Connect with us

Andalucía

Vox dinamita el pacto en Andalucía y pone en bandeja al PSOE seguir gobernando la Junta

Published

on

Exigirle al PP medidas que conciernen al Gobierno central y que precisarían de una reforma del estatuto andaluz es el camino más corto para que los socialistas sigan gobernando en Andalucía. ¿De qué manera podría un gobierno autonómico proceder a la expulsión de miles de inmigrantes, tal y como propone Vox?

El partido del PER, de los EREs, del clientelismo, de las socaliñas, del dinero de los parados gastado en putas y en cocaína… ve iluminado su futuro gracias a un profesional de la política dispuesto a que los andaluces pierdan la oportunidad histórica de poner fin a 36 años de socialismo en Andalucía, Dios sabe a cambio de qué y por qué.

Vox ha presentado un documento al PP con 19 propuestas para apoyar la investidura del candidato popular a la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, que incluye la petición de derogar la Ley contra la violencia de género andaluza, así como la de promoción de la igualdad y la de los derechos LGTBI.

Mientras pide la derogación de estas leyes y la de memoria histórica andaluza, Vox propone una ley para proteger la cultura popular y las tradiciones del mundo rural, que incluya el flamenco y otras expresiones folklóricas, y otra de protección de la tauromaquia y de la actividad cinegética.

El texto viene anunciado como las propuestas presentadas al PP para “iniciar las negociaciones encaminadas a lograr una investidura que ponga fin a 36 años de socialismo en Andalucía” y empieza por una declaración institucional de la Presidencia de la Junta “a favor de la apertura de un proceso nacional de devolución al Estado” de competencias.

Entre ellas, las de Educación, Sanidad, Justicia y Orden Público, así como la propuesta de reforma para suprimir el término “realidad nacional” del Estatuto de Autonomía andaluz.

El segundo punto es también para reclamar una declaración institucional de la Junta “de condena al discurso de odio y exclusión que algunos líderes políticos y medios mantienen desde las elecciones del 2 de diciembre contra los votantes y representantes de Vox”.

Vox plantea la salida de España de los 52.000 “inmigrantes ilegales” que según esta formación están en condiciones de ser expulsados.

Otras propuestas son proteger la tauromaquia y la caza, y acabar con la festividad autonómica del 28 de febrero, establecida por el referéndum que permitió a Andalucía acceder al estatus de comunidad histórica, para sustituirlo por el 2 de enero, aniversario de la toma de Granada que puso fin a la Reconquista.

Por último, el documento acaba recalcando que Vox se reserva no prestar apoyo parlamentario a ninguna ley que suponga “implantación, asignación de presupuesto y/o desarrollo de leyes ideológicas que a su juicio vulneran derechos y libertades”.

Televisión autonómica

De esta manera, Vox mantiene sus principales demandas para apoyar la investidura de Moreno, pese a que el secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha dicho que en la reunión de hoy solo se tratarían “líneas generales” y que cualquier cambio en la Ley de violencia de género tendrá que abordarse después de iniciada la legislatura.

Otra de las propuestas de Vox se refiere a Canal Sur, la radiotelevisión pública autonómica, aunque, en lugar de reclamar su cierre como hizo en un principio, pide que se reduzca su coste en al menos un 50 % y la eliminación de tres de los cuatro canales televisivos, así como liberalizar el régimen de concesión de licencias de radio y televisión.

En el ámbito educativo, Vox quiere implantar un “pin parental” para que los padres puedan “excluir a sus hijos de enseñanzas, charlas, talleres o actividades con carga ideológica o moral contraria a sus convicciones”.

La reducción del gasto político y del “gasto redundante”, con recorte de un 75 % en subvenciones a partidos políticos, sindicatos patronales; rebajas fiscales, medidas contra la inmigración ilegal y la creación de una Consejería de Familia y Natalidad, se incluyen también en este documento, entre otras cuestiones.

El PP ve un “despropósito” algunos puntos del documento de Vox

El documento de Vox con sus exigencias para pactar la investidura de Juan Manuel Moreno como presidente de la Junta de Andalucía ha caído como una “bomba” en las filas populares. La reunión entre la dirección del PP y la de Vox empezó a primera hora de la tarde, pero fuentes de la cúpula del PP tachan de “pura propaganda” las condiciones del partido de Santiago Abascal.

“Buscan mensajes para sus fieles. Muchas son competencias nacionales, ni siquiera dependen del Parlamento andaluz, son inasumibles”, aseguran, a falta de que se produzca la reacción oficial. La primera reacción interna en el partido pasa por preguntarse si lo que quiere Vox es que “siga Susana Díaz”, ya que algunos de los puntos del documento “son un despropósito”.

Una vez que termine la reunión, sin cobertura mediática, se espera una respuesta oficial de Génova. Pero, de momento, la filtración del documento de Vox ha caído como un jarro de agua fría en las expectativas de sacar adelante el acuerdo para la investidura del Gobierno del cambio. Aunque el PP siga sin renunciar a ello. A esto se une la crisis interna que está abriendo en el seno del PP algunas de las exigencias de Vox, por ejemplo las que afectan a la violencia de género.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha puesto voz al malestar y a la corriente crítica con la estrategia de seguir a Vox en estos planteamientos. Lo ha hecho después de que el líder nacional, Pablo Casado, asumiera la calificación de “violencia doméstica” con la que Vox combate el término de “violencia machista”.

Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Deja un comentario

Advertisement

Publicidad

Advertisement

Publicidad

Lo más visitado

Copyright © 2018 all rights reserved alertanacional.es

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
A %d blogueros les gusta esto: