Connect with us

España

Radiografía del Golpe de Estado del 28-A (2): el voto de los fantasmas

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por Laureano Benítez Grande-Caballero.- Partamos de un interrogante sencillo: ¿de qué manera se pueden adulterar hoy en día unas elecciones? Es un hecho irrefutable que es muy difícil manipularlas en los colegios electorales, donde el voto presencial y el control de representantes de los partidos la hace prácticamente inviable ―excepto en los territorios komanches del País Vasco y Cataluña, donde la violencia independentista provoca que no haya apoderados de algunos partidos en todas las mesas―, lo cual nos lleva a la conclusión de que solamente hay dos métodos para el pucherazo: el voto por correo, y el fraude informático.

Desde siempre, el voto por correo ha sido el condimento más relevante para «cocinar» los pucheros electorales, dado que, al no ser presencial, se puede suplantar la identidad y el voto de los ciudadanos con cierta facilidad, algo que es prácticamente imposible en el voto presencial.

Loading...

La modalidad más rudimentaria y alevosa de falseamiento del voto por correo consiste, lisa y llanamente, en que, una vez depositados los votos en Correos, los sobres se abren, se quitan las papeletas que no interesan, y se cambian por aquellas del partido o partido que se pretende favorecer. ¿Se puede hacer esto?: evidentemente, sí, pues los sobres de autopegado no ofrecen gran dificultad para su apertura. Sin embargo, debe resultar farragoso y sumamente complicado adulterar una cuantía de votos que en las últimas elecciones ascendió a 1.351.659.

La única manera de evitar esta trampa sería custodiando el voto en los Juzgados, con fuerzas de la Guardia Civil, lo cual haría más difícil su manipulación, algo que no presenta tanto problema si se almacena en las delegaciones de Correos.

El 5 de marzo de 2019, la Dirección General de Correos ―a cargo de Juan Manuel Serrano, hombre de confianza de Pedro Sánchez―, publicaba el ANEXO de Instrucciones sobre la colaboración de Correos en las elecciones a las Cortes Generales y Valencianas, en una de cuyas disposiciones se afirma que «Los sobres con votos por correo dirigidos a las Mesas Electorales que se vayan recibiendo en destino serán dados de alta en Unidad-Sección (SGIE), el mismo día que se reciban, y se conservarán debidamente custodiados en las dependencias de Correos que se designen por la Dirección de Zona, hasta el día 28 de abril de 2019».

¿En qué sentido deben entenderse las palabras debidamente custodiados? ¿Quién y cómo custodiará esos votos? Nadie lo sabe.

La otra manera de falsear el voto por correo consiste en alterar el censo electoral, de manera que, o bien permita aumentar el número de votantes por correspondencia, o suplantar la identidad de un determinado número de votantes, a los que se purga de su colegio electoral para hacerles votar por correo en otro distrito que interese a los organizadores del pucherazo. En uno y otro caso estamos ante votantes-fantasma, cuya fantasmagoría viene o del voto ficticio, o del suplantado.

Inflar el censo para fabricar votos por correo de personas que no existen, pero que han sido registradas fraudulentamente en las mesas electorales, es una vieja técnica pucheril, sobre todo en los tiempos en los que había poca población electora, y se ejecutaba por el procedimiento de hacer votar a los muertos. En teoría, este procedimiento falsificador debería haberse abandonado, dado que el número de votantes ha aumentado significativamente, por lo cual sería necesario inventarse muchas papeletas falsas para influir en el resultado. Sin embargo, los procesos electorales modernos tienen a su servicio dispositivos tecnológicos lo suficientemente sofisticados como para facilitar esta tarea. Es así como, del voto de los muertos, hemos pasado al voto de los fantasmas, de los votos creados por códigos de barras.

En el ANEXO ya citado, en su Disposición Segunda, 1 b, se especifica claramente que se exime de la exigencia de que la solicitud de voto por correo sea presencial, como se afirmaba anteriormente en este mismo apartado, unos párrafos más arriba:

«Ello no obstante, se ha autorizado la utilización de modelos de solicitud de voto por correo obtenidos electrónicamente mediante descarga e impresión, los cuales consecuentemente no son autocopiativos. Estos impresos de solicitud son perfectamente válidos, si bien en estos casos, y con carácter previo a su admisión, se habrá de cotejar que los datos recogidos en el ejemplar para la Delegación Provincial de la Oficina del Censo Electoral son idénticos a los que figuran en la copia para el interesado.

Igualmente el elector puede aportar una solicitud de voto por correo previamente cumplimentada de manera telemática, a través de un enlace que a esos efectos ha habilitado el Instituto Nacional de Estadística, junto con su copia. En estos casos, el empleado de Correos deberá efectuar las mismas comprobaciones descritas para los modelos anteriores (identidad del elector y coincidencia de la firma), y estampar el sello de fechas tanto en la cabecera del documento principal como en la copia, así como llevar cabo el resto de formalidades. La grabación de la solicitud en IRIS se realizará capturando mediante el lector óptico la información contenida en la nube de puntos incluida en la solicitud, y aceptando la admisión».

Esta disposición significa, nada más y nada menos, que no es necesario presentarse personalmente en las oficinas de Correos para inscribirse a la hora de solicitar el voto por correo, lo cual favorece los votos fraudulentos, lógicamente, porque alguien con una identidad falsa ―ficticia o suplantada― puede acceder a este sistema de votación telemática, donde es más difícil comprobar la identidad del votante.

Pero esta exención de presencia física a la hora de tramitar la solicitud de voto por también se extiende a la certificación del sobre de votación: «[…] Según doctrina reiterada de la Junta Electoral Central, no se exige que el elector acuda personalmente a la oficina de Correos para certificar el sobre de votación, por lo que no es necesario requerir su identificación a esos efectos». Genial.

Esta metodología de alteración del voto por correo cuenta con un problema, consistente en que no se puede inflar en demasía, ya que esta maniobra cantaría mucho, y más en el caso de que no hubiera mucha separación temporal entre dos elecciones consecutivas. Para solventar este inconveniente, está claro que hay que manipular el censo purgando a un determinado número de electores, para así equilibrar la balanza entre los desaparecidos y/o suplantados, y los añadidos.

Lógicamente, esta operación exige perentoriamente que los electores que se eliminen no sean del partido al que se quiere favorecer con el pucherazo, porque esto sería un contrasentido. Así pues, hay que borrar del censo a votantes enemigos.

¿Se puede hacer esto? Nuevamente la respuesta está en que la tecnología actual presenta unas cloacas pestilentes donde es posible quitar del censo a los votantes que se consideren sospechosos de militar en una ideología contraria a los intereses del partido que ejecuta el fraude, sospecha cuyo fundamento es proporcionado por el espionaje a que somos sometidos en la Red por todos los partidos políticos, con cobertura legal y todo.

El 6 de diciembre de 2018 se publicó en el BOE La Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales, la cual contiene una disposición final tercera que modifica la Ley Orgánica del Régimen Electoral General de 19 de junio de 1985, y que, en su apartado 2, añade un nuevo artículo cincuenta y ocho bis, en el que se afirma:

Artículo 58 bis. Utilización de medios tecnológicos y datos personales en las actividades electorales.

  1. La recopilación de datos personales relativos a las opiniones políticas de las personas que lleven a cabo los partidos políticos en el marco de sus actividades electorales se encontrará amparada en el interés público únicamente cuando se ofrezcan garantías adecuadas.

  2. Los partidos políticos, coaliciones y agrupaciones electorales podrán utilizar datos personales obtenidos en páginas web y otras fuentes de acceso público para la realización de actividades políticas durante el periodo electoral.

Este artículo, como se ve fácilmente, posibilita el conocimiento de la ideología política de los ciudadanos, haciendo factible eliminar del censo a aquellos que, a tenor de ella, pudieran votar a una opción política no apetecida por quienes quieren ejecutar un pucherazo.

Curioso que ese maligno artículo fuera aprobado también por PP y Cs, y sospechoso que el Tribunal Constitucional lo tumbara por unanimidad el 22 de mayo, unos días antes de las elecciones del 26-M, a requerimiento del Defensor del Pueblo, que lo había impugnado el 5 de marzo, en vez de hacerlo antes del 28-M. Y resulta totalmente sorprendente que nadie lo denunciara antes, ni partidos, ni tribunales, ni fiscales… En todo caso, cuando se tumbó el artículo ya era tarde, pues no cabe duda de que nuestra ideología política ya consta en las cloacas del sistema hasta la eternidad.

Partiendo de esta premisa, es sumamente fácil purgar del censo a los votantes que no interesan. Si a esto le añadimos que es de todo punto conocido cuáles son las zonas, distritos, barrios, etc. que tienen preferencia de voto por una determinada opción política, basta con meter el bisturí en estas zonas para facilitar la purga y hacerla más eficaz.

En las elecciones del 28-A hubo reiteradas quejas de votantes que no aparecían en el censo cuando se acercaban a votar a su mesa de siempre, de la cual habían sido purgadas sin ningún motivo que los justificase. Por ejemplo, en este sentido hay testimonios de electores que habían sido purgados en los distritos de Retiro y Salamanca de Madrid, habitualmente caladeros de voto conservador.

Si el censo a 5 de marzo de 2019 era de 36.893.976 votantes, y la suma de los votos contabilizados (26.361.256) y la abstención (8.436.948) daban un total de 34.798.204, esto quiere decir que han «desaparecido» 2.095.772 votantes, cifra que nos da una idea de la magnitud de la purga. Oficialmente, se dice que este déficit se debe a que no se ha incluido el voto de los residentes en el extranjero (CERA) ―cuya cuantía viene a ser casi exactamente el número de votos desaparecidos―, pero se da el caso de que este desfase entre votos y censo no dio en absoluto en las elecciones de 2016, ―donde fue solamente de 2.813 votos―, ya que el CERA es parte del censo, y no se contabiliza nunca aparte.

Según algunos investigadores del pucherazo, podría haberse dado la circunstancia de que esos votantes purgados de los distritos conservadores hubieran votado por correo en otros distritos fijados de antemano, sin saberlo, suplantándose su identidad. También hubo testimonios sobre votantes por correo que también votaron presencialmente.

La clave de todo este proceso de falseamiento es que el voto por correo no se computa por separado, en una lista aparte, sino que, al mezclarse los sobres con el resto de sobres que ya están en la urna, es muy difícil saber cuáles corresponden al voto presencial y cuáles al voto por correo, lo cual facilita que los votos fraudulentos no puedan ser detectados, y, así, no llama la atención que la mayoría de éstos correspondan al mismo partido político.

Sobre el destino de los votos por correo ficticios o suplantados, en todo pucherazo que se precie, la técnica tramposa consiste en llevarlos a las circunscripciones electorales donde hagan falta, donde su cómputo sea más necesario. En efecto, después de todas las elecciones que llevamos en el Régimen del 78, es relativamente fácil ―sobre todo para el PSOE y el PP― conocer aquellas localidades donde, según la Ley D’Hont, el último escaño está más reñido, dependiendo de unos escasos votos que pueden orientarlo en un sentido u otro, por lo cual es ahí donde precisamente hay que enviar los votos-fantasma por correo, para que ayuden a rebañar ese último escaño en disputa. Si tenemos en cuenta que hay 52 circunscripciones provinciales, estamos hablando de la posibilidad de cambiar de orientación 52 escaños, lo cual puede alterar radicalmente el escrutinio.

Esta hipótesis sobre el papel que el voto por correo ha podido ejercer en el pucherazo del 28-A tiene también el soporte de un conjunto de datos numéricos que elevan la sospecha a límites de casi certeza.

Mientras que en los comicios del 20 de diciembre de 2015 Correos tramitó 783.415 peticiones de voto por correo de residentes en España, unos meses más tarde, en las elecciones del 26 de junio de 2016 expidió 1.452.988 solicitudes, lo cual supone que en unos meses el voto por correo aumentó el 85,5%. Impresionante: ¿tendrá esto algo que ver con el pucherazo que sufrió Podemos en esas elecciones, donde perdió 1.200.000 votos?

Y otro dato demoledor, si comparamos los votos de los partidos de centro-derecha y del bloque de izquierdas en las elecciones de 2016 y 2019:

2016: PP: 7.906.185; C’s: 3.123.769; VOX: 46.781. TOTAL: 11.076.735
PSOE: 5.424.709; UP: 5.049.734. TOTAL: 10.474.443

2019: PSOE: 7.480.755; UP: 3.732.929. TOTAL: 11.413.684
PP: 4.356.023; Cs: 4.136.600; VOX: 2.677.173 TOTAL: 11.169.796

Si tenemos en cuenta que en las elecciones de 2019 hubo 1.257.196 nuevos votantes, y que disminuyó la abstención respecto a 2016 ―del 30% al 24,25%―, en 2019 hubo 26.361.256 votos, mientras que en 2016 la cifra fue de 24.161.083, lo cual supone un aumento de 2.200.173 votantes.

De esa cantidad, vemos que el bloque de centro-derecha (PP + C’s + VOX) en 2019 obtuvo 93.000 votos más que en 2016, mientras que el bloque de izquierdas (PSOE + UP) consiguió ¡939.241 votos más!: o bien la inmensa mayoría de los nuevos votantes se decantaron milagrosamente por la izquierda, o bien los fallecidos en el interregno eran casi todos de derecha, o bien hubo un sorprendente trasvase de votos desde el centro-derecha a la izquierda: las tres posibles explicaciones de este rarísimo fenómeno son igual de abracadabrantes.

Si pasamos a comprobar los trasvases de votos, la sorpresa se convierte en verdadero pasmo, ya que los votos perdidos por el PP se corresponden con los ganados por C’s y VOX; sin embargo, si pasamos a examinar si los votos perdidos por UP (1.316.805) se ajustan a los que ganó el PSOE (22.056.046), hay un déficit de 741.000 votos.
¿De dónde salieron? Pues presumiblemente del voto por correo. Ahí lo tenemos.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

España

Pedro Sánchez será el vicepresidente de Pablo Casado en 2023

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

Acabamos de vivir la Convención del Partido Popular y la fiesta Viva21 organizada por Vox, padeciendo la sobatina de Pedro Sánchez.

Para Pablo Casado, la unidad de España se resuelve con un circo de lanzamientos de toda clase de patuleas mentirosas y guillotizantes, entre otras cosas porque ya lo hemos vivido a fin de recalcar la diversidad de nuestra nación.

Loading...

Para Vox, por el contrario, esa riqueza de los pueblos de España se manifestó en un recinto de Madrid, nuestra capital, por mucho que la quiera descafeinar Sánchez.

¡En Madrid!; puede parecer una insignificancia para el lanza huesos del PP, aunque teniendo en cuanta que esta organización sostiene un discurso distinto según la comunidad autónoma de la que se trate, el paseíto del equipo de Casado resulta inquietante.

Y eso sin contar lo de sus estrellas internacionales invitadas, Sarko y Kurtz, implicadas en sendos casos de corrupción mientras hablaban del brillante futuro del presidente del PP.

Ni que le hubiese organizado la gira Pablo Echenique, ¡unos, unas y unes lumbreras estos del PP!

Las encuestas pronostican, y muchos son los comentaristas políticos que dan por hecho el sorpasso del PP al PSOE tanto en votos como en escaños. También aseguran un ligero crecimiento de Vox y el apoyo directo o indirecto de la formación de Santiago Abascal para investir presidente al pepero de turno.

Yo no soy quién para arrojar un jarro de agua fría a los deseos de millones de españoles, pero con cierta perspectiva se me ocurre pensar que los votantes españoles no suelen echar de La Moncloa a un presidente tras su primer mandato. Incluso con el desastre manifiesto de José Luis Rodríguez Zapatero.

Un PP que obtiene un mayor apoyo electoral que Sánchez y le supera tanto en votos como en escaños, pero se queda muy lejos de la mayoría absoluta para poder gobernar en solitario

Este es el escenario que muchos ven y en el que predicen un apoyo de Vox en la investidura.

Sinceramente, creo que ese no va a ser el caso. Estoy convencido de que Casado intentará llegar a un pacto con el PSOE. Primero pedirá la cabeza de Sánchez y, luego, la abstención de la bancada socialista a cambio de no apoyarse en la temida “ultraderecha” de Vox.

Al fin y al cabo, como muy bien ha expresado Santiago Abascal, “el PP es el recambio del PSOE, no su alternativa”

Que lo tengan claro los votantes del Partido Popular, ya le han exigido gobernar con el PSOE=ETA si quieren los fondos europeos, luego que nadie se queje.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir
Continue Reading

España

VALIENTES en territorio enemigo y perseguidos por los caciques locales, VOX pide, en el PARLAMENTO DE CATALUÑA, retirar el nombre de Companys de todo lugar público como responsable del asesinato de cerca de 9.000 catalanes

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Compartidos

El grupo parlamentario presenta una propuesta para que el Govern repruebe a Lluís Companys como responsable de la represión en la retaguardia catalana y rinda homenaje a todos los catalanes asesinados bajo su gobierno

 

El grupo parlamentario de Vox ha registrado hoy una propuesta de resolución en el Parlamento de Cataluña para que se retire el nombre de Lluís Companys de calles, centros oficiales, edificios públicos o monumentos “en atención a su responsabilidad política principal y directa”, como presidente de la Generalitat, “de los crímenes de la retaguardia” durante la Guerra de España entre 1936 y 1939.

Loading...

El diputado de Vox Manuel Acosta asegura que la sentencia a pena de muerte y posterior fusilamiento “no justifica en ningún caso la absolución de sus crímenes”. “Mi más sentido pésame y homenaje a los 8.352 catalanes asesinados por Companys entre 1936 y 1939”, declara.

“De los casi 9.000 asesinados en Cataluña, durante el mencionado período, casi 400 fueron sometidos a juicio bajo la autoridad de Luis Companys, cuyas sentencias de muerte fueron firmadas por él. El resto fueron asesinados sin juicios o pasando por burlescos tribunales populares, bajo la supervisión del Comité de Milicias Antifascista”, asegura el grupo en la propuesta.

En el texto Vox pide al Govern de la Generalitat “hacer un reconocimiento público a las víctimas de la represión en la retaguardia catalana durante la Guerra de España (1936 – 1939) y a sus familiares”, así como “levantar monumentos públicos en honor de las víctimas y restaurar los ya existentes”.

Vox denuncia también cómo la izquierda y el nacionalismo han “falsificado de forma deliberada y torticera la nefasta ejecutoria política de un hombre que no estuvo a la altura de las circunstancias históricas que le tocó vivir”.

En la propuesta recuerdan que “Companys firmó el Decreto por el que se creó el Comité de Milicias Antifascistas, encargadas de perseguir, torturar y en última instancia asesinar en todo el territorio que estaba bajo su control a cualquiera que no simpatizara con los ideales republicanos totalitarios”. De igual modo, “entregó a los milicianos de la UCT, CNT, ERC y del POUM los fusiles de la Guardia de Asalto que estaban depositados en la Jefatura de la Vía Layetana, que fueron utilizados para asesinar a miles de inocentes catalanes”.

La propuesta recoge, así mismo, que “Companys tenía perfecto conocimiento de la existencia de 46 checas en Barcelona, y no hizo absolutamente nada para evitar las atrocidades que se cometían en esos centros; tortura física y psicológica, a menudo con métodos de un refinado salvajismo”.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Compartidos
Continue Reading

España

Hugo Carvajal: Podemos fue formado a petición de Nicolás Maduro y con dinero del narcotráfico venezolano

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Compartidos

Así lo confirmó Hugo Carvajal, ex jefe de Inteligencia del chavismo. Uno por uno, qué partidos recibieron financiación de la narcodictadura a lo largo de los años: Brasil, Argentina, Paraguay, Honduras, España, Bolivia, Perú, Colombia y hasta Italia.

El ex jefe de la Inteligencia de Chávez y Maduro en Venezuela, Hugo “El Pollo” Carvajal, ha empezado a hablar luego de ser arrestado por las autoridades españolas el pasado 9 de septiembre.

Tratando de evitar una extradición a Estados Unidos, decidió cooperar totalmente con las autoridades españolas. En la primer audiencia, Carvajal le contó al juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón todos los detalles de cómo el chavismo en Venezuela canalizó el dinero del narcotráfico para financiar distintas campañas electoral de partidos de izquierda en todo el mundo.

Loading...

En su segunda audiencia, presentó un escrito en el que relata minuciosamente el modus operandi de estos partidos para financiarse de la narcodictadura venezolana, con pruebas fehacientes de lo afirmado, a las que pudo acceder el medio español OK Diario.

El método para hacer llegar el dinero manchado de sangre contaba era a través de valija diplomática venezolana, es decir, utilizaban el sistema de correspondencia oficial entre un Gobierno y sus agentes diplomáticos o empresarios en el extranjero para enviar dinero en bolsos que hacían pasar por el aeropuerto pagando coima.

Carvajal contó país por país qué partidos fueron financiados con dinero del narcotráfico venezolano.

España

Este es el testimonio más detallado, ya que Carvajal reconoció que él mismo se encargaba de los envíos de dinero a España. Según él, el partido Podemos, de Fernando Iglesias, fue fundado en 2014 por pedido de Maduro, luego de la muerte de Chávez “para llegar al poder en España y cerrar una vía por la que la República Boliviariana podría ser atacada“.

“El dinero era transportado por el informante más importante que tuve sobre estos casos. El informante recogía el dinero en la Embajada de Cuba en Venezuela y lo llevaba a la cancillería de Venezuela, donde lo recibía Williams Amaro“, aseguró, en referencia al secretario personal de Nicolás Maduro.

“Williams Amaro lo precintaba como valija diplomática y enviaba el dinero a la Embajada de Venezuela en España. En la Embajada, era retirado por Ramón Gordils, quien luego hacía la entrega del efectivo a Juan Carlos Monedero“. Ramón Gordils es el viceministro de Cooperación Económica de Venezuela y presidente del Banco de Comercio Exterior (Bancoex), mientras que Monedero era el Secretario General de Podemos.

Carvajal estuvo vinculado al régimen hasta 2017, cuando decidió bajó el perfil y se dedicó a la actividad parlamentaria hasta 2019, cuando huyó de Venezuela luego de anunciar públicamente su apoyo a la oposición. Según cuenta, “la última entrega bajo este modus operandi, que es el que concocía yo, ocurrió en los primeros días del mes de julio de 2017. La realizó Ramón Gordils, quien volvió a Caracas en un vuelo de Iberia el 7 de julio de 2017“.

Esta fecha es clave para el juez, puesto que los pagos realizados por Venezuela a Podemos después del año 2015 podrían ser investigados de acuerdo a la Ley Orgánica 3/2015 sobre la financiación de los partidos políticos que modificó la del año 2007. Esta Ley, actualmente en vigor, subraya en su artículo 7.2: «Los partidos no podrán aceptar ninguna forma de financiación por parte de Gobiernos y organismos, entidades o empresas públicas extranjeras o de empresas relacionadas directa o indirectamente con los mismos».

Antes de su incursión en la política, Iglesias conducía un programa de televisión donde veneraba al chavismo.

Antes de su incursión en la política, Iglesias conducía un programa de televisión donde veneraba al chavismo.

Argentina

Según declaró, el vínculo con los Kirchner empezó en 2004, y luego de la campaña de 2005, donde el kirchnerismo triunfó pero por un margen más acotado del que esperaban, acordaron que el chavismo financiaría la campaña presidencial de Cristina Kirchner, hasta ese momento Primera Dama y Senadora nacional.

Esta financiación quedó expuesta ante el mundo cuando el empresario venezolano Antonini Wilson fue hallado en un aeropuerto en Argentina con 800.000 dólares en efectivo, que iban para la campaña de Cristina. Según Carvajal, el chavismo ha contribuido en mayor o menor medida en todas las campañas del kirchnerismo desde entonces.

Bolivia

Desde 2006 que todas las campañas, inclusive el referéndum constitucional del 2016, recibieron dinero de la dictadura chavista. Si bien Carvajal no dio detalles, la campaña del 2020 donde triunfó el actual presidente Luis Arce ha tenido múltiples denuncias de financiamiento ilegal provieniente de Venezuela.

 

Brasil

El Partido de los Trabajadores de Lula es un histórico socio del PSUV de Chávez. Según Carvajal, la relación empezó al revés, siendo el partido de Lula quien primero financió la campaña de Chávez en 1998, quien en ese entonces se presentaba por el Movimiento Quinta República.

Desde entonces, el régimen chavista ha estado financiando las campañas del PT en Brasil, usando el dinero del petróleo, la venta ilegal del oro, y por supuesto, del narcotráfico.

Néstor, Evo, Lula y Chávez, todos presidentes que llegaron al poder con el dinero del narco.

Néstor, Evo, Lula y Chávez, todos presidentes que llegaron al poder con el dinero del narco.

Paraguay

El chavismo financió casi por completo la campaña del demócrata cristiano Fernando Lugo en 2008, que lo llevó a la presidencia y cortó con 60 años de gobiernos ininterrumpidos del Partido Colorado. En realidad la financiación empezó 2 años antes, cuando Lugo lanzó la organización Resistencia Ciudadana, que realizó múltiples protestas y paros contra el gobierno de Nicanor Duarte Frutos.

Esta apuesta del chavismo, a diferencia de las otras, no fue fructífera. En 2012, a un año de terminar su mandato, fue destituido por la Cámara de Diputados luego de un juicio político que expuso la corrupción del mandatario apoyado por el chavismo. Desde entonces, todos los candidatos de izquierda han perdido las elecciones en Paraguay.

Perú

Mientras se presentan denuncias en Perú acerca de la financiación del narcoterrorismo a la campaña del actual presidente Pedro Castillo, Carvajal reveló que el chavismo utilizó el dinero del narco para la campaña de Ollanta Humala, quien también le ganó un ajustado ballotage a la derechista Keiko Fujimori en 2011.

Humala ya está siendo investigado por haber utilizado coimas de la mega-empresa Odebrecht para su campaña de 2011, causa por la cual estuvo preso entre 2017 y 2018, a la cual ahora se le agregaría esta financiación ilícita.

Honduras

Carvajal reveló que el chavismo financió la campaña de Manuel Zelaya en 2006, quien llegó al gobierno como un liberal pero rápidamente giró a la extrema izquierda chavista… ahora se entiende un poco mejor este “sorpresivo” giro.

Zelaya trató de reformar la Constitución para perpetuarse en el poder en 2009 y fue destituido por un golpe militar, que evitó que el chavista convierta a Honduras en un narcoestado.

Colombia

Según el ex jefe de inteligencia, el chavismo envió en múltiples ocasiones valijas de dinero para financiar las campañas y el partido político de Gustavo Petro en Colombia.

Petro es el más fracasado de los hasta ahora mencionados, y nunca estuvo cerca de ganar unas elecciones presidenciales, quedando segundo en las elecciones del 2018 y perdiendo por un amplio margen en segunda vuelta contra Iván Duque.

Sin embargo, en recientes encuestas, aparece como el candidato con mayor intención de voto entre las principales figuras y tiene posibilidades reales de vencer en las elecciones del 2022. ¿Seguirá siendo financiado por Maduro?

Italia

En la revelación más sorpresiva de su declaración, Carvajal contó que el partido Movimiento Cinco Estrellas (M5S) recibe dinero de Venezuela desde su fundación en 2009.

El partido fundado por el comediante Beppe Grillo se presentaba como una agrupación política de tercera vía, “ni de izquierda ni de derecha”, mezclando una agenda anti-inmigración y a favor de bajar impuestos, con propuestas para expropiar las principales empresas del país, algo que empezó a hacer cuando quedó al frente del gobierno en 2019.

Según había trascendido en la prensa italiana, el co-fundador del partido Gianroberto Casaleggio había cobrado 3,5 millones de euros en 2010 de un importante diplomático chavista. Con este dinero, el partido costeó la formación del partido en todo el territorio nacional.

M5S es reconocido por haber impulsado un gobierno de coalición con el derechista Lega de Matteo Salvini, luego de que los dos partidos quedarán primeros en la elección del 2018. Este gobierno duró tan solo un año, cuando Salvini se peleó con la dirigencia de M5S y se fue del gobierno.

A partir de ese momento, M5S tomó el control del oficialismo e impuso su agenda, que incluyó la expropiación de múltiples empresas, impuestos a los ricos, apertura de fronteras y mucha corrupción, traicionando varias de sus propuestas de campaña, pero dejando contentos a sus jefes, Maduro y compañía.

Beppe Grillo y Luigi di Maio, los líderes de M5S que hicieron su carrera política con el dinero del narco de Venezuela.

Beppe Grillo y Luigi di Maio, los líderes de M5S que hicieron su carrera política con el dinero del narco de Venezuela.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Compartidos
Continue Reading

España

La Cruz de Borgoña en Lima: peruanos defienden la herencia española frente al vandalismo indigenista

Published

on

Concentración de colectivos hispanistas y peruanistas en monumento a Cristóbal Colón en Lima. Foto: Nathaly Medina
Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Compartidos

Y LA GUERRA CULTURAL CONTRA LO HISPANO QUE ENARBOLA EL GOBIERNO DE CASTILLO

El pasado 12 de octubre, “Día de la Hispanidad”, un piquete de jóvenes comunistas e indigenistas se movilizó hasta el monumento a Cristóbal Colón ubicado en el paseo que lleva su nombre en el centro histórico de Lima. Son ya conocidos los hechos ocurridos en otras partes del mundo: ahí donde se eleva una estatua del marino genovés que descubrió América en 1492, una turba enfurecida irrumpe para traerla abajo.

Pero a diferencia de Santiago de Chile, Bogotá o Ciudad de México, en Lima un grupo de peruanos que reivindica la herencia española se adelantó a los manifestantes de izquierda y rodearon el monumento a Colón, que previamente había sido cubierto con telas y maderas por la Municipalidad Metropolitana de Lima, la cual viene realizando labores de restauración.

Concentración de colectivos hispanistas y peruanistas en monumento a Cristóbal Colón en Lima. Foto: Nathaly Medina

Concentración de colectivos hispanistas y peruanistas en monumento a Cristóbal Colón en Lima. Foto: Nathaly Medina

 

“Los colectivos hispanistas habían convocado un pasacalle para el 12 de octubre con el propósito de conmemorar el Día de la Hispanidad. Nosotros no somos hispanistas, somos peruanistas. Nos hicimos presentes en el monumento a Cristóbal Colón porque sabemos que este tipo de estatuas, patrimonio de la ciudad de Lima, son vandalizadas o derribadas en varios países durante esta fecha. Nuestro propósito era disuadir a los manifestantes violentos y proteger a los ciudadanos que libremente querían celebrar su festividad. Treinta minutos después de que nosotros llegamos al Paseo Colón, aparecieron los manifestantes indigenistas y de la extrema izquierda, que empezaron a acosar e insultar a los integrantes de los colectivos hispanistas. Incluso agredieron a un par y les quitaron sus banderas. Al inicio no hubo presencia policial, solo del serenazgo municipal, que al estar poco preparados y en mal estado físico, no podían evitar que los vándalos hagan de la suya”, cuenta Martín Barrueto, vicepresidente de la Sociedad Patriotas del Perú y comandante de la Brigada Cervantes, una patrulla ciudadana que protege a los manifestantes de derecha de la violencia comunista e indigenista, que, en julio de este año, cobraron su primer víctima, Richard Muro Macedo, un hombre de 57 años que fue abordado y golpeado brutalmente con palos y látigos por presuntos simpatizantes del partido marxista-leninista Perú Libre cuando participaba de una marcha en rechazo a la victoria de Pedro Castillo.

Loading...

«La escena podría ser una simple anécdota, sin embargo, tiene una enorme simbología: en el Perú comienzan a surgir dos ejércitos en una guerra cultural sin precedentes, una guerra cultural que no se presentó en Venezuela, Bolivia ni Chile«, advierte Víctor Andrés Ponce, director del portal El Montonero.

Según Ponce, la izquierda bolivariana no solo busca mancillar la estatua de Colón -en una clara afrenta contra la herencia hispana-; su objetivo primordial es poner a América Latina contra Occidente, buscando legitimar sus proyectos de repúblicas plurinacionales a través de la instrumentalización política que ejercen sobre los denominados “pueblos originarios”.

“Detrás del intento de mancillar la estatua de Colón, evidentemente, estaba la estrategia comunista y progresista de convertir a la herencia hispana en un personaje de los infiernos, como una manera de poner a América Latina en contra de Occidente. La idea de señalar al virreinato como la causa de todos nuestros males busca legitimar la humareda de “los pueblos originarios” como forma de justificar “la república plurinacional” y la ruptura del Perú con Occidente”, señala.

“Detrás de las dificultades para celebrar lo que somos está la Leyenda Negra que se ha forjado contra España, contra la Conquista y los varios siglos de virreinato que fraguaron el curso de la peruanidad. Una leyenda que nació como una estrategia imperial de los países protestantes, que luego se extendió con el racionalismo metafísico de la Ilustración francesa y que, de una u otra manera, resucitó varias veces en Occidente. Una leyenda que hoy es cultivada con esmero por las diversas corrientes marxistas y comunistas, y se ha convertido en la estrategia ideal para cuestionar la ubicación del Perú y de América Latina dentro de la gran hermandad iberoamericana y de la pertenencia a Occidente. En otras palabras, la leyenda negra antiespañola es la manera de enfrentar al Perú con la gran herencia occidental”, asegura.

Aspas de Borgoña en Lima

En junio, durante las protestas ciudadanas contra un presunto fraude electoral que habría cometido la izquierda durante la segunda vuelta, las Aspas de Borgoña, viejo símbolo del imperio español, ondearon en Lima, la vieja “Ciudad de los Reyes”, desafiando a las wiphalas y banderas rojas enarboladas por la izquierda y los grupos indigenistas.

Para la sorpresa de liberales, libertarios y marxistas, “tribus políticas” con significativo impacto mediático, el hispanismo irrumpe entre los jóvenes de derecha conservadora, menos propensos a caer en la propaganda republicana que imparte la historia oficial en las aulas, y que tampoco se han dejado seducir por los tópicos de la “Patria Grande” y los “estados plurinacionales” que prometen los comunistas bolivarianos, continuadores de la revolución que deshizo los reinos españoles americanos en el siglo XIX.

Los colores de las Aspas de Borgoña, rojo y blanco, nunca se fueron del Perú. Resulta lógico que en un país que resistió a la independencia, esta bandera se volviera a ondear¿Por qué aparece el Aspa de Borgoña en las protestas contra el presunto fraude de la izquierda en las elecciones generales? Precisamente como un símbolo contestatario. Estas protestas son síntoma de un hartazgo social, y justamente se producen en una fecha muy simbólica, casi mística para los revolucionarios: el bicentenario. Y para entender el significado de las Aspas de Borgoña en el Perú, habría que remontarse a los tiempos del Ejército Real del Perú, desde su creación por el virrey Abascal hasta la capitulación de la Fortaleza del Real Felipe en el Callao. Cuando hablamos de las Aspas de Borgoña ondeando en los Andes, estamos hablando de un auténtico símbolo de lucha y resistencia. No olvidemos que el Perú fue un bastión leal a la monarquía hispánica que tuvo que ser liberado a la fuerza por tropas extranjeras”, opina Antonio Moreno Ruiz, historiador por la Universidad de Sevilla y especialista en historia de América.

Según Moreno, el “relato idolátrico y monolítico” de las independencias y repúblicas latinoamericanas se ha visto mermado desde mediados de 2010 -coincidiendo con los bicentenarios que iban conmemorando cada uno de los países del continente-, esto por el impacto de la revisión histórica de los hechos que provocaron la ruptura de la Iberosfera, pero sobre todo al fracaso de los proyectos políticos republicanos, que no han conseguido satisfacer a las grandes mayorías, descontentas con el desempeño de sus gobernantes.

“Puede que haya algo providencial con lo que estamos viviendo, pues lo que mal empieza, mal acaba, y no solo está pasando en el Perú, es algo a nivel de toda la Iberoesfera. El relato idolátrico y monolítico de la independencia no se sostiene más. Las oligarquías que dominan el mundo hispánico desde mediados del siglo XIX nos han privado de nuestros símbolos y tradiciones, y hay muchas personas en ambos lados del Atlántico que quieren recuperarlas. Los proyectos republicanos fracasados, sumada la crisis económica producida por la pandemia del covid-19, las afrentas del separatismo y, por supuesto, la amenaza de los regímenes narco comunistas de tinte bolivariano, ha provocado que muchos jóvenes pasen de la curiosidad intelectual al terreno de la acción política. Los hispanoamericanos más jóvenes se preguntan quién y por qué han querido borrar a España de su historia. En mi paso por el Perú, me di cuenta que eran los jóvenes los más interesados en recuperar ese pasado. La gente de sesenta o setenta años creció bajo la idolatría sanmartiniana y bolivariana, pero los jóvenes son los más críticos con lo que les cuentan sus profesores en la escuela y universidad, críticos con el discurso monolítico que ya no se sostiene materialmente”, señala.

Las manifestaciones a favor de la hispanidad no solo se han reducido a Lima, donde ocurrieron los hechos más recientes del 12 de octubre en el Paseo Colón, también se han visto ondear las Aspas de Borgoña en otras localidades, como Cajamarca, una ciudad ubicada en los Andes del norte peruano, cuya historia está muy ligada a la Conquista emprendida por Francisco Pizarro hace casi cinco siglos, pues ahí fue capturado el inca Atahualpa. Además, es la provincia natal de Pedro Castillo, un enemigo acérrimo de la hispanidad.

“En Cajamarca hemos iniciado este movimiento, Resurgimiento Nacional, que no solo busca la reivindicación de nuestras raíces mestizas, también enfrentamos a las ideologías comunistas y progresistas que se están infiltrando en las diferentes naciones hispanoamericanas y están destruyendo los cimientos de nuestras sociedades, como es la familia. Defendemos y reivindicamos nuestras raíces, fruto del encuentro entre España y los pueblos nativos, fundamentadas en la fe católica cristiana”, cuenta Vanessa Campos Luján, una de las fundadoras.

Para sorpresa de muchos vecinos de Cajamarca, este 12 de octubre las Aspas de Borgoña ondearon en el cerro de Santa Apolonia, un mirador natural de esa ciudad donde concurren muchos turistas. A pesar de las críticas e insultos que recibió de parte de algunos usuarios en redes sociales tras publicar unas fotografías donde aparece el viejo símbolo del imperio español flameando en la sierra peruana, Campos asegura que muchos cajamarquinos se acercaron a preguntar por la bandera, y no dudaron en fotografiarse con ella.

Peruanas portan la bandera de la Cruz de Borgoña. Cajamarca. Vanessa Campos Luján

Peruanas portan la bandera de la Cruz de Borgoña. Cajamarca. Vanessa Campos Luján

“La Cruz de Borgoña es un símbolo olvidado en la historia peruana, ocultado al igual que los trescientos años de virreinato. En la escuela nos cuentan del incanato, luego la Conquista y finalmente la independencia y república, obviando los casi tres siglos que duró el virreinato del Perú. El Aspa de Borgoña fue también nuestra bandera, y en base a ella se diseñó la primera bandera independiente, que usó José de San Martín en 1821. Este 12 de octubre llevamos el Aspa de Borgoña al cerro Santa Apolonia, un mirador donde llegan muchos turistas y hay muchos comercios de artesanía. Hicimos una recreación y explicamos su origen y en qué consistía. Muchas personas se acercaron y se tomaron fotografías. En eso consiste nuestro proyecto, que los peruanos abracen sus raíces mestizas. En el Perú no hubo ningún genocidio como quiere vender el indigenismo, un pensamiento que ha calado mucho en los peruanos, sobre todo en la zona andina. Algo totalmente falso. Si hubiera ocurrido un genocidio, no tendríamos, por ejemplo, aquí en Cajamarca gente de rasgos andinos con apellidos españoles, o gente con rasgos europeos y apellidos indígenas. En el Perú somos hijos del encuentro entre dos imperios, y nuestra unidad cimentada bajo la fe católica y cristiana, que ha vertebrado nuestra sociedad. Debemos valorar y abrazar nuestras raíces, porque no podemos odiar a nuestro padre o a nuestra madre. ¿Qué clase de persona sana y estable odia a su padre o madre? La hispanidad consiste en abrazar nuestras raíces mestizas, no solo en el Perú, sino en toda Hispanoamérica, pues hemos sido y somos el mismo pueblo desde México hasta Chile”, asevera.

La guerra cultural

El gobierno del comunista Pedro Castillo enarbola una guerra cultural contra lo hispano y occidental para dividir a los peruanosquienes conviven desde hace casi cinco siglos en una sociedad mestiza, donde no solo destacan los aportes europeos y aborígenes, también asiáticos y africanos.

La primera señal de esta afrenta se dio durante su mensaje inaugural el 28 de julio, culpando a “los hombres de Castilla” de todos los males que sufre el país andino, en contraste con las culturas aborígenes, a quienes exaltó por haber vivido en “armonía con la rica naturaleza” hasta la llegada de los conquistadores españoles. 

“En nuestras tierras florecieron importantes y extensos estados como el Wari y, luego, el Tahuantinsuyo. Durante cuatro milenios y medio, nuestros antepasados encontraron maneras de resolver sus problemas y de convivir en armonía con la rica naturaleza que la providencia les ofrecía. Fue así hasta que llegaron los hombres de Castilla, que con la ayuda de múltiples felipillos, y aprovechando un momento de caos y desunión, lograron conquistar al estado que hasta ese momento dominaba gran parte de los Andes centrales”, dijo el socio de Evo Morales y Nicolás Maduro en su toma de posesión, a quien no le importó -aunque sea por decoro- que el rey Felipe VI de España participara en la ceremonia de investidura como uno de los invitados de honor junto a otros jefes de Estado.

Castillo no está solo en esta guerra cultural. Durante su presentación ante el Congreso de la República, y con ánimo provocador, el ex primer ministro Guido Bellido -quien tuvo que renunciar al cargo a petición de la Presidencia- habló en quechua ante una audiencia mayoritariamente hispanohablante para generar una controversia sociocultural, pues ante los reclamos de quienes no le entendían, este deslizó que la oposición se mostraba como “intolerante” e incluso racista por pedirle que se dirigiera a ellos en español.

El discurso de la izquierda andina, que se replica en el Perú, Ecuador y Bolivia, está anclado desde su origen en una reivindicación del pasado prehispánico. Es un discurso que ahora llamaríamos identitario, que pretende que las reivindicaciones típicas de la izquierda, no importa cuales sea, si son laborales, sindicales o sexuales, tienen su arraigo en un pasado en el cual tuvieron supuestamente plenitud, plenitud que se habría interrumpido por la incorporación de esta parte del mundo a la Corona de Castilla y a la Cristiandad. Toda esa narrativa es completamente fantasiosa, no tiene ni pies ni cabeza, pero hay que recordar que las ideologías, particularmente las utopistas, tienen que hacer lo que Benedict Anderson llamaba el imaginario colectivo. Esta idea de que había un pasado prehispánico idílico, como el que presentó el señor Castillo en su discurso inaugural, no resiste ningún análisis histórico”, sostiene Víctor Samuel Rivera, doctor en filosofía por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y miembro de la Sociedad Peruana de Filosofía.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Compartidos
Continue Reading

DONACIÓN SEGURA Y ANÓNIMA CON CRIPTOMONEDA:

Donate

Accede al canal de YOUTUBE de Inés Sainz

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ESCALPELO LITERARIO Y CINÉFILO

LOS LÍMITES DE LA MENTE

LA BANDERA ESPAÑOLA

Autosurf Websyndic
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2020 all rights reserved alertanacional.es

es Spanish
X
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com