Connect with us

España

El Ejército debe detener a Sánchez por entregar España a los separatistas por seguir en Moncloa

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

(Reproducido) La unidad nacional está por encima de los regímenes políticos y de especímenes políticamente tan execrables como Pedro Sánchez.

Ni la soberanía nacional ni la unidad de España se negocian, sino que se defienden. Nunca, bajo ninguna circunstancia, se debe consentir que el Gobierno de España sitúe mediadores entre el Estado de Derecho constitucional y el golpismo independentista.

Situar mediadores o relatores significa, en la práctica, poner en el mismo nivel de legitimidad el Estado de Derecho constitucional y la ruptura del mismo. Es, de facto, legitimar como admisibles las demandas separatistas. La libertad y la ley no se negocian y menos con intermediarios.

Establecer mediadores supone asumir la demanda de bilateralidad, constante en las exigencias independentistas, que buscan poner a España y a la Comunidad Autónoma de Cataluña como si fueran entidades políticas del mismo nivel.

La vigencia de nuestra unidad nacional, de la Constitución y del imperio de la Ley, por encima de quienes pretenden romperlas mediante actos de rebelión, o mediante una negociación que equivale a una traición a España y a todos los españoles.

Dicho lo anterior, tenemos toda la autoridad política, legal y moral para exigir a nuestras Fuerzas Armadas que asuman la solución correctora del caos que vivimos, que restablezcan la legalidad y que detengan al presidente del Gobierno por premiar a los separatistas con tal de mantenerse en el poder. Cada minuto que pase sin respuesta nos aleja más de la continuidad histórica de España.

Un Estado que renuncia a defenderse frente a quienes quieren destruirlo no es Estado, es un cadáver. Por eso es imperativo que el Ejército asuma el mandato constitucional de preservar la unidad de España.

Queremos tener esperanza en el papel de las Fuerzas Armadas ante una situación límite como la que vivimos. Queremos creer que el principal rasgo distintivo de los militares españoles sigue siendo su patriotismo. El papel arbitral del Ejército ante esa situación límite debe ser el de restablecer el orden legal de acuerdo al mandato constitucional. Si el Gobierno no lo hace y desatiende los llamamientos de la oposición para que convoque elecciones, deben ser los militares los que defiendan las fórmulas legales que reglan nuestra convivencia dentro de una patria común e indivisible.

Pedro Sánchez está arrastrando a nuestro país a una quiebra de consecuencias imprevisibles. España corre el riesgo de ser pasto de las llamas y difícilmente un pirómano, y mucho menos un traidor a las órdenes del separatismo, puede tener legitimidad moral para imponer su autoridad a millones de españoles.

Reiteramos la urgencia de una solución correctora que permita regenerar una situación que solo puede empeorar si continúa en las mismas manos hasta hacerse irreversible.

Por ello, la solución pasa únicamente por la salida del poder de un presidente repugnante y felón, que nunca estuvo al servicio de los españoles, y la posterior llamada de los ciudadanos a a las urnas. Si Pedro Sánchez se obstina en vender España a los separatistas por un plato de lentejas, en acertada expresión de Casado, entonces es el Ejército quien debería asumir la tarea que le encomienda el artículo 8 de la Constitución.

El PP de Pablo Casado ha estado esta vez a la altura de la gravedad del momento al alertar de una «alta traición» del presidente Sánchez a España, por sus concesiones a los independentistas catalanes. De momento, Pablo Casado ha subrayado que Sánchez es un presidente «ilegítimo» y ha avisado de que baraja todos los mecanismos legales a su alcance para frenar al presidente del Gobierno, incluida una moción de censura, por admitir un diálogo con los separatistas con presencia de una especie de mediador o «relator». Desde Ciudadanos, Albert Rivera se ha apresurado a decir que no le prestará los votos para una moción de censura, y ha insistido en reclamar elecciones ya.

En Cuenca, Casado ha advertido de que «no se puede vender España a cambio de un plato de lentejas en Moncloa». El líder del PP, en un acto con simpatizantes, ha subrayado que Sánchez es un presidente «ilegítimo», porque ilegítimo es estar «chantajeado». «Sánchez está deslegitimado para seguir al frente del Gobierno de España. Cada día que pasa en el Gobierno es un escarnio para este país».

