Connect with us

Deportes

Valentino es el único piloto antideportivo y el único que no soporta el reinado de Márquez

Published

on

Tomás González-Martín.- Ya no engaña nadie. Se le ha visto el plumero desde hace mucho tiempo, desde que le pegó una patada a la Honda de Marquéz cuando no podía soportar que perdía un año más el Mundial, antes a manos de Jorge Lorenzo y después a manos de Marc. Valentino Rossi es, ha sido y será un piloto antideportivo dentro y fuera de la pista. Lo fue siempre. Fue antideportivo con Max Biaggi. Fue antideportivo con Sete Gibernau.

Fue antideportivo desde 2008 con Jorge Lorenzo, que ya era más rápido que el italiano desde que el mallorquín ascendió a la cilindrada reina. Y lo que no pudo aguantar es que después de Lorenzo viniera Márquez y también le derrotara.

El odio que vimos cuando pegó la patadas a la moto de Marc le marcó para siempre. El mito quedó hundido y entonces se inventó la historia de las provocaciones del piloto español para justificar su actuación impresentable. En España ya no se le quería más. Era una vaquero de la moto. Un navajero. Y este año no ha querido dar la mano a Márquez y se justifica con palabras inadmisibles diciendo que el ilerdense ha destrozado la deportividad en el motociclismo.

El único piloto que ha destrozado la deportividad en este deporte es Valentino Rossi, que no sabe perder. El italiano no soportó perder el Mundial de 2015. Y desde entonces no hace más que justificar sus derrotas en la presunta antideportividad de Marquéz. Rossi ha acabado con su aura. Es un piloto que sabe que nunca va a ganar un Mundial más y eso no lo puede aguantar. Pero es justificable que su impotencia la quiera tapar criticando a un piloto que puede igualar sus metas y que quiere superarle en títulos mundiales de la cilindrada reina.

Márquez vuela hacia el quinto mundial de MotoGP y desea superar los siete de Valentino. Está en el camino de ello.

El mito se ve superado por un gran piloto que no tiene que hacer espectáculos ante el público para ganar fuera de la pista lo que nunca va a ganar dentro. La diferencia es que Márquez gana dentro de la pista y no tiene que hacer show ante las gradas.

Agustín tiene ocho títulos de la cilindrada reina, Rossi suma siete y Márquez busca el quinto y es el único hombre que puede cazar a Giacomo. El español puede convertirse en el mejor piloto de la historia si gana nueve coronas. Valentín observa que el español es capaz de ello porque en su cabeza está ser el número uno de la historia.

Valentino no lo puede soportar. Pues va a tener que soportarlo aunque se invente historias para hundir la imagen del catalán.

Valentino debería de pensárselo. Antes era un mito en España, ahora todo el mundo duda de él. Lo mismo le sucede en otros países. El motociclismo no es un deporte de nacionalismos. Valentino era muy querido en España, que es el primer país del motociclismo mundial y ahora no es querido, porque todo el mundo le ha visto cómo es. Es el piloto más antiportivo del siglo XXI. A Jorge Lorenzo le clavó un codazo en la tripa en una carrera cuando le español iba a ser campeón del mundo y los dos eran compañeros en Yamaha. No podía soportarlo. Yamaha le castigó. El sucesor de Lorenzo ha sido Márquez y el italiano ha reaccionado de la misma manera, intentando hundir al nuevo número uno. El único que se hunde es Valentino, deportiva y humanamente, porque Marquéz continúa ganando y dominando.

Continue Reading
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Deje un comentario

Por favor Login para comentar

Deja un comentario

  Suscribir  
Notificar
Advertisement

Publicidad

Advertisement

Publicidad

Lo más visitado

Copyright © 2018 all rights reserved alertanacional.es

A %d blogueros les gusta esto: