Connect with us

Asia

Los cristianos, objetivo de la ‘fábrica del terror’ iraní

Published

on

En la imagen, la cárcel de Evin en Teherán.
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Por Uzay Bulut (Gatestone Institute).-La hija de un antiguo pastor iraní —Dabrina Bet-Tamraz— describió hace poco la persecución y el sufrimiento a los que está siendo sometida su familia tras haber sido sentenciada a una larga condena de cárcel por “delitos” relacionados con el cristianismo.

Al hablar sobre la seguridad del refugio en Suiza, donde logró huir con la ayuda de unos amigos, Dabrina Bet-Tamraz, hija de Victor y Shamiram Bet-Tamraz, declaró al Gatestone Institute:

“Fui arrestada muchas veces en Irán. Me amenazaron, y me obligaron a cooperar con el Gobierno contra los pastores, los líderes cristianos y los miembros de la Iglesia. Me retuvieron en custodia sin ninguna orden judicial, sin ninguna funcionaria mujer y rodeada de hombres.

Ahora me siento segura en Suiza, pero cuando los funcionarios del MOIS iraní [los servicios de inteligencia] publicaron en las redes sociales mis fotos y mi dirección —animando a los hombres iraníes que viven en Suiza a “hacerme una visita”— tuve que mudarme a otra casa”.

Ha pasado casi un año desde que Dabrina apeló al Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra para que interviniera y revocara las “acusaciones falsas y sin fundamento” contra su padre, su madre, su hermano y otros cristianos y conversos cristianos en Irán. La cronología de las detenciones de su familia es la siguiente:

  • En 2014, el pastor Victor Bet-Tamraz fue arrestado, junto con dos conversos al cristianismo desde el islam, durante una reunión privada en Navidad, en su casa en Teherán.

  • En 2016, Ramiel Bet-Tamraz, el hijo del pastor (hermano de Dabrina), fue detenido junto a cuatro amigos suyos, todos musulmanes convertidos al cristianismo, durante un picnic en Teherán. Fueron retenidos e interrogados en la cárcel de Evin, famosa por sus maltratos y torturas a los disidentes.

  • En 2017, el pastor Victor Bet-Tamraz y dos conversos fueron encausados y condenados a 10 años de cárcel por “actos de evangelismo” y por llevar a cabo actividades ilegales en la iglesia”.

Mientras, la mujer del pastor, Shamiram (madre de Dabrina) fue llamada al despacho del fiscal en la cárcel de Evin, y después sentenciada a diez años de cárcel por “pertenencia a un grupo con el propósito de perturbar la seguridad nacional” y por “reunirse y conspirar para cometer delitos contra la seguridad nacional”.

Todos sus familiares han recurrido sus sentencias. Aunque los recursos aún están pendientes, todos están bajo fianza y esperando la celebración de nuevas vistas.

Dabrina dijo que su familia ha estado viviendo en un limbo, algo que les está cobrando un peaje psicológico y económico en su vida y su posibilidad de subsistir:

“Están intentando sobrevivir, sin saber qué va a pasar después, sin poder hacer planes sobre su futuro. Sus vidas están en suspenso.

Viven con una constante ansiedad, impotentes, sin estar seguros ni a salvo ni siquiera en su propia casa. Son plenamente conscientes de los peligros que los rodean, pero no pueden hacer nada para protegerse. Están vigilados, controlados y con los teléfonos pinchados. Esa es su vida diaria. Cada vez que reciben una llamada, les entra el pánico: pueden ser los funcionarios de la inteligencia iraní para un interrogatorio o una vista en la audiencia.

Han congelado todo el dinero de mi padre. No tiene ingresos ahora y no puede trabajar para el Gobierno. Tiene 65 años y vive de una pensión que ni siquiera le da para comer.

Además, los interrogadores acusan constantemente a mi hermano de estar haciéndose cargo de las tareas parroquiales de mi padre, de enseñar y predicar la Biblia, ya que él no puede hacerlo”.

La parroquia, la Iglesia Pentecostal Asiria de Teherán, fue cerrada por el Ministerio del Interior iraní en 2009 por dar misa en persa, algo que las iglesias étnicas de Irán no tienen permitido. A la parroquia sólo se le permitió abrir otra vez después de que Bet-Tamraz fue expulsado y sustituido por otro líder religioso que daba misa en asirio.

Amnistía Internacional lanzó una campaña para reclamar que el Gobierno iraní “anule las condenas y las sentencias” de Bet-Tamraz, su esposa y los otros dos acusados cristianos, y que “respete el derecho a la libertad de opinión, conciencia y religión”.

El Instituto de Políticas Públicas Asirias envió una carta abierta al presidente del Supremo iraní y al fiscal general de Teherán en la que les pedía que desestimaran las acusaciones contra estos cristianos y “cese el acoso, las detenciones arbitrarias y el encarcelamiento de los cristianos, conversos incluidos, de Irán”.

El año pasado, un grupo de “relatores especiales” de Naciones Unidas sobre derechos humanos emitió un comunicado conjunto en el que pedían a Irán que “asegurara un proceso final justo y transparente” para Bet-Tamraz y los dos cristianos conversos. El comunicado decía:

“Somos conscientes de que constan otros varios casos donde los miembros de la minoría cristiana han recibido duras sentencias tras ser acusados de “amenazar la seguridad nacional” por convertir a otras personas o por ir a misas en domicilios privados.

Esto demuestra un preocupante patrón donde los individuos son puestos en la diana por su religión o sus creencias, en este caso, una minoría religiosa del país.

Los miembros de la minoría cristiana de Irán, en particular los que se han convertido a esta fe, se están enfrentando a una grave discriminación y a la persecución religiosa”.

La historia de la familia Bet-Tamraz es parte de lo que la organización pro derechos humanos International Christian Concern ha llamado la “fábrica del terror iraní”, cuyo objetivo son los cristianos:

En Irán, cualquier práctica que contradiga al islam se considera una amenaza a la seguridad nacional, duramente castigada por el poder juidicial.

Los tribunales revolucionarios se crearon para velar contra todas las amenazas al islam. Estos tribunales se han desarrollado y convertido en una máquina bien engrasada de opresión que actúa con impunidad bajo la protección del Estado. Los juzgados están estrechamente entrelazados con el Ministerio de Inteligencia. Los jueces tienen a su disposición a las Guardias Revolucionarias (la policía secreta) y una red de cárceles utilizada para torturar e interrogar a los cristianos.

Según International Christian Concern, Mike Ansari, de Heart4Iran, una parroquia cristiana iraní, dijo sobre las víctimas de este sistema judicial: “Si te retractas y te arrepientes, irás a la cárcel. Y si no lo haces, te matarán”.

El informe de International Christian Concern añadía:

“En el código penal no hay una guía para los jueces en lo relativo a los musulmanes conversos. Los cristianos pueden enfrentarse a elevadas multas, a detenciones y largas condenas de cárcel, o incluso la ejecución, bajo la ley de la sharía. Las sentencias de los cristianos conversos dependen de la interpretación del juez y pueden no fundamentarse en nada: del ánimo que tenga el juez ese día, de lo que haya tomado para desayunar, de su interpretación de la ley de la sharía o de su nivel de odio hacia el cristianismo”.

La situación descrita, siguió explicando Dabrina, es la responsable del sufrimiento de su familia.

El juez ni siquiera ha encontrado suficientes pruebas para sentenciar a mi madre. El caso no estaba claro para él. Pidió más información y documentos a los interrogadores. Lo más probable es que admita y agrupe todos los casos —el de mi padre, mi madre y mi hermano— y los convoque a todos en la próxima vista en el juzgado.

El problema es que, como dijo Dabrina, ni siquiera se ha fijado una fecha para la próxima vista.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Asia

La esfera china

Published

on

Puerta de Tiananmen en la Ciudad Prohibida de Pekín
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Augusto Manzanal Ciancaglini*. China está envuelta por tres capas superpuestas que limitan su poder: la primera cuenta con cuatro puntos; en el oeste continúa la tensión étnica de Sinkiang y el Tíbet, mientras que en el este se reafirma el desafío político de Hong Kong y Taiwán. La segunda capa es la que forman los países rivales circundantes como Japón, Corea del Sur, Filipinas, Vietnam o India. Por último, la superpotencia estadounidense representa la tercera membrana que parece más bien una cáscara.

La capa inicial es básica, pues, China, además de jugarse la imagen ahí, solo puede encontrar la posibilidad de volverse una talasocracia a través de Taiwán, y sin Hong Kong perdería su principal centro financiero. Entretanto, en la siguiente capa debe fortalecer la cooperación con contrapesos como Pakistán.

Estados Unidos, la parte más maciza que restringe la vaga voluntad imperialista del gigante asiático, continúa siendo obstáculo y oportunidad en el ámbito económico. En la guerra comercial la respuesta china es moderada. Sin embargo, Washington presiona cada vez más, olvidándose que no está tratando con un país dependiente como México; aunque los aranceles sean nocivos, Pekín está en posición de contrarrestarlos.

En un plano geoestratégico, China espera obligar a las fuerzas estadounidenses a operar lo más lejos posible de sus propias costas, actitud defensiva que, junto a la avidez mercantil, puede terminar siendo un impulso.

El esquema de las tres capas sobre China se complica cuando aparece en escena Rusia. Ante la guerra comercial y las sanciones, es lógico que se consolide el acercamiento entre Moscú, que espera las amenazas desde el oeste, y Pekín, que las observa en el este.

Frente a la conexión sino-rusa en tecnología, energía, defensa y seguridad, resurge el ejemplo de Kissinger: esta vez el oso es más fácil de amaestrar que el dragón. Para fracturar la aproximación de ambos colosos, Washington debe potenciar los inveterados temores de muchos rusos, los cuales se intensifican por el avasallamiento económico de China sobre las áreas de influencia de Moscú. Muchos analistas rusos piensan que China, por su necesidad de energía y territorio, es la principal amenaza para su país; las antiguas disputas fronterizas son un recordatorio.

Las contradicciones se manifiestan por medio de los entrecruzamientos con rivales y aliados: Pekín compra tecnología de defensa en Ucrania, al tiempo que Rusia suministra armas a Vietnam o India.

Asimismo, la creciente búsqueda de influencia de Moscú en África se toparía con la omnipresencia de China en ese continente, o sea, los roces se propagan por toda la Isla-Mundial conceptualizada en la teoría del Heartland.

Por todo esto, la asociación estratégica de China y Rusia no parece dirigirse hacia una sólida alianza, sino a una colaboración pragmática en determinados sectores.

Por su parte, al asimilar su papel de única superpotencia, Estados Unidos se despoja del ánimo imperialista para adoptar un carácter imperial más maduro que reconoce la necesidad de dosificar sus fuerzas ante el desgaste del poder exclusivo. No obstante, seguirá haciendo lo de siempre: superar tecnológicamente irradiando su cultura, dividir con la diplomacia y desgastar militarmente desde el mar controlando el comercio, es decir, fortalecer cada una de las capas.

*Politólogo


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Asia

El nuevo líder de Daesh se “estrena” con el asesinato de un sacerdote católico en Siria

Published

on

El sacerdote sirio asesinado, Joseph Bedoyan - Twitter
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

El Papa Francisco expresó hoy su pésame a la comunidad armenio-católica de Siria, después de que el grupo terrorista Estado Islámico (EI, Daesh por su siglas en árabe) asesinara el lunes al sacerdote Joseph Bedoyan y a su padre. “Deseo manifestar mi cercanía a la comunidad armenio-católica de Kamichlié, en Siria, reunida para las exequias de su párroco, el sacerdote Joseph Bedoyan, asesinado ayer junto a su padre. Rezo por ellos, por sus familiares y por todos los cristianos de Siria”, publicó el pontífice en su perfil de la red social Twitter.

Daesh asesinó ayer a ese párroco de la iglesia armenia-católica y a su padre en la ciudad de Qamishli, en el noreste de Siria, en el primer atentado contra un religioso cristiano desde que Abu Ibrahim Al Qurashi asumió el liderazgo del grupo radical el pasado 31 de octubre, cuatro días después de la muerte de Abu Bakr al Bagdadi durante una operación de Estados Unidos en el noroeste sirio.

Pese a que Daesh aseguró que se trataba de dos sacerdotes, fuentes locales indicaron que los fallecidos son un sacerdote y su padre.

Las milicias kurdosirias de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD) acabaron con el último reducto del califato en Siria a finales de marzo, pero el grupo radical mantiene numerosas células activas en la región y los atentados son habituales en esa zona del este del país.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Asia

Turquía: los derechos de las mujeres, sistemáticamente violentados

Published

on

Policías antidisturbios actúan para dispersar a las participantes –en su mayoría mujeres– en la "17ª Marcha Nocturna Feminista, el 8 de marzo de 2019, en Estambul.
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Por Uzay Bulut.- El Día Internacional de la Mujer arrancó en Estambul con el asesinato de una mujer a manos de su novio. Unas horas más tarde, miles de manifestantes, en su mayoría mujeres, participaron en la 17ª Marcha Nocturna Feminista, en la que fueron atacadas con espray de pimienta por los antidisturbios, que intentaron disolver la manifestación anual del 8 de Marzo, que se viene celebrando en el país desde 2003. Este año, sin embargo, la Policía turca la declaró “no autorizada”, y cerró todas las calles que conducían a la avenida donde iba a tener lugar. Hubo choques entre la Policía y las mujeres que lograron sortear las barricadas.

Lo anterior funge de indicio de cómo se violan habitualmente los derechos de las mujeres en Turquía. Y no sólo es cosa del Gobierno; también, a menudo, de sus propios familiares.

Sólo el año pasado, 440 mujeres fueron asesinadas por hombres, y al menos el 60% de esos asesinatos fueron cometidos por maridos, novios, exmaridos, exnovios, familiares cercanos u otros parientes, según un informe de la We Will Stop Femicide Platform [Plataforma Detendremos el Femicidio]. Los asesinos del 37% de esas mujeres no han sido identificados.

Por otro lado tenemos un informe redactado por Sezgin Tanrıkulu – representante de la principal formación opositora, el Partido Popular Republicano (CHP)– y que incluye datos como los que siguen:

15.034 mujeres han sido asesinadas desde que la formación del presidente Recep Tayyip Erdogan, el Partido para la Justicia y el Desarrollo (AKP), llegó al poder, en 2002.

  • En 2002 fueron asesinadas 66 mujeres; en 2018, 440.

  • Turquía se sitúa en el puesto 131 (de 144) en participación de las mujeres en el mercado laboral y en la política.

  • La participación en el mercado laboral de las mujeres con edades comprendidas entre los 15 y los 64 años es del 34,6%. La de los hombres en la misma franja, del 73,4%.

  • Ha habido un aumento los asesinatos de mujeres en el trabajo o de camino al trabajo.

Según el informe del Banco Mundial Las mujeres, los negocios y la ley: una década de reformas (2019), Turquía es el 85º país (de 187 evaluados) en lo relativo a los derechos económicos de las mujeres.

El referido documento analiza cómo se han visto afectadas las perspectivas de las mujeres en lo tocante al empleo y el emprendimiento en los últimos diez años a causa de la discriminación de género. Turquía obtuvo una calificación de 79,38 sobre 100, y recibió una puntuación especialmente baja en lo relativo a la igualdad salarial y de jubilación. La lista la cerró Arabia Saudí, con 25,6 puntos.

Según el Informe sobre la mujer en el trabajo, realizado por la Confederación de Obreros Revolucionarios turca (DISK) y basado en datos del Instituto de Estadística de Turquía (TUIK), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el Ministerio de Trabajo turco (CSGB) y la Agencia de Empleo turca (Iskur), la participación de las mujeres en el mercado laboral fue del 28,9% en 2017, mientras que la de los hombres fue del 65,1%.

En un documento reciente del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) se afirma:

“Dado que es el principal encarcelador de periodistas del mundo, no sorprende que Turquía sea el país que más mujeres periodistas tiene entre rejas. Catorce de los 68 periodistas encarcelados allí son mujeres; la mayoría han sido acusados de actuar contra el Estado”.

