intervención del letrado». No obstante, «dice que organizaremos algo ‘ad hoc’ con la seguridad ‘asegurada’ y con su intervención».

Ante esta situación, Martínez ha indicado que le produce «una profunda desazón y un sentimiento de desasosiego pensar que la universidad, como centro del saber, se convierta en un lugar donde pueda existir vetos ideológicos». «Más sectarismo no cabe», ha puntualizado.

Por su parte, fuentes de la UCA han apuntado a Europa Press que no han podido vetar a un ponente «que no aparece» en la programación de un seminario que, como todos los de los cursos de verano, son aprobados por el Consejo de Gobierno.

De ese modo, se han referido a la programación del curso en el que no aparece el nombre del letrado y sí el de otros participantes como Francisco Javier Gala, Mercedes Lupiani, José Manuel Jareño y Julia Cano, tal y como indica la página web del referido curso, consultada por Europa Press.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Cultura

Vox pide la relación de colegios de Madrid en los que si dieron charlas LGTBI y los nombres de quienes las impartieron

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

La portavoz de Vox en el Parlamento regional, Rocío Monasterio, ha registrado este jueves una solicitud a la Mesa de la Asamblea pidiendo una relación de colegios públicos y concertados donde COGAM ha realizado acciones “informativas, formativas y de otra índole”.

En el escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, Monasterio solicita la fecha de la actividad, el centro, el temario impartido y una breve descripción de la acción desde 2015.

La petición incluye “el nombre y apellidos del ponente y cuáles han sido las clases destinatarias”.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Cultura

Fernando Sánchez Dragó arremete contra Vox y su amigo Santiago Abascal

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Sánchez Dragó provoca el pánico en Vox con un portazo: “Quédense el país, sus tribus y sus partidos, por lo que me atañe, donde ya están: en vía muerta, en la Morgue, en el limbo, en el infierno… Se lo merecen”, dice el escritor de 82 años.

Fernando Sánchez Dragó asegura en el diario El Mundo que a él no le van a volver preocupado ni implicado en política después del poco edificante espectáculo político al que se está asistiendo y que puede acabar con nuevas convocatorias electorales.

Asegura el escritor que:

“Se acabó, en lo que a mis columnas se refiere, la política nacional. La internacional, no, pues en ella no sólo pulsa el débil latido de la actualidad, sino también el de la historia e incluso el de la filosofía, infinitamente más vigorosos. Cierto es que lo he anunciado en otras ocasiones. La última fue el 1 de octubre del 17. Regresaba yo ese día de París, y me topé de frente con el bochinche catalán, el 155 con sifón, la espantada de Puigdemont y todas esas vainas. Tan rica era en aquel momento la paleta de colores puesta a disposición de los columnistas que me sentí vagamente obligado a mojar la pluma en ella”.

Recuerda que cayó más de una vez en la tentación de escribir sobre política:

“La penúltima vez fue a comienzos del último verano, pero la victoria de Casado en las primarias de su partido, la tan por mí anhelada defunción del rajoyismo y, sobre todo, la evidencia de que el membrudo Sánchez estaba dispuesto a desguazar lo poco que iba quedando del país en que los dos nacimos me movieron a seguir dando la tabarra con efímeras consideraciones sobre la res pública. Después llegó el rompimiento de gloria de Abascal en Vistalegre y su campanada en Andalucía, y cedí al impulso de seguir haciéndolo”.

Sin embargo, parece haber llegado ya al hartazgo:

“Ya está bien. Cuatro consultas en cuatro semanas, con sus respectivos pasacalles mitineros y las sórdidas negociaciones posteriores, es uno de esos aludes de oclocracia y demagogia que tumban al más pintado. Comprendo que mi credibilidad, si vuelvo a decir que la política no sólo me aburre, sino que me asquea, es escasa, pero aun así lo reitero, porque es verdad. Los míos lo saben. El 12 de marzo leí en este periódico una entrevista de Luis Alemany con Matilde Asensi, que acababa de publicar una novela (Sakura). Decía en ella la escritora a cuento de su forma de vivir: «No permito que nada indigno entre en mi vida, y eso incluye la política». Fue un redoble. Me obligó a reflexionar. No hay nada más rastrero, más inútil ni más fatuo que la política, reducida ahora a tedioso juego de algoritmos y sórdida esgrima de chantajes, y yo, desde que estuve, allá por el pleistoceno, en el parque jurásico del partido comunista, lo sabía”.

Y lanza un mensaje al líder de Vox, Santiago Abascal:

“Han sido veinte meses de pedaleo por el extrarradio de mi mundo. Ya me vale. Esta vez sí que sí. No permitiré que la política (la española, insisto) vuelva a ser objeto de atención en mis columnas. Quédense el país, sus tribus y sus partidos, por lo que me atañe, donde ya están: en vía muerta, en la Morgue, en el limbo, en el infierno… Se lo merecen”.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement

Publicidad

Advertisement

Publicidad

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
A %d blogueros les gusta esto: