Connect with us

Opinión

Pablo VI y la Encíclica Humanae Vitae: ahí empezó todo

Published

on


En 1965, Pablo VI dejó claro que también había normas en la cama. Y eso sí que no.


Advertisement
2 x COMMENTS

Opinión

Bertrand Ndongo deja KO a Cristina Fallarás

Published

on


“Se ha convertido en una estrella del partido porque es negro y racista. Ahora además apoya a los violadores de una menor. O sea, apoya la violación. O sea, apoya la pederastia” (Cristina Fallarás).

 

Estas “cariñosas” palabras dedicó a Bertrand Ndongo. Por tan sublime retórica, la musa estalinista comparecerá ante un juez acusada de delitos de injurias y calumnias. ¡Qué será eso para una comunista!

Vaya por delante todo mi apoyo y solidaridad con el bueno de Bertrand, cuya imperdonable herejía es ser de VOX, amar a España y negarse a someterse a los enfermizos dogmas del rojerío más retrógrado.

Loading...

A Dios gracias, tengo la inmensa dicha de no saber nada de semejante charlatana profesional; ni la conozco ni la quiero conocer. Cuestión que me ha obligado, para mi desventura, a tener que escudriñar información sobre la citada, cuya prosaica prosa le hace merecer el Premio Nobel de Literatura y el Premio Pulitzer de Periodismo, como mínimo. ¡Qué “talenta” tiene!

Hecho que de no haber ocurrido, me refiero a la concesión de tan prestigiosos galardones, es por la estructura machista y heteropatriarcal dominante, el famoso techo de cristal solo visto por las sectarias adoradoras de la religión de la sacerdotisa Montero, y no por falta de méritos artísticos por la “aspiranta” a condenada por bocachanclas.

 

Viendo su etílico proceder, antes será penada que premiada.

Fruto de la búsqueda sobre las desagradables andanzas de la injustamente no laureada, me encuentro con otra sarta de insultos: “Algunos son ignorantes porque, como Bertin Osborne, no tienen nada dentro. Pero otros son peligrosos. Porque rebatir esto es una forma de agredir y maltratar a las mujeres”. Para ella, todos los hombres somos culpables.

Madre de Dios, este ser, cuyo género evitaré citar por miedo a caer es sus fauces, se muerde la lengua y muere envenenada. Viéndola, urge la visita a un veterinario, un mecánico o un exorcista, dado que es claro como el agua que algo no funciona bien por esa vaciada testa roja.

Estimado lector, ¿por qué ocurre esto? ¿Por qué se permite el lujo de insultar tan gravemente a Bertrand, Bertín y otros? ¿Casualidad o intencionalidad?

Yo lo tengo muy claro, lo que subyace bajo este mar de desprecio a Bertrand y a los que como él pensamos es la falsaria por inexistente superioridad moral roja. Que no es superior ni moral pero sí asquerosamente zurda.

Son los efectos de la ausente batalla ideológica por parte de una quimérica derecha -el PP- que nunca ha levantado la voz por miedo a ser señalada. El mismo partido que, lejos de dar esa benemérita cruzada, ha asumido como propio todo el argumentario izquierdoso. Todo. Eso sí, a cambio, la izquierda, le ha perdonado la vida y le ha entregado el carnet de demócrata.

Futo de ello, la hermandad de las izquierdas de España, que no españolas, está muy mal acostumbrada a marcar a rajatabla qué se puede decir, hacer o pensar, so pena de ser quemado públicamente en sus piras mediáticas: los subvencionados platós televisivos donde se cultiva el comunismo, pero con un toque chic. Que no se note lo que es: la mayor lacra sufrida por la humanidad.

El mal rojo encarnado en este aquelarre de brujas sin escoba pero con dosis ingentes de rencor, resentimiento y odio, se emplea a fondo para atacar sin piedad a quien ose disentir de sus falsos credos. Ya lo dijo la exvicepresidente del Gobierno: “A la mujer hay que creerla sí o sí”, salvo que sea la niña abusada por el exmarido de Mónica Oltra o las niñas violadas y prostituidas que estaban bajo tutela del Gobierno de Baleares. Y si la víctima es de derechas, silencio cómplice rojo. Algo habrá hecho, dirán.

Esta ecuación perfecta -falsa superioridad moral, verdadera supremacía hembruna y cobardía patológica pepera- ha supuesto una formula tan exitosa que le ha llevado a cotas de ilimitado dominio social a la izquierda, llegando a imponer su biblia ideológica hasta que, a Dios gracias, llegó VOX.

¿Vemos cuál es la causa del odio que profesan a VOX? El pánico a que este partido, al que Bertrand y un servidor pertenecen, querido lector, haga estallar en mil pedazos todo el inventado relato rojo, y acabe con el brillante negocio de irreal equilibrio tan productivo para la siniestra. Porque VOX ha tenido el coraje y la valentía de levantar todas las banderas de aquellas causas que justamente lo merecían. Que no se amedrenta ni retrocede ante las embestidas del rojerío, y que henchido de orgullo luce como medallas los insultos que éste les dedica. Con VOX se acabó la era de superioridad política zurda.

Ayer fue Bertín Osborne, hoy Bertrand Ndongo y mañana puede ser cualquiera de nosotros, salvo la colección de cobardes que prefieren hincar la rodilla ante el mal rojo y realizar la obligada genuflexión para comprar su perdón.

Para finalizar las presentes, es obligado mandar un mensaje de cariño y ánimo a Bertrand, porque tiene la ley, razón y la moral de su parte. Porque cuando ocurren estos ataques tan despreciables como los que él ha sufrido, la equidistancia es sinónimo de complicidad. Mirar para otro lado mientras suena el ruido del silencio espurio nos define como cobardes, como seres que merecemos la “doctrina Fallarás”.

Berdtrand no solo se está defendiendo de acusaciones muy graves, sino que está defendiendo el legítimo derecho a mantener sus principios y convicciones sin ser linchado públicamente. Bertrand, independientemente de lo que ocurra en el juicio, al dar esta batalla, ya ha ganado, porque ha demostrado que no se asusta ni asustará, y que no hay “Fallarás ni Grisos” suficientes para hacerle retroceder.

Adelante Bertrand, sin miedo a nada ni nadie.


Continue Reading

Opinión

«Propietario de España» por José Luis Rodríguez

Published

on


Una conversación con un patriota suele ser interesante, más cuando tu interlocutor es prácticamente un desconocido, y siendo militar, aborda el nacionalismo de manera natural.

La atenta escucha a su argumentario puede abrir ventanas que hasta el momento te habían pasado desapercibidas. Con total decisión se definió como propietario de España, afirmación que captó de inmediato mi atención y dio pie a su exposición.

Loading...

Afirmó ser poseedor de un Documento Nacional de Identidad del Estado Español, lo que le convierte en ciudadano de pleno derecho y por tanto, en soberano, según dicta la Constitución en su artículo primero. Y por tal motivo, las decisiones que requieran cambios en la propia Constitución le han de ser consultadas mediante referéndum.

Razón no le falta, y si el conjunto de los españoles tuviesen tan claro éste concepto, otro gallo cantaría, y bien, porque de no ser así, la decisión de desplumarlo estaría en nuestra mano.

Ante circunstancias poco habituales, me esfuerzo en utilizar el pensamiento lateral, observando desde diferentes puntos de vista para realizar un análisis más preciso y obtener un resultado objetivo.

Encuentro en esa afirmación una nota preocupante. Si ser poseedor del DNI te otorga la calidad de ciudadano de pleno derecho y el respectivo título de propietario de España, de una parte de un todo indivisible, a partir de aquí, los nacionalistas catalanes también son propietarios del territorio nacional, lo que no les autoriza en ningún modo a reclamar para sí parte de una tierra que nos pertenece a todos lo españoles por igual. La teoría de la independencia, si ésta se encontrara dentro del marco legal, que no es el caso, debería ser sometida mediante referéndum a todo el pueblo español, catalanes incluidos.

Repito, no es el caso. Me preocupa el número de NIEs expedidos a diario, entiendo el efecto llamada y la ausencia de control en la inmigración ilegal, no como un acto solidario, ni como mano de obra necesaria, sino como la entrega de nuestra propiedad a extraños con intenciones destructivas para la Nación, siendo destacables los privilegios que se les otorgan por encima de los nativos y el trasfondo malintencionado disfrazado de solidaridad y socialismo.

Eso es el papeles para todos, otra forma de dinamitar los cimientos de la Madre Patria, señora «Ninistra». Y es que eso de la matria es para otorgarle un Premio Darwin.

Supongo, que usted que es Ministra ya sabe de qué va, pues muchos de sus camaradas han recibido una o varias nominaciones, pero usted, se lo llevó al vuelo. Así pues, considere su estatus de propietario de España como equivalente a un título de Lord inglés, y defienda sus tierras como tal, y no deje de nominar al Darwin a cuanto mentecato reluciente encuentre, para corregir actitudes cretinas y carentes de talento, eso hará bien a su espíritu.

 

José Luis Rodríguez


Continue Reading

Opinión

«Icebergs», por José Luis Rodríguez

Published

on


¿Cómo estarán las apuestas tras las bambalinas del Congreso de los Diputados, que PP y PSOE, eternos rivales de ideologías opuestas se plantean pactar para mantener a Vox alejado del poder?

Traicionarán de facto y sin disimulos, no sólo a sus votantes, también a su propia filosofía, a la cimentación sobre la que edifican sus formaciones políticas y a cualquier resquicio de rectitud moral.

Loading...

Esta es una de esas reflexiones que le harán asentir con la cabeza según va leyendo, pero que no recordará, (me atrevo a apostar por ello), cuando vuelva a encontrarse usted en un colegio electoral.

Que gane el mejor es una utopía, condicionada por una ley electoral que premia al insignificante y al traidor en coalición.

Sobre las vergüenzas de los partidos mayoritarios, no tengo nada que decir que no se sepa, ni nada que sus votantes no estén dispuestos a perdonarles, según parece, por lo que no merece la pena el esfuerzo.

El resto de recoge nueces, presentes como el primo tonto del pueblo en la cena de Navidad, porque es de la familia y no queda más remedio, seguirán haciendo su papel fielmente, sin duda.

Abrirán la boca bien para engullir, o bien para ofender al resto. Es fácil tapar una neurona con una bandera, lo difícil es taparse las vergüenzas.

Pocas opciones quedan, los morados, haciendo el lila, y los naranjas cavando su propia fosa a marchas forzadas. Han alcanzado tal profundidad que apenas se escucha el eco de los supervivientes.

Cualquier persona puede cruzar España “saludando” a los políticos sin perder las ganas, es un meme que circula por las redes, al que yo añado, más de una vez.

Como persona libre e independiente, me permito saludar a todos, con ambas manos.

Vox tiene un gran equipo en Madrid, y una cola interminable en la ventanilla de afiliaciones.

Su número creciente de votantes, formado por personas de diferentes procedencias, pero con un sentido vivo de recuperar España, son su mejor baza.

Una cosa el el Dream Team de Madrid, y otra muy diferente son los equipos provinciales y locales.

En éstos últimos, hay de todo, como en cualquier formación de Compromis, por poner un ejemplo.

No es la primera vez que se seleccionan las manzanas del canasto, y se apartan aquellas que por ser de mayor tamaño, más brillantes o más vistosas, destacan, para que no desmerezcan al resto.
Visualmente ese truco puede funcionar, a costa de reducir considerablemente la calidad media del canasto entero. Yo me entiendo.

Del iceberg, como de cualquier partido, incluido Vox, sólo es visible la parte que asoma sobre la superficie.

No se equivoquen, les deseo un gran éxito, tan grande que les permita gobernar sin que otros empañen sus acciones, ni limiten sus movimientos, pero parece que las cartas ya se están repartiendo, y a esta mesa de tahúres, será difícil ganarles la partida.

Además, hay que tener fondos para hacer frente a tales apuestas.

¿Y entonces, ¿qué?

El que tiene afinidad, convicción o beneficio procedente de su voto, hará lo propio.

El que quiera contribuir, mostrando su rechazo a tanto borrego ministerial, lo que no puede hacer es quedarse en casa, debe ir a votar, y votar en blanco.

No sirve de mucho, no con ésta ley electoral basura, pero quedarse en casa equivale a darles permiso a seguir haciendo a su antojo.

O elegir una opción que garantice el voto blanco computable, y ahí, justo ahí, es donde la cosa se pone interesante.

Pero como dije al principio, no se acordará de ésto cuando se encuentre ante una urna, o viendo la tele en casa.

¿A qué hora es el partido?
¿A que ya lo ha olvidado?

 

 

 

 

José Luis Rodríguez. 


Continue Reading

Opinión

«Aparcando» Por José Luis Rodríguez

Published

on

Comparta este artículo.

Mis felices tiempos de ciclista acabaron en urgencias, con una clavícula y varias costillas que tardaron más de un año en volver a ser medianamente sólidas.

Ahora, utilizo el coche, infinitamente más caro; la letra, el seguro, mantenimiento, consumo, impuestos, garaje y alguna multa para redondear, y, además, contaminante. La cosa no acaba aquí, ya que coger el coche sí que es un deporte de riesgo: Te santiguas a tu San Cristóbal y te enfrentas a una jungla de peatones despistados, pilotos de rally, repartidores a los que las luces de emergencia les permiten cortar calles, gente que no tiene prisa, ciclistas, semáforos, la entrada al cole, zumbados en patinete, el camión de la basura, vendedores ambulantes….

Y así, en 25 minutos llegas a tu trabajo, cuando caminando tardas 20, ¡¡y aún tienes que aparcar!!

Loading...

Han llenado las ciudades de aceras inmensas, de zonas verdes, convertidas en campos de minas de buena suerte de procedencia canina, hábitat natural de especies exóticas agresivas con los autóctonos, o mercados ilegales improvisados a las puertas de comercios tradicionales y PYMES.

Luego, han desaparecido los aparcamientos libres, transformados en zonas azules y verdes.

En las azules pagas sí o sí.

 En las verdes, si eres vecino, ya has pagado, pero si no encuentras sitio, vuelves a pagar.

También tienes contenedores, zonas de minusválidos, zonas de motos, vados, prohibiciones varias, bolardos, obras… y cuando por fin divisas un hueco donde poder aparcar, el simpático de turno aparcó de tal manera que inutiliza ese espacio, al menos, si tienes intención de bajarte del coche después, o directamente, ocupó dos plazas.

Soy totalmente contrario a la grúa, porque soy muy quisquilloso a la hora de aparcar, e incapaz de dejar el coche mal estacionado o estorbando, ni siquiera un minuto.

Por eso, en vez de grúa, los ayuntamientos deberían contar con apisonadoras, que dejasen los vehículos mal estacionados con el mismo grosor de un folio. Así ya no molesta.

Tampoco sería necesario agobiar al propietario con multas y recursos, y, además, garantiza por completo que ese vehículo no volverá a impedir la libre circulación de los vecinos que si respetan las normas.

Se le cobra al infractor la tasa de recogida y reciclaje de residuos sólidos y listo. Treinta minutos después, aparcas, a otros diez minutos andando de la oficina.

Balance, 65 minutos en coche, y cabreado equivalen a 20 minutos caminando. ¿La bici, deporte de riesgo? Será para las arcas municipales…. Cuando el clima lo permite, me voy andando, y con el tiempo que me sobra, me quedo de pie al lado de un coche, con móvil en la mano, a ver cuántos paran, ¡bajan la ventanilla y me preguntan si me voy en el tiempo que me fumo el cigarro antes de entrar a fichar…

¡Es mi pequeña venganza!


Comparta este artículo.
Continue Reading

DONACIÓN SEGURA Y ANÓNIMA CON CRIPTOMONEDA:

Donate

Accede al canal de YOUTUBE de Inés Sainz

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ESCALPELO LITERARIO Y CINÉFILO

LOS LÍMITES DE LA MENTE

«ARAVASYLESVOTAS»

LA BANDERA ESPAÑOLA

Autosurf Websyndic
Advertisement
Advertisement
Advertisement
es Spanish
X
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com

¡Comparte!

Si le ha gustado -o no- comparta este artículo