Por si todo lo anterior no fuese suficiente, el Gobierno turco ha presentado al Parlamento del país un proyecto de ley de “contrición” que, si se aprueba, permitirá a los hombres que se casen con menores de edad “retrasar el castigo o aplazarlo hasta el anuncio de un veredicto”.

El artículo 103 del Código Penal turco establece lo siguiente:

“Cualquier persona que abuse sexualmente de un menor será sentenciada a entre tres y seis años de cárcel. El abuso sexual [incluye] los intentos sexuales contra menores de quince años o contra los que hayan alcanzado los quince años pero carezcan de la capacidad de entender las consecuencias legales de dicho actos”.

El nuevo proyecto de ley, cuya votación está prevista para antes de las elecciones municipales del próximo día 31, pretende rebajar la edad en que las relaciones sexuales con un menor (bajo el manto del matrimonio) son consideradas un delito de los 15 años a los 12. Si se aprueba, perdonará los delitos cometidos en matrimonios infantiles por aproximadamente 10.000 hombres que están actualmente en la cárcel con sentencias relacionadas con abusos de menores.

El Gobierno de Erdogan presentó un proyecto de ley similar en 2016, pero fue retirado a consecuencia de la reacción negativa de las organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres y la opinión pública.

El actual intento también ha causado indignación. La Plataforma de Mujeres 103 del TCK [Código Penal turco], que engloba a 157 organizaciones de mujeres y LGTB, lanzó un comunicado en enero donde pedía que el Ejecutivo retirara la moción. En él se decía:

“Esa amnistía blanquearía (…) y fomentaría (…) los ‘matrimonios’ ilegales con menores (…) También desalentaría a las víctimas a apelar a los mecanismos legales y reintroduciría en la legalidad el concepto de ‘matrimonio con los violadores'”.

El 10 de marzo, dos días después de que la Policía disolviera la marcha de las mujeres en Estambul, Erdogan –que ya dijo que las mujeres no son iguales a los hombres– acusó a las participantes de faltar el respeto al islam. No sorprende, ya que las escrituras islámicas enseñan que los hombres son responsables de las mujeres y que las mujeres tienen menos valor que los hombres a la hora de heredar o de testificar ante un tribunal, por ejemplo.

La teología islámica también condona la violencia contra las mujeres, los matrimonios con menores, la esclavitud sexual y la poligamia, mientras que niega a las mujeres el derecho a tomar incluso las decisiones más básicas sobre sus propias vidas, como las relativas al divorcio o la vestimenta.

Cuando esas actitudes son sostenidas y promovidas por un Gobierno islamista autoritario como el de Erdogan, el resultado es menos igualdad de género y más maltrato a las mujeres.

Sin embargo, Turquía organizó una conferencia en Nueva York el pasado día 13, en el marco de la 63ª Sesión del Comité de la ONU sobre la Situación de las Mujeres, titulada El papel de las políticas favorables a las mujeres en el empoderamiento de las nuevas generaciones. Allí, la ministra turca de Trabajo, Servicios Sociales y Familia, Zehra Zümrüt Selçuk, presumió de los esfuerzos de su país por reforzar la igualdad entre hombres y mujeres, que dijo que incluían reformas legales y una política de “tolerancia cero hacia la violencia contra las mujeres”.

Selçuk presentó después el Documento Estratégico y Plan de Acción para el Empoderamiento de las Mujeres de su Gobierno.

El hecho de que esta conferencia tuviera lugar sólo cinco días después de que en Estambul se impidiera a las mujeres participar en el Día Internacional de la Mujer y sólo dos semanas antes de que el Parlamento turco tenga previsto votar sobre una ley que beneficia a los hombres que se casan con niñas provee más pruebas de cómo el régimen de Erdogan no dice la verdad al mundo occidental sobre las clamorosas violaciones de derechos que se perpetran en Turquía.

(Gatestone Institute)


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement Enter ad here
Advertisement
Advertisement
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: