Connect with us

Internacional

La verdad de la vacuna rusa contra el COVID-19 que Occidente oculta para tapar su fracaso en la carrera contra el virus: Informe completo de la Sputnik V

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Kiril Dmítriev.- Este artículo de opinión, que cuenta la historia detrás de la creación de la vacuna rusa contra el COVID-19 y pone de relieve la voluntad de Rusia de cooperar con la comunidad internacional, ha sido rechazado por los principales medios de comunicación occidentales.

Por lo tanto, decidimos publicarlo sin modificaciones con el objetivo de compartir nuestros puntos de vista con un público internacional y levantar el bloqueo impuesto a la información positiva sobre la vacuna rusa contra el COVID-19. Creemos que esta información es crucial para el esfuerzo internacional de luchar contra el mayor desafío mundial y nos gustaría que los lectores decidieran por sí mismos por qué este artículo de opinión ha sido rechazado. Este material puede ser republicado por cualquier medio de comunicación, en caso de que les resulte útil presentar a sus lectores la historia y algunos hechos sobre la primera vacuna contra el COVID-19 registrada en el mundo. El Fondo de Inversión Directa de Rusia (RFPI, por sus siglas en ruso) ha, además, lanzado el sitio web  https://sputnikvaccine.com/esp/ para proporcionar información precisa y actualizada sobre la vacuna.

Loading...

El éxito de Rusia en el desarrollo de una vacuna contra el COVID-19 está enraizado en la historia

El momento Sputnik ha ocurrido. La vacuna rusa Sputnik V ha sido lanzada, convirtiéndose en la primera vacuna contra el COVID-19 registrada en el mundo y evocando recuerdos del impactante lanzamiento del satélite soviético en 1957 que abrió el espacio a la exploración humana. Esta nueva era no solo condujo a una competencia, sino también a muchos esfuerzos colaborativos, incluida la misión conjunta Apolo-Soyuz de Estados Unidos y la Unión Soviética.

La vacuna contra el COVID-19 es la prioridad número uno del mundo y muchos países, organizaciones y compañías afirman que están cerca de desarrollarla. A finales de este año, algunos otros países podrían tener sus propias vacunas. Es importante que las barreras políticas no impidan que las mejores tecnologías disponibles se utilicen en beneficio de todas las personas frente al desafío más grave que ha enfrentado la humanidad en décadas.

Lamentablemente, en lugar de examinar la ciencia que existe detrás de la plataforma de vacunas basadas en vectores adenovirales que Rusia ha desarrollado, algunos políticos y medios de comunicación internacionales optaron por centrarse en la política y en los intentos de socavar la credibilidad de la vacuna rusa. Creemos que ese enfoque es contraproducente y pedimos un cese del fuego político para las vacunas ante la pandemia de COVID-19.

No es ampliamente conocido en todo el mundo que Rusia ha sido uno de los líderes mundiales en la investigación de vacunas durante siglos. La emperatriz rusa Catalina la Grande dio el ejemplo en 1768 cuando recibió la primera vacuna contra la viruela del país, 30 años antes de que se realizará la primera vacunación en Estados Unidos.

En 1892, el científico ruso Dmitri Ivanovski observó un efecto inusual mientras estudiaba unas hojas de tabaco infectadas con enfermedad de mosaico. Las hojas siguieron siendo infecciosas incluso después de que el científico filtrara las bacterias. Aunque todavía faltaba casi medio siglo para que el primer virus pudiera verse a través de un microscopio, la investigación de Ivanovski dio a luz a una nueva ciencia llamada virología.

Desde el descubrimiento de Ivanovski, Rusia ha sido uno de los líderes mundiales en virología e investigación de vacunas, dando decenas de científicos talentosos como el investigador Nikolái Gamaleya que estudió en el laboratorio del biólogo francés Louis Pasteur en París y abrió la segunda

La Unión Soviética siguió apoyando la investigación de virus y vacunas. Todas las personas nacidas después de la Segunda Guerra Mundial recibieron vacunas obligatorias contra la poliomielitis, la tuberculosis y la difteria. En un raro ejemplo de cooperación en la época de la Guerra Fría, tres destacados virólogos soviéticos viajaron a Estados Unidos en 1955 para ofrecer oportunidades de pruebas en la Unión Soviética para una vacuna estadounidense contra la poliomielitis, una enfermedad mortal que se cobró millones de vidas. Si fuimos capaces de cooperar entonces, podemos y debemos hacerlo de nuevo ahora.

Décadas de esfuerzos por parte de los científicos rusos y soviéticos condujeron a la creación de una excelente infraestructura de investigación, como el Centro Nacional de Epidemiología y Microbiología Nikolái Gamaleya. Esta infraestructura va desde una de las más ricas bibliotecas de virus del mundo, creada con una técnica de preservación única, hasta centros de cría de animales experimentales. Estamos orgullosos de este legado, que nos permitió crear la primera vacuna contra el COVID-19 aprobada en el mundo. Ya hemos recibido solicitudes internacionales para 1.000 millones de dosis de nuestra vacuna y hemos llegado a acuerdos internacionales para producir 500 millones de dosis anuales con la intención de aumentarla.

El verdadero secreto

Actualmente, muchos medios de comunicación y políticos occidentales cuestionan la rapidez de la creación de la vacuna contra el COVID-19 en Rusia, dudando de su eficacia y autenticidad. El secreto detrás de esta velocidad es la experiencia de Rusia en la investigación de vacunas. Desde los años 1980, el Centro Gamaleya ha encabezado el esfuerzo por desarrollar una plataforma tecnológica que utiliza los adenovirus, que se encuentran en las adenoides humanas y que normalmente transmiten el resfriado común, como vectores o vehículos, que pueden engendrar un material genético de otro virus en una célula. Se extrae el gen del adenovirus, que causa la infección, y se inserta un gen con el código de una proteína de otro virus. Este elemento insertado es pequeño, no es una parte peligrosa de un virus y es seguro para el cuerpo, pero aún así ayuda al sistema inmunológico a reaccionar y producir anticuerpos que nos protegen de la infección.

La plataforma tecnológica de vectores basados en adenovirus facilita y acelera la creación de nuevas vacunas mediante la modificación del vector portador inicial con material genético de nuevos virus emergentes. Tales vacunas provocan una fuerte respuesta del cuerpo humano para desarrollar inmunidad, mientras que el proceso general de modificación de vectores y fabricación de la etapa piloto toma solo unos pocos meses.

Los adenovirus humanos se consideran unos de los más fáciles de diseñar de esta manera y por lo tanto se han vuelto muy populares como vectores. Desde que empezó la pandemia de COVID-19, todo lo que los investigadores rusos tuvieron que hacer fue extraer un gen codificador de la espiga del nuevo coronavirus e implantarlo en un vector familiar de adenovirus para entregarlo en una célula humana. Decidieron utilizar esta tecnología ya probada y disponible en lugar de ir a un territorio inexplorado.

Los estudios más recientes indican, además, que se necesitan dos inyecciones de la vacuna para crear una inmunidad duradera. Desde 2015, los investigadores rusos han estado trabajando en un enfoque de dos vectores, de ahí la idea de utilizar dos tipos de vectores adenovirales, Ad5 y Ad26, en la vacuna contra el COVID-19. De esta manera, engañan al cuerpo, que ha desarrollado inmunidad contra el primer tipo de vector, y potencian el efecto de la vacuna con la segunda inyección al utilizar un vector diferente. Es como dos trenes tratando de entregar una importante carga a una fortaleza de un cuerpo humano que necesita la entrega para empezar a producir anticuerpos. Necesitas el segundo tren para asegurarte de que el cargamento llegue a su destino. El segundo tren debe ser diferente del primero, que ya ha sido atacado por el sistema inmunológico del cuerpo y ya le es familiar. Así que, mientras que otros fabricantes de vacunas solo tienen un tren, nosotros tenemos dos.

El método de dos vectores

El Centro Gamaleya usó vectores adenovirales para desarrollar vacunas contra la influenza y contra el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS). Ambas vacunas se encuentran actualmente en etapas avanzadas de ensayos clínicos. Estos logros demuestran que los laboratorios rusos no han perdido tiempo en las últimas décadas, mientras que la industria farmacéutica internacional a menudo ha subestimado la importancia de la investigación de nuevas vacunas ante la ausencia de amenazas para la salud mundial antes de la pandemia de COVID-19.

Otros países siguen nuestros pasos al desarrollar vacunas basadas en vectores adenovirales. La Universidad de Oxford está usando un adenovirus de un mono que nunca se ha usado antes en una vacuna aprobada, a diferencia de los adenovirus humanos. La compañía estadounidense Johnson & Johnson está usando el adenovirus Ad26 y la china CanSino, el adenovirus Ad5, los mismos vectores que el Centro Gamaleya está usando, pero ellos todavía no dominan el método de dos vectores. Ambas compañías ya han recibido grandes pedidos de vacunas de sus Gobiernos.

El uso de dos vectores es una tecnología única, desarrollada por los científicos del Centro Gamaleya, que diferencia a la vacuna rusa de otras basadas en vectores adenovirales que se están desarrollando alrededor del mundo. Las vacunas basadas en vectores adenovirales también tienen claras ventajas sobre otras tecnologías como las vacunas de ARNm.

Las posibles vacunas de ARNm, que están siendo sometidas a ensayos clínicos en Estados Unidos y otros países, no utilizan vectores para su administración, sino que se basan en una molécula de ARN con el código de la proteína de coronavirus envuelto en una membrana lipídica. Esta tecnología es prometedora, pero sus efectos secundarios, especialmente su impacto en la fertilidad, todavía no se han estudiado a fondo. Ninguna vacuna de ARNm ha recibido todavía una aprobación regulatoria en el mundo. Creemos que, en la carrera mundial de vacunas para combatir el coronavirus, las vacunas basadas en vectores adenovirales serán las ganadoras, pero incluso en esta categoría la vacuna de Gamaleya lleva la delantera.

Enfrentando el escepticismo

La vacuna rusa ya está lista y registrada. Las dos primeras fases de los ensayos clínicos han terminado y sus resultados se publicarán este mes de acuerdo con los requisitos internacionales. Estos documentos proporcionarán información detallada sobre la vacuna, incluyendo los niveles exactos de anticuerpos, tal y como se muestra en varias pruebas de terceros, así como en la prueba patentada de Gamaleya, que identifica los anticuerpos más eficaces que atacan la espiga del coronavirus. También mostrarán que todos los participantes de los ensayos clínicos desarrollaron un 100% de inmunidad al COVID-19. Los estudios en hámsteres dorados, animales que normalmente mueren a causa del COVID-19, mostraron un 100% de protección y una ausencia de daño pulmonar después de recibir una dosis letal de la infección. Tras el registro, llevaremos a cabo ensayos clínicos internacionales en otros tres países. Se espera que la producción masiva de la vacuna comience en septiembre y ya vemos un fuerte interés mundial en la vacuna.

El escepticismo entre los medios de comunicación y los políticos internacionales ha surgido justo cuando Rusia anunció sus planes para la producción masiva de la vacuna contra el COVID-19. Cuando hablé con los medios de comunicación occidentales, muchos se negaron a incluir en sus historias datos clave sobre la investigación de la vacuna rusa contra el COVID-19. Consideramos este escepticismo como un intento de socavar nuestros esfuerzos para desarrollar una vacuna que funcione, que detenga la pandemia y ayude a reabrir la economía mundial.

No es la primera vez que Rusia se enfrenta a la desconfianza internacional sobre su liderazgo en la ciencia cuando la política se interpone en el camino de los avances científicos y pone en peligro la salud pública. Durante el brote de poliomielitis en Japón en los años 50, las madres japonesas, cuyos hijos morían de polio, salieron a manifestarse contra su propio Gobierno que había prohibido las importaciones de la vacuna soviética contra la poliomielitis por razones políticas. Las manifestantes lograron su objetivo y la prohibición se levantó salvando las vidas de más de 20 millones de niños japoneses.

Actualmente, la política nuevamente se interpone en el camino de la tecnología rusa que puede salvar vidas en todo el mundo. Rusia está abierta a la cooperación internacional en la lucha contra esta y futuras pandemias. En palabras de un miembro de la delegación soviética en la conferencia internacional sobre las vacunas contra la poliomielitis celebrada en Washington en 1960, quien en respuesta a las preguntas del público sobre la seguridad de la vacuna dijo que en Rusia “amamos a nuestros hijos y nos preocupamos por su bienestar tanto como la gente de Estados Unidos, o de cualquier otra parte del mundo, se preocupa por sus hijos”. Tras estas palabras, la delegación soviética recibió una ovación de pie de la audiencia y el trabajo conjunto sobre las vacunas continuó. El bienestar y la prosperidad de las generaciones futuras es en lo que tenemos que pensar ahora. Todos los países del mundo deben dejar atrás la política y centrarse en encontrar las mejores soluciones y tecnologías para proteger vidas y reanudar la actividad económica. Nuestra fundación ya ha asegurado asociaciones de fabricación en cinco países para producir conjuntamente la vacuna rusa. Tal vez en algún momento, gracias a esta asociación en la lucha contra el COVID-19, podamos también revisar y abandonar las restricciones por motivos políticos en las relaciones internacionales, que se han vuelto obsoletas y representan un obstáculo a los esfuerzos coordinados para hacer frente a los desafíos mundiales.

Kiril Dmítriev es el director ejecutivo del Fondo de Inversión Directa de Rusia (RFPI, por sus siglas en ruso), un fondo soberano de inversión que gestiona 50.000 millones de dólares.

Referencias y enlaces (en inglés)

Página web de la vacuna ‘Sputnik V’

Artículo de opinión de Kiril Dmítriev en la revista Newsweek “Lo que Rusia hizo bien sobre el coronavirus y lo que puede compartir con el mundo”

La vacuna del Centro Gamaleya contra el COVID-19

Ensayos clínicos:

https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT04437875

https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT04436471

La vacuna del Centro Gamaleya contra el ébola

Ensayos clínicos:

https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT03428347

https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT03072030

Patentes internacionales:

International patent WO2016130047A1 Immunobiological drug and method for using same for inducing specific immunity against the Ebola virus

Certificados de registro en el Ministerio de Salud de Rusia:

http://grls.rosminzdrav.ru/Grls_View_v2.aspx?routingGuid=a52736b8-b1ac-408c-a2c1-3fb82c941267&t=

http://grls.rosminzdrav.ru/Grls_View_v2.aspx?routingGuid=a52736b8-b1ac-408c-a2c1-3fb82c941200&t=

http://grls.rosminzdrav.ru/Grls_View_v2.aspx?routingGuid=3974b1cc-27ed-4032-94ec-8c897f2421d3&t=

Publicaciones científicas:

Dolzhikova IV, Zubkova OV, Tukhvatulin AI, et al. Safety and immunogenicity of GamEvac-Combi, a heterologous VSV- and Ad5-vectored Ebola vaccine: An open phase I/II trial in healthy adults in Russia. Hum Vaccin Immunother.

Dolzhikova IV, Tokarskaya EA, Dzharullaeva AS, et al. Virus-Vectored Ebola Vaccines. Acta Naturae. 2017.

Enlaces útiles:

Extracto de Global Advisory Committee on Vaccine Safety meeting on 5-6 June 2019, publicado en the World Health Organization Weekly Epidemiological Record el 12 de julio de 2019

Comunicado de prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia sobre los ensayos clínicos posteriores al registro de la vacuna rusa contra el ébola Gam Evac Combi en Guinea

Rusia y Rusal concluyen la vacunación contra el ébola en Guinea

La vacuna del Centro Gamaleya contra el MERS

Ensayos clínicos:

https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT04130594

https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT04128059

Patente en Rusia:

https://yandex.ru/patents/doc/RU2709659C1_20191219

Publicaciones científicas:

Ozharovskaia TA, Zubkova OV, Dolzhikova IV, et al. Immunogenicity of Different Forms of Middle East Respiratory Syndrome S Glycoprotein. Acta Naturae. 2019;11(1):38-47.

La vacuna del Centro Gamaleya contra la influenza

Ensayos clínicos:

https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT04034290

https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT03651544

Publicaciones científicas:

Tutykhina I, Esmagambetov I, Bagaev A, et al. Vaccination potential of B and T epitope-enriched NP and M2 against Influenza A viruses from different clades and hosts. Publicado el 29 de enero de 2018.

Tutykhina IL, Sedova ES, Gribova IY, et al. Passive immunization with a recombinant adenovirus expressing an HA (H5)-specific single-domain antibody protects mice from lethal influenza infectionAntiviral Res. 2013;97(3):318-328. doi:10.1016/j.antiviral.2012.12.021

Tutykhina IL, Logunov DY, Shcherbinin DN, et al. Development of adenoviral vector-based mucosal vaccine against influenza. 2011. J Mol Med (Berl).

Patentes internacionales:

Patent WO2013129961A1 Recombinant trivalent vaccine against human influenza

Publicaciones generales sobre vacunas basadas en vectores adenovirales

Future Prospects for the Development of Cost-Effective Adenovirus Vaccines, por Cyrielle Fougeroux and Peter J. Holst

Repurposing Adenoviruses as Vectors for Vaccines

Burmistrova DA, Tillib SV, Shcheblyakov DV, et al. Genetic Passive Immunization with Adenoviral Vector Expressing Chimeric Nanobody-Fc Molecules as Therapy for Genital Infection Caused by Mycoplasma hominis. PLoS One. 2016

Shcherbinin DN, Esmagambetov IB, Noskov AN, et al. Protective Immune Response against Bacillus anthracis Induced by Intranasal Introduction of a Recombinant Adenovirus Expressing the Protective Antigen Fused to the Fc-fragment of IgG2aActa Naturae. 2014

Anexo: La vacuna rusa contra el coronavirus es “simple como todo lo brillante”

El 11 de agosto se registró ante el Ministerio de Salud de Rusia la primera vacuna contra el coronavirus del mundo. Las críticas no se hicieron esperar, en particular, por parte de la prensa occidental.

En esta nota, escrita en exclusivo para Sputnik, el médico Serguéi Tsarenko, profesor de la Facultad de Medicina Fundamental de la Universidad Estatal de Moscú y anestesiólogo en un importante hospital capitalino, comentó lo ocurrido en su artículo para la versión rusa de Sputnik.

Nosotros, los médicos, hemos tenido éxito en el tratamiento de pacientes con coronavirus usando anticuerpos monoclonales, esteroides, antivirales. Empezaron a morir menos pacientes, pero aún en casos de formas severas de la infección tenemos que conectarlos a un respirador artificial. Y, luego, entre seis y ocho de cada 10 personas mueren por infecciones adquiridas en el hospital. Estos pacientes se salvarían con nuevos antibióticos, pero llevaría años desarrollarlos.

Pero hay otra opción: evitar que las personas se infecten con el coronavirus. Es una buena opción en todos los aspectos: la persona se mantiene saludable y no infecta a los demás. Después de todo, cuanto más resistentes sean las personas a la enfermedad, más gruesa es la capa inmune en la sociedad y más pronto llegará el fin de la epidemia.

De momento, la resistencia a la enfermedad se forma solo si una persona se enferma con ella. Pero también hay una opción más segura: la inmunización. Especialmente porque hay una vacuna efectiva y segura creada por especialistas del Centro Gamaleya. Este instituto es para la comunidad microbiológica lo equivalente a la marca Mercedes Benz para la industria automotriz.

Conozco a los académicos Alexandr Guinzburg y Denís Logunov —el director y el vicedirector del Centro Gamaleya— desde hace muchos años. Con ellos y su personal desarrollamos nuevas formas de combatir a las bacterias resistentes. Además, los científicos del instituto ya han desarrollado con éxito vacunas contra el ébola y el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS). Y no solo la desarrollaron, sino que han elaborado una forma segura y efectiva para su desarrollo, basada en vectores. Como se acopla una estación orbital a un cohete de transporte, a un adenovirus, inofensivo para los humanos, se acopla un pedacito de coronavirus y se lo lanza en el organismo humano. Después de eso, el cuerpo crea inmunidad tanto al cohete de transporte como a la estación espacial. Para consolidar el éxito, en tres semanas, la misma estación espacial es lanzada en otro cohete de transporte, es decir, otro adenovirus. Y nuevamente se forma la inmunidad. El resultado es que se forma una inmunidad más débil para ambos adenovirus —después de todo, el cuerpo no la necesita— mientras que para el coronavirus, una protección inmunológica estable y confiable.

Simple como todo lo brillante. Al igual que todo lo demás, es brillante. Y a nadie más que a nuestros talentosos profesionales se les han ocurrido tales sutilezas. Se están creando varias vacunas vectoriales más en el mundo, ¡pero no con dos cohetes de transporte!

La vacuna ya ha sido probada en voluntarios. Además, los primeros voluntarios fueron los mismos empleados del Centro Gamaleya. Son como los creadores de un nuevo puente: ¡se pararon debajo de este puente, mientras el primer tren lo cruzaba! Después de eso, la vacuna se probó en voluntarios militares. Ni una sola complicación, todos obtuvieron una poderosa inmunidad.

No es de extrañar que haya habido una ola de críticas en la prensa. Desde historias ficticias sobre tecnologías robadas hasta especulaciones pseudocientíficas sobre un posible deterioro en caso de infección accidental por coronavirus durante la formación de la inmunidad a la vacuna. Esto último suena aterrador, se trata de la amplificación dependiente de anticuerpos (ADE, por sus siglas en inglés). Pero asusta solamente a los no especialistas. Los virólogos saben que el efecto de la ADE solo se ha registrado con relación al dengue, y aun así, no se debe a la vacunación. En otros casos, el efecto se ve, a veces, en un tubo de ensayo. Y no en el caso de las infecciones de coronavirus.

Y luego surgen las preguntas. ¿Quién financia esta campaña en la prensa? ¿De quién dependen los expertos independientes? Un secreto a voces: de los fabricantes de otras vacunas, que hasta ahora se han quedado atrás de los científicos rusos. También de los fabricantes de medicamentos antivirales, a veces efectivos, pero solo para formas leves de la enfermedad y que tienen una gran cantidad de efectos secundarios.

A nosotros, los médicos en ejercicio de la profesión, nos da vergüenza mirar esos acuerdos por debajo de la mesa. Estamos esperando el día en que los pacientes con infección por coronavirus dejen de acudir a nosotros y en que finalmente podamos hacer frente a otras enfermedades, para las cuales no nos sobra tiempo por la epidemia.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Internacional

Militares de Francia escriben una nueva carta (Y van DOS) advirtiendo del peligro de una guerra civil en el país

Published

on

Soldados franceses en la base militar Toulouse-Francazal, el 17 de enero de 2019.
Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

En la primera misiva, generales retirados franceses señalaron la amenaza que suponen para el país galo “el islamismo y las hordas de los suburbios” .

Un grupo de militares de Francia ha apoyado una carta abierta escrita por generales retirados a las autoridades del país advirtiendo del peligro de una guerra civil. Su mensaje y un prefacio fueron publicados en la revista conservadora francesa Valeurs actuelles.

Sus autores, cuyos nombres no han sido revelados, condenan en el texto al Gobierno galo, que criticó el reciente llamamiento de un millar de militares en la reserva publicado en el mismo medio. En la misiva, los generales advertían de la amenaza que suponen “el islamismo y las hordas de los suburbios” para el país.

Loading...

Los signatarios de esa primera carta también amenazaron con intervenir ante el “creciente caos” que, según ellos, reina en Francia y que puede llevar a “la desintegración” de la nación.

El Gobierno de Emmanuel Macron condenó la carta abierta de los generales, comparándola con el fallido golpe de Estado del Ejército francés en Argelia en 1961, provocado por la decisión del entonces presidente galo, Charles de Gaulle, de conceder la independencia al país norteafricano. Por su parte, la ministra de Defensa, Florence Parly, exigió sancionar a los generales firmantes de la carta abierta.

“Su única culpa es amar a su país”

Ante estas críticas de las autoridades, un grupo de militares acudió a las páginas de Valeurs actuelles para defender a los generales retirados signatarios de la primera carta, recordando que son “soldados que dieron sus mejores años para defender nuestra libertad”.

El texto sostiene que los generales en la reserva “tienen razón sobre la esencia de su texto, en su totalidad”. “Vemos violencia en nuestros pueblos y aldeas. Vemos que el odio por Francia y su historia se está convirtiendo en la norma“, señala la carta, subrayando que, en caso de que estalle una guerra civil, serán los militares quienes “mantendrán el orden en su propio suelo”.

En este contexto, los autores instan a las autoridades a actuar para cambiar la situación actual. “Esta vez no se trata de emociones personalizadas, fórmulas prefabricadas o cobertura mediática. No se trata de extender sus términos o ganar nuevos. Se trata de la supervivencia de nuestro país, de su país”, concluye el mensaje.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir
Continue Reading

Internacional

INFORME COMPLETO: Advierten que el próximo informe del Pentágono sobre OVNIS podría revelar “un potencial fallo catastrófico de inteligencia”

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

“Si sucedió porque los burócratas escépticos se decían a sí mismos: ‘no puede ser, por lo tanto no lo es’, entonces debe haber un ajuste de cuentas”, advierte un experto británico.

El informe sobre ovnis del Pentágono y de las agencias estadounidenses pertinentes que se publicará el próximo mes de junio podría arrojar luz sobre “un potencial fallo catastrófico de inteligencia”, según lo advirtó Nick Pope, exfuncionario de Defensa británico, en el programa ‘Tucker Carlson Tonight’ de Fox News.

“Si sucedió porque los burócratas escépticos se decían a sí mismos: ‘no puede ser, por lo tanto no lo es’, entonces debe haber un ajuste de cuentas”, opina Pope, que trabajó para el Ministerio de Defensa del Reino Unido durante más de dos décadas e investigó los avistamientos de ovnis reportados durante parte de ese tiempo.

Loading...

Los comentarios del experto son una respuesta a las declaraciones de Luis Elizondo, el exjefe del Programa de Identificación de Amenazas Aeroespaciales Avanzadas del Pentágono, que advirtió a New York Post que el próximo informe podría revelar un fracaso de las agencias de inteligencia estadounidenses “al nivel del 11 de septiembre”. Elizondo también planteó la posibilidad de que los llamados ovnis sean en realidad “tecnología extranjera adversaria que durante varias décadas ha logrado superarnos y evadir a los 18 miembros de la comunidad de inteligencia”.

“Eso sería una falla de inteligencia que eclipsaría casi cualquier otra cosa que este país haya afrontado, especialmente si esto ha ocurrido durante décadas”, aseveró Elizondo.

“Hay mucho más que está por venir”

Pope señaló durante el programa del viernes que “todos los días, parece que sale nueva información, cosas que no se habían contado a la sociedad y a los medios de comunicación” sobre los ovnis.

En este sentido, el experto cree que “antes de que este informe vaya al Congreso, habrá muchas cosas por detrás de la escena, mucha politiquería”, al tiempo que anticipa “más filtraciones de información, fotos, videos, documentos”. “Hay mucho más por venir”, indica el exfuncionario, que considera que el esperado informe debe dar explicaciones claras de los encuentros con ovnis y el Congreso debe prestarle mucha atención.

Análisis: ¿Son los OVNIS del Pentágono una asombrosa farsa ideada por un país enemigo?

 

Eso al menos es lo que se desprende de las investigaciones emprendidas por Tyler Rogoway que asegura que las noticias filtradas desde 2017 referentes al interés del Pentágono en los OVNIS podrían esconder una escandalosa operación de espionaje sin precedentes en los Estados Unidos.

En un artículo titulado «Adversary Drones Are Spying On The U.S. And The Pentagon Acts Like They’re UFOs» (15/04/2021) Rogaway admite que: «Puede que no conozcamos las identidades de todas las naves misteriosas que el personal militar estadounidense y otros han estado viendo en los cielos en los últimos tiempos, pero he visto más que suficiente para decirles que está claro que un adversario muy terrestre está jugando con nosotros en nuestro propio patio trasero utilizando tecnologías relativamente simples (drones y globos) y consiguiendo lo que podría ser el mayor logro de inteligencia de una generación”.

Si bien eso puede decepcionar a algunos que esperan que los orígenes de todos estos eventos sean de naturaleza mucho más exótica, las implicaciones estratégicas de estas audaces operaciones, que han estado sucediendo durante años, sin inmutarse, son absolutamente masivas. Nuestro equipo aquí en The War Zone ha pasado los últimos dos años presentando indirectamente una hipótesis de que muchos de los eventos que involucran supuestos ovnis, o fenómenos aéreos no identificados (UAP), como se les llama ahora a menudo, durante la última década son en realidad, la manifestación de adversarios extranjeros que aprovechan los avances en la tecnología de vehículos aéreos no tripulados de gama baja, e incluso plataformas más simples, para recopilar información de inteligencia de extrema fidelidad sobre algunas de las capacidades de guerra más sensibles de los Estados Unidos».

Rogaway está convencido que los servicios secretos de un país extranjero han aprovechado que los militares norteamericanos pensaban que estas incursiones aéreas podrían ser «platillos volantes», para realizar todo tipo de labores de espionaje a sabiendas de que no iban a informar convenientemente de estos sucesos por temor al ridículo. El periodista lo deja claro cuando dice que: «Los despropósitos del Pentágono con respecto a los OVNIS parecen haber amenazado la seguridad nacional al más alto nivel: literalmente, dejar la patria con una puerta abierta para que la atraviesen humildes drones y permitir que se juegue con nuestras capacidades militares más preciadas por su valor de inteligencia. en su propio terreno. He dicho en numerosas ocasiones que el próximo 11 de septiembre vendrá de un enjambre de drones de gama baja y esta situación subraya aún más lo plausible que es. Pero realmente ni siquiera necesitamos usar nuestra imaginación». Y es que el miedo al ridículo de muchos oficiales y pilotos han podido posibilitar que muchas de estas operaciones de espionaje hayan pasado desapercibidas para el alto mando bajo el epígrafe de OVNIS. Además, Rogaway insiste que las autoridades nunca se han tomado en serio estas investigaciones al creer que estaban relacionadas con «marcianos verdes»: «La evidente pasividad y el estigma que rodea a los fenómenos aéreos inexplicables en su conjunto ha llevado a lo que parece ser la paralización de los sistemas diseñados para protegernos a nosotros y a nuestras tecnologías militares más importantes, lo que apuntaría a un fracaso masivo de la inteligencia militar de los EE. UU. Este es un punto ciego que nosotros mismos hemos creamos literalmente a partir de tabúes culturales y un complejo militar-industrial que no es adecuado para prever y contrarrestar una amenaza de nivel inferior que es muy difícil de defender».

Recordar que en 2019 el ministerio de Defensa actualizó sus directrices internas para permitir que sus tropas pudieran informar con mayor celeridad, y sin ninguna desconfianza, sobre cualquier tipo de avistamiento de fenómenos aéreos no identificados (UAPS). Además, Rogaway cree que estos países han utilizado incluso drones comerciales para llevar a cabo algunas de sus incursiones, pero no obstante es obvio que han utilizado todo tipo de aeronaves que han podido llevar a la confusión a los militares estadounidenses: «Si bien los globos pueden parecerse a prácticamente cualquier cosa, los drones también pueden verse muy extraños debido a la gran cantidad de diseños que existen”.

Cuando la mayoría de la gente piensa en drones, se imagina un pequeño avión de ala fija o una configuración tipo quadcopter. Eso puede ser cierto para la industria floreciente en el mercado civil, pero hay muchos más diseños, algunos de los cuales parecen francamente naves extraterrestres y funcionan de manera diferente a un avión tradicional de ala fija o quadcopter. Estos incluyen todo, desde alas voladoras en forma de triángulo hasta aeronaves híbridas de rotor / ala fija o incluso un tubo vertical con un rotor en cada extremo. Incluso hay drones que lanzan drones parásitos más pequeños y actúan como su nave nodriza». El mayor peligro es que estas aeronaves pueden estar equipadas con diverso armamento para ejecutar un preciso ataque a puntos vitales de la seguridad nacional: «Los drones armados de pequeño tamaño, especialmente los que llevan una carga explosiva, se han convertido en una baza estratégica asimétrica barata y, tal y como predije hace años, están evolucionando rápidamente para convertirse en un elemento de cambio en el campo de batalla moderno».

¿Ha podido un país extranjero engañar a la inteligencia norteamericana?

Incluso el experto cree que algunas de las supuestas capacidades extraordinarias registradas en estas aeronaves podrían ser resultado de una guerra electrónica para confundir a los norteamericanos sobre lo que realmente estaba sucediendo: «muchas de las extrañas características de alto rendimiento que los barcos y los aviones detectan a veces por radar más allá del alcance visual durante estos incidentes pueden y probablemente son el resultado de una guerra electrónica. De hecho, cosas como las aceleraciones rápidas de velocidad y las caídas repentinas de altitud en el radar representan principios muy básicos de las tácticas de guerra electrónica.

En el caso de los eventos de la costa este, por ejemplo, hasta donde se nos ha dicho, las capacidades de alto rendimiento de estos objetos nunca se observaron visualmente, pero sí en el radar. Los encuentros visuales describen objetos parecidos a globos que hacen cosas parecidas a globos, sin moverse rápido en absoluto, mientras que otros objetos presentan un rendimiento más similar al de los drones que a cualquier otra cosa».

Para el autor del reportaje no hay dudas cuando afirma que la inteligencia norteamericana era consciente que muchos informes procedentes de sus pilotos señalaban claramente la existencia de vuelos de aviones no tripulados en sus inmediaciones: «adquirimos los informes de incidentes del Centro de Seguridad Naval que abarcan la mayor parte de la década de 2010 con respecto a objetos anómalos que los pilotos de combate encontraron frente a la costa este de los Estados Unidos. Lo que encontramos fue impresionante. Si bien hubo solo un número limitado de informes, y es muy probable que otros informes nunca se presenten en el centro de seguridad y, en su lugar, se archiven como eventos de inteligencia clasificados, los que estaban allí no describían naves extraterrestres en absoluto. En cambio, describieron aviones no tripulados con propulsión a chorro, similares a misiles y otros aviones no tripulados de ala fija que volaban en los niveles de vuelo, así como aviones no tripulados de múltiples rotores que volaban a alturas muy altas mar adentro. Allí hay objetos en forma de globos, cuyos orígenes fueron inexplicables incluso después de investigaciones oficiales». Y es que Rogaway cree que el enemigo ha potenciado deliberadamente la pantalla OVNI para pasar desapercibido e incluso, ha podido «disfrazar» sus drones para engañar a los pilotos: «Como hemos señalado antes, estos drones y globos, en particular, también podrían tener un aspecto muy extraño para casi cualquier persona que se encuentre con ellos, incluso como un cubo dentro de una esfera, o un dirigible metálico con apéndices extraños. De hecho, cuanto más raros parezcan, mejor será la cobertura para las operaciones en curso. Poner elementos infrarrojos en los drones, dándoles enormes firmas IR, o hacer que los globos reflectores de radar tengan una forma extraña, no sólo confundiría al adversario, sino que probablemente permitiría que estas operaciones continuasen durante mucho más tiempo sin ser controladas, y que aumentara enormemente la calidad de los datos de inteligencia que reciben. Teniendo esto en cuenta, hacer que las cosas parezcan más extrañas y menos amenazantes de lo que realmente son, es probablemente una táctica que el enemigo ha utilizado para estas operaciones, y esto a menudo puede tener un precio muy barato”.

Hemos hablado de cómo a veces los efectos más sencillos pueden crear las ilusiones más impactantes, y de cómo incluso trucos similares a los que Disney utiliza para sorprender las percepciones de los asistentes a los parques temáticos podrían emplearse de forma astuta para confundir a un adversario. Esto parece ser parte de la operación que se está ejecutando aquí, y ¿qué mejor tapadera reforzada pasivamente hay en los Estados Unidos que los OVNIS y todo el estigma que conlleva?

El hecho de que los pilotos se hayan abstenido históricamente de informar sobre naves inexplicables en los cielos por miedo a que sus carreras se vean afectadas es todo lo que realmente se necesita saber para cuantificar lo relevante y eficaz que puede ser esta táctica». El autor cree que los drones son lanzados desde submarinos y barcos camuflados para acercarse sin llamar la atención a los sitios estratégicos. Y para terminar Tyler Rogoway expone cual deberían ser los tres pasos que debería ejecutar el gobierno para contrarrestar estas operaciones: «El primer paso es admitir que tenemos un problema importante con drones mucho más cerca de casa de lo que nadie quiere admitir y que al menos uno de nuestros adversarios se ha burlado de nosotros y ha comprometido capacidades clave utilizando tecnología notablemente de gama baja. En pocas palabras, han ganado y de una manera increíblemente irónica e ingeniosa. Solo una vez que lleguemos a admitir esto, podremos pasar a resolver este problema y confrontar quién está detrás de este asunto, aunque creo que está bastante claro quién podría ser, considerando que existe una lista con solo dos nombres.

Paso dos, solo tenemos que detener el tabú OVNI y tomarnos en serio la búsqueda de cada fenómeno anómalo observado, independientemente de sus connotaciones culturales. Debemos financiar completamente un centro de fusión de inteligencia real para trabajar en estos casos y exigir que nuestro aparato militar y de inteligencia canalice todos los nuevos datos a esta célula agrupada. Esta directiva debe provenir de los niveles más altos de la comunidad militar y de inteligencia. No puede ser otro programa “subcontratado” impuesto al Departamento de Defensa por legisladores que ni siquiera pueden estar en el cargo durante un par de años. Esta unidad de investigación debe tener acceso ilimitado a todas las fuentes de datos y productos de inteligencia relevantes que exista en el ejército de los EE. UU. y la comunidad de inteligencia tiene que colaborar. Si descubrimos que los extraterrestres están visitando la Tierra en el proceso, ¡genial! Pero ese no es el punto.

Paso tres, cambiar totalmente la estrategia de comunicación en torno a este tema. Proporcionar toda la información que se pueda sobre este asunto, incluso si es inconveniente, aunque ha de protegerse las fuentes y los métodos cuando sea relevante. Si no llevamos a cabo este camino, los drones que espían nuestras emisiones electrónicas, tácticas y demás, pueden ser la menor de nuestras preocupaciones. A esas mismas aeronaves se les puede asignar fácilmente la tarea de derrotar a los mismos sistemas que nos están vigilando. Pero por encima de todo, en la actualidad pueden ser drones y globos, pero parece que nos estamos tapando los ojos intencionalmente a lo que podría ser el próximo gran avance tecnológico de nuestro adversario, que muy bien podría parecer extraño a primera vista. Tal y como está ahora el asunto, probablemente sólo descubriremos que no lo es cuando sea demasiado tarde».

DOS PUNTOS DE VISTA

Evidentemente en los últimos días el affaire de los OVNIS del Pentágono está tomando unos derroteros inesperados. Si en los primeros compases de las informaciones que se hacían públicas se destacaba sobre todo el alto índice de extrañeza de las aeronaves observadas, a medida que pasa el tiempo, se está dejando entrever, cada vez con más fuerza, la tesis de que estas misteriosas incursiones podrían ser obra de drones y aviones sin tripulación enviados por alguna potencia extranjera, que no extraterrestre, para espiar a los Estados Unidos.

Lo curioso es que ahora se introduce en la ecuación el facto engaño y se sospecha que la inteligencia de Rusia o China han podido utilizar una cortina de humo para facilitar su tarea. En este caso la pantalla OVNI, ya que conocían de antemano, tanto su poder cultural como la enorme reticencia que tienen los militares de informar de avistamientos extraños a sus superiores, y mucho menos de dejarlo por escrito en un informe o documento oficial. De hecho, la propia CIA reconoció que en los años 50 y 60, en plena guerra fría con el bloque soviético utilizó las creencias generadas por los platillos volantes para enmascarar el vuelo de sus prototipos y aviones espías para no llamar la atención de Rusia. Y ahora, en pleno siglo XXI, según se desprende de las investigaciones de Tyler Rogoway se ha utilizado la escenografía OVNI para engañar a la inteligencia norteamericana y poder llegar con drones, incluso comerciales, hasta lugares y emplazamientos muy sensibles para la seguridad nacional.

Gerald K. Haines, un historiador perteneciente a la Oficina de Reconocimiento de la CIA aseguró que muchos avistamientos que se produjeron durante la década de los años 50 y 60 fueron ocultados bajo el paraguas OVNI, promovidos por la agencia de inteligencia para no revelar que se trataba de aviones espía de reconocimiento U-2 y SR-71 Blackbird.

 Pero estas suposiciones chocan aparentemente contra las conclusiones que según Lue Elizondo, exdirector del AATIP había llegado mientras estuvo al mando de las investigaciones OVNIS del Pentágono. Y es que, tampoco parece casual, que Elizondo en las últimas semanas ha clarificado enormemente su discurso ambiguo, y asegure que estos fenómenos no tienen nada que ver con drones (y mucho menos comerciales) ni de ningún tipo de aeronave no tripulada.

Además, para despejar aún más las dudas asevera sin ruborizarse que probablemente, estos OVNIS estudiados por el Pentágono provienen de otras dimensiones. Obviamente se trata de dos respuestas que se hallan en las antípodas, mientras Tyler Rogoway afirma que muchas de las supuestas extraordinarias capacidades de los OVNIS solo han sido confirmadas a través de radar y otros medios técnicos, y nunca de manera visual, Elizondo insiste es que las pruebas reunidas por su grupo confirman la procedencia extrahumana del fenómeno.

Pero, por otro lado, de forma muy sospechosa, hasta el momento, tanto las filmaciones y las fotografías filtradas a la prensa no muestran una extrañeza de tan envergadura que pueda desequilibrar la balanza definitivamente. Lo que puede cuestionar seriamente el verdadero propósito de estos últimos movimientos emprendidos por el Departamento de Defensa para esclarecer que hay detrás del fenómeno OVNI. Rogoway señalaba en su escrito que: «Otro conjunto de imágenes tomadas por el submarino de ataque de la clase de Los Ángeles USS Omaha y filtradas alrededor del mismo período de tiempo, muestran lo que algunos afirman es una “nave transmedia’” que desaparece en el océano. Los fotogramas proporcionados no prueban nada por el estilo. Parece un globo u otro objeto que golpea el agua como se ve a través de un sistema de imágenes térmicas.

Una vez más, tal vez existan otros datos que sean convincentes y verdaderamente exóticos, pero esto ciertamente estos no lo son». Y tampoco puede olvidarse que Elizondo ha deslizado en muchas declaraciones que, si se demostrara que estos objetos son de origen terrestre, sería uno de los mayores errores de la inteligencia norteamericana de todos los tiempos.

Aunque pocos dudan que a estas alturas debe de existir algún tipo de material o documento en poder de las autoridades para demostrar fehacientemente, fuera de cualquier discusión o debate, alguna de las hipótesis mostradas ante la opinión pública… Ahora solo queda ver sobre qué lado quieren desequilibrar la balanza…

La marina de los Estados Unidos dice conocer la procedencia de los OVNIS que sobrevolaron sus destructores: ¡son chinos!

Desde que se hiciera público que varios destructores de la marina estadounidense confirmaron la presencia de OVNIS durante unas maniobras rutinarias las alarmas volvieron a saltar en todos los medios de comunicación. Y lógicamente las preguntas volvieron a amontonarse ante el Departamento de Defensa en busca de respuestas: ¿Qué son estos UAPS/OVNIS? ¿Drones militares o naves del espacio exterior? Y es que cada vez parece más inviable que las autoridades puedan salir de este atolladero mediático sin esgrimir una declaración contundente y concisa que despeje todas las dudas.

En un artículo titulado «Navy knows more about 2019 “mytery drones” incident than it says» (10/04/2021) el especialista Sean Spoonts en temas militares indica que:

«En julio de 2019, aproximadamente a 50 millas náuticas al oeste y suroeste de la isla de San Clemente frente a California, tres barcos de la Armada de los EE. UU. se encontraron con varios vehículos aéreos no tripulados (UAV) en cuatro incidentes separados. Originalmente, los avistamientos de los misteriosos drones fueron reportados por el documentalista Dave Beaty en su cuenta de Twitter. Un amigo de uno de los miembros de la tripulación del USS Kidd dijo que los UAV se parecían a la forma TicTac citadas en el famoso encuentro OVNI de los FA-18 del USS Nimitz en la misma área en noviembre de 2004. Como era de esperar, este vínculo con un avistamiento OVNI previamente documentado provocó en la prensa un frenesí especulativo. Un artículo de Adam Kehoe y Mike Cecotti para The Drive avivó aún más el ángulo del misterio de estos acontecimientos. Los escritores utilizaron las entradas de registro de los barcos y los datos de seguimiento de barcos de origen público para argumentar que las intrusiones “descaradas” de estos drones representaban una grave violación de la seguridad. Otros medios de comunicación como Yahoo News, Forbes, Fox News, Daily Mail y el New York Post también presentaron historias sobre los “drones misteriosos” y el supuesto pánico en la Marina de los Estados Unidos por estos cuatro incidentes».  Pero desde el punto de vista de Sean Spoonts no se ha contado toda la verdad sobre la naturaleza de estos acontecimientos: «Oficialmente, la Marina dijo que no tenía idea de lo que eran, pero los detalles informados sobre cómo reaccionó a estos misteriosos drones sugieren que probablemente sepa mucho más de lo que deja entrever».

¿El ejército chino está detrás de los últimos avistamientos OVNIS?

El autor del reportaje insiste en que los propios detalles de los encuentros contienen la información para esclarecer el enigma: «El esquema básico de los incidentes es simple. En el transcurso de cuatro noches, hasta seis vehículos teledirigidos se acercaron a un ejercicio de entrenamiento que consistía en seis buques de guerra estadounidenses desplegados en las aguas de la isla de San Clemente. Los UAV volaron a varias altitudes desde el nivel del mar hasta más de 1,000 pies. Flotaron sobre los barcos y sus cubiertas de vuelo de helicópteros en la popa y mantuvieron la posición fuera de su babor y estribor. No estaban apagados, pero tenían luces rojas y blancas visibles. Aparte de acercarse a los buques de guerra, no pusieron en peligro la operación de ninguno de los buques de acuerdo con las entradas de registro de la Marina». Además, este escrito responde a una de las grandes dudas que suscitaron estos avistamientos ¿activó la marina sus protocolos de defensa y respuesta para interceptar a los invasores?: «Los buques de la Armada se prepararon inmediatamente para el Control de Emisiones o “EMCON“. Bajo la activación del EMCON, cualquier cosa que emita señales electromagnéticas a bordo de la nave, como radios y radares, se apaga y la nave se oscurece. La pregunta entonces es, ¿por qué los barcos apagaron todos sus emisores? La respuesta es doble. En primer lugar, esto reduce la firma de emisiones de las embarcaciones que, de otro modo, podrían detectarse a muchas millas de distancia por sus radios y transmisiones de radares. Es obvio que los barcos de la Armada estaban privando a estos misteriosos drones de cualquier capacidad para detectar y registrar sus frecuencias para su posterior análisis por quien los lanzó.

En segundo lugar, el silencio hace que los sistemas de vigilancia electrónica de los barcos funcionen mejor. Esos drones estaban dirigidos por señales de control remoto y los barcos estarían “aspirando” esas señales de radio para analizarlas con más detalle. Nuestros destructores están cubiertos por antenas de recepción de vigilancia electrónica que están recogiendo todo lo que pasa por su camino en el espectro electromagnético de señales. Existen 12 bandas de radio diferentes que van desde la frecuencia extremadamente baja a la frecuencia extremadamente alta en un espectro que abarca desde tres hercios hasta 3000 gigahercios. Dentro de estas bandas de frecuencia, las señales de comunicación se envían a radios de automóviles, submarinos debajo de la superficie e incluso satélites en el espacio. Al escuchar las frecuencias que usaban estos drones, podríamos saber mucho sobre desde dónde podrían ser controlados y por quién. Y al parecer la marina puede estar guardando celosamente el resultado de sus indagaciones: «Estados Unidos tiene un aparato de inteligencia para detectar y analizar señales enormemente poderoso y capaz, que se remonta a antes de la Segunda Guerra Mundial. Pudimos romper los códigos de los ejércitos tanto alemán como japonés; algo invaluable para ganar esa guerra. Durante la Guerra Fría, pudimos distinguir entre los submarinos soviéticos individuales porque nuestro equipo de detección de sonido era tan sensible que podía saber si un submarino tenía una abolladura en una de sus palas de la hélice o si un eje de transmisión tenía una ligera deformación o “latigazo”. a él cuando giró. La Inteligencia y Vigilancia de Señales es una misión importante de la Marina de los EE. UU. Puede navegar con sus barcos fuera del registro de la costa de otra nación y analizar transmisiones de radio y radar y crear un catálogo de estas señales para su uso futuro en un conflicto. Si conoce las frecuencias que utilizan sus adversarios, puede falsificarlas para enviar comunicaciones falsas o bloquearlas por completo». Entonces ¿conoce el gobierno estadounidense que el ejército chino está espiando a su flota? ¿tiene más datos de lo ocurrido?: «Durante los encuentros con los drones misteriosos, los barcos emplearon equipos de “SNOOPIE” (interpretación y explotación náutica o fotográfica del barco) para grabar y fotografiar los drones cerca de los barcos. Esto también es parte de la misión de recopilación de inteligencia de señales en la que participó la Marina durante estos encuentros”.

El análisis de esas fotos y videos será granular, prestando especial atención a cada fotograma. La tecnología de drones no es muy complicada: podremos deducir bastante sobre los sistemas de control, propulsión, sensores y capacidades de comunicación de estos drones a partir de fotos y videos.

Quien los envió también lo sabe, por lo que los drones llegaron de noche y en condiciones climáticas de baja visibilidad. Sus controladores esperaban dificultar un poco la recopilación de inteligencia visual». Pero la pregunta básica es ¿por qué la marina no derribó a ninguno de estos drones?: «Puede haber tres razones para esto. Primero, los drones no estaban realmente poniendo en peligro a los barcos.

En el mar, no es raro que los aviones de combate de varias naciones sobrevuelen los barcos de los demás. En mi propia experiencia, nuestros helicópteros sobrevolaron los buques navales soviéticos y pasaron junto a ellos tomando fotografías. Los soviéticos también nos tomaron fotos. Según la información publicada hasta ahora, los drones operaban fuera del límite exterior de 12 millas de nuestras aguas territoriales: no estaban cometiendo un acto de guerra. En segundo lugar, fotografiar y grabar en video los drones y capturar sus emisiones electrónicas es una oportunidad de recopilación de información para nosotros. Conocer las capacidades y vulnerabilidades de nuestros adversarios es parte del trabajo de los barcos de la Armada como el USS Kidd.

Ciertamente son buques de guerra, pero también son plataformas de recopilación de inteligencia. Finalmente, disparar a estos misteriosos drones en mar abierto podría proporcionar un golpe de propaganda a un adversario. Podían afirmar que los drones estaban llevando a cabo una misión oceanográfica, tenían instrumentos meteorológicos a bordo o estaban investigando la vida marina, y fueron derribados por los estadounidenses agresivos y paranoicos en aguas internacionales. Y eso no es bueno».

Después de analizar toda la situación Sean Spoonts tiene claro que, al menos en este suceso: «Creo que los drones misteriosos probablemente eran chinos y estaban dirigidos por comunicaciones vía satélite desde el espacio. Hubo otras naves civiles en el área a las que se les preguntó sobre la operación de drones simplemente como una forma de confirmar lo que la Marina ya habría sabido solo por la energía de transmisión de las frecuencias de radio de los drones. Estos drones también parecían ser rápidos y duraderos, lo que sugiere que pueden haber venido de una distancia considerable, tal vez hasta 100 millas». Sean Spoonts cree que los drones son lanzados desde «barcos de pesca» para pasar desapercibidos. Lo más curioso es que el autor del reportaje asegura que muchas de estas grabaciones obtenidas por los drones chinos, son utilizadas, a modo de reclamo, para vender con garantías su tecnología a otros países. El problema sería resolver si todos los avistamientos UAPS/DRONES/OVNIS denunciados por la marina obedecen a la misma causa o si estamos tratando con fenómenos diferentes. Sin duda el asunto de los OVNIS del Pentágono está adquiriendo cada vez más relevancia y la opinión pública espera una respuesta a la altura de las expectativas.

José Antonio Caravaca


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir
Continue Reading

Internacional

#BLM, #Black Lives Matter es una organización terrorista. Pero también es una piara infecta de malnacidos (VEAN EL VÍDEO)

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Compartidos

Cuando determinados seres crean un espíritu de grupo alrededor de su color de piel, sucede una cosa muy curiosa. Si ese color de piel es blanco, el populacho ignorante califica a esos seres de “racistas”. De “supremacistas blancos” y de “terroristas, criminales y asesinos”.

Cuando determinados seres crean un espíritu de grupo alrededor de su color de piel, y ese color es negro, Lo que sucede es que el populacho ignorante les aplaude porque “fomentan el orgullo de su raza”, “desean recuperar su cultura” (¿Qué cultura?) y se “empoderan” (fumando crack, la mayor parte de ellos).

Loading...

Pero cuando ese grupo de seres unidos por ser negros entran en un cementerio, y se graban así mismos bailando de manera ridícula encima de las tumbas de soldados blancos de su propio país muertos en combate, y van más allá, y en lugar de guardarlo en secreto, lo publican sin la menor verguenza, a cara descubierta y desafiando a la justicia, a la sociedad y al resto de los ciudadanos, lo que ellos esperan es que los racistas, criminales y supremacistas blancos se arrodillen ante ellos.

Y así seguirá siendo, mientras no se escarmiente de la forma más dura y contundente posible a esta piara de hijos de puta.

 


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Compartidos
Continue Reading

Internacional

¡VIVA LA IZQUIERDA! Bebés a cambio de comida, el dantesco capítulo del hambre en Venezuela

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Una banda delictiva ofrecía 800 dólares a embarazadas venezolanas de bajos recursos, luego eran llevadas a clínicas colombianas para dar a luz y los bebés los enviaban a Europa.

En Venezuela hay hambre.

Las neveras vacías y la nula calidad de vida están llevando a las madres venezolanas a entregar a sus propios hijos a cambio de dinero para poder comer.

La situación que atraviesa el país es preocupante. Para 2019 estaba entre las 10 peores crisis alimentarias en todo el mundo. Cerca de 9,3 millones de venezolanos requirieron asistencia alimentaria de emergencia, es decir, 32 % de la población total, según la Red Global contra las Crisis Alimentarias del Programa Mundial de Alimentos.

Loading...

La realidad respalda esas cifras, los sectores más vulnerables se enfrentan a una dolarización de facto que convierte a los alimentos en bienes de lujo. Ni siquiera el pírrico aumento del salario mínimo a 3,40 dólares ordenado por Maduro permite acceder a la canasta alimentaria, valorada en casi 230 dólares. Para la cúpula chavista el tema no tiene importancia siempre y cuando ellos tengan sus propios privilegios.

Las personas de bajos recursos son las más perjudicadas y justo allí es donde las bandas delictivas ven la oportunidad. Recientemente uno de estos grupos delictivos fue desarticulado por autoridades colombianas. Se dedicaba a contactar a venezolanas embarazadas y les compraban sus bebés por 800 dólares.

El modus operandi

La banda ganaba unos 2000 euros por cada bebé exportado a Europa, detalló el director de Migración Colombia, Juan Francisco Espinosa, luego del arresto de los implicados.

«Estas mujeres tenían el apremio económico. La dificultad en Venezuela es muy grave y les ofrecían 800 dólares que allá es demasiado dinero porque el salario mínimo no cubre ni 1 % de la canasta familiar”.

Dentro del modus operandi, las futuras madres eran contactadas en la zona fronteriza, tanto del lado colombiano como del venezolano, dijo. Cuando nacían, los bebés eran registrados con partida de nacimiento colombiana de manera fraudulenta, luego eran enviados a través de Ecuador hacia Europa.

Pero las madres no daban a luz en cualquier parte. Una nota de El Tiempo señala que estas eran llevadas a clínicas de renombre, luego los niños eran sacados con los nombres de los padres cambiados.

Otro factor dantesco es que dentro de los cabecillas del grupo fue identificada una venezolana, quien se aprovechó de sus coterráneas e hizo negocio con el hambre. Otras cinco personas fueron capturadas. Se incautaron elementos de prueba y se detuvieron a tres personas más en flagrancia.

Producto de la desesperación

Los indicadores del reporte hecho por el Programa Mundial de Alimentos sobre el hambre en Venezuela solo llegaron hasta 2019. No fue posible llevar el registro de los años 2020 y lo que va de 2021 por la insuficiencia de datos.

Sin embargo, el informe señala que la situación seguramente empeoró. Un reporte de seguimiento de la FAO, refleja que en agosto-septiembre de 2020, el 70 % de los encuestados no tenía suficientes alimentos para satisfacer las necesidades básica o tuvo que limitar la diversidad de sus dietas, 32 % había agotado las reservas de alimentos y 11 % pasó 24 horas sin alimentos.

Este año tampoco pinta bien dada la restricción de circulación por la pandemia, la inflación y la escasez de combustible usado para el transporte de los alimentos. Todo este cúmulo de penurias genera este tipo de consecuencias dantescas producto de la desesperación.

Uno de los bebés fue rescatado antes de ser enviado fuera Colombia. Ahora está bajo el cuidado del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF). Por su parte, las autoridades están tratando de identificar cuántos fueron vendidos en total.

El hallazgo genera consternación, más aún porque no se sabe a dónde fueron a parar esos niños. Paralelamente, el hambre en Venezuela continúa en medio de la mayor crisis humanitaria de la región por la negligencia y la prepotencia de la dictadura comunista.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Continue Reading

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ESCALPELO LITERARIO Y CINÉFILO

LOS LÍMITES DE LA MENTE

LA BANDERA ESPAÑOLA

getfluence.com
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2020 all rights reserved alertanacional.es

Translate/Traducir »
<-- PAUSADO PROPELLER -->