Elecciones inmediatas

«Exigimos la convocatoria inmediata de elecciones, y si no pondremos todos los mecanismos parlamentarios a nuestro alcance » para devolver la dignidad al Gobierno de España, ha subrayado.

Casado ha enviado un mensaje al PSOE, donde se han escuchado voces críticas por la actitud del Gobierno ante los independentistas: «Antes de que rompan España, deberían poner freno a su secretario general, que es el mayor felón» que han tenido. «Es un mentiroso compulsivo».

«O rectifican o el PP no tiene absolutamente nada que hablar con el Partido Socialista», ha advertido.

Pedro Sánchez está traicionando a España y no tiene límite por seguir en Moncloa a costa de lo que haga falta. Estamos viendo cómo el independentismo usa los Presupuestos para seguir rompiendo España y Sánchez para seguir en Moncloa, a costa de doblegar a 57 millones de españoles.

Asistimos a una rendición del Gobierno de España ante esos socios que le hicieron presidente. Sánchez sabe que se lo debe todo a los independentistas que se van a sentar en el banco de los acusados por intentar cercenar los derechos y libertades de los españoles.

Millones de españoles apoyan las protestas del pueblo de Venezuela contra Maduro. La situación política en aquel país no difiere en lo sustancial de la que vivimos en España. Maduro ha entregado su país a la corrompida oligarquía chavista vinculada al narcotráfico y Pedro Sánchez está dispuesto a entregar España a los separatistas con tal de mantener unos meses más su millonario nivel de vida.

La ilegitimidad de Maduro y la ilegitimidad de Sánchez para mantenerse en el poder a toda costa merecen el más severo correctivo en nombre de la dignidad y del futuro de ambas naciones.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Castilla y León

VÍDEO | Un guardia civil de Zamora se pone en pie sobre su moto ante la bandera de España durante la Vuelta Ciclista

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

La trigésimo sexta edición de la Vuelta ciclista a Zamora recién concluida esta pasada semana, con el triunfo del ciclista granadino Iván Moreno, ha dejado muchas imágenes para el recuerdo en aquella tierra de la vieja Castilla. Pero sin duda, una de las más populares y que ha triunfado rotundamente está siendo la tomada por el cámara José Manuel Jambrina Martínez durante este pasado fin de semana.

José Manuel, más conocido en la zona como Mane, estaba cubriendo la última etapa de 122 kilómetros entre Moraleja del Vino y la capital zamorana, pasando por los municipios de Tardobispo y Ricobayo. Un último recorrido en el que, como en el resto de jornadas, se vieron varias banderas de España portadas por los aficionados. A su paso, «prácticamente todos los guardias civiles hacían el saludo oficial a la bandera», cuenta el fotógrafo.

Sin embargo, no fue hasta esta última etapa cuando vio y captó cómo uno de los agentes se ponía en pie encima de su moto oficial ante la bandera rojigualda que portaban unos lugareños en el arcén de la vía. Una imagen que ha compartido en sus redes sociales con el mensaje «De la Vuelta Zamora, me quedo con esta imagen» y que ya ha sido compartida por numerosos usuarios.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

España

Sánchez veta a Iglesias porque necesita un vicepresidente que defienda la democracia y no hable de presos políticos

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

El presidente del Gobierno en funciones y candidato del PSOE a la investidura, Pedro Sánchez, ha subrayado este jueves que “no se dan las condiciones” para que el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, sea miembro de un ejecutivo de coalición entre los dos partidos. Principalmente, ha dicho, porque necesitará un vicepresidente “que defienda la democracia española” y no diga que los acusados de promover la independencia de Cataluña son “presos políticos” como ha dicho Iglesias “en público y en privado”.

A juicio de Sánchez, cuando el Tribunal Supremo emita su sentencia sobre el ‘procés’, España encarará “una de las mayores crisis” que vivirá en democracia, y para afrontarla necesitará “un Gobierno con las ideas claras y cohesionado”. Según ha dicho, no se puede “permitir el lujo” de tener un vicepresidente que, “por lealtad mire para otro lado” o mantenga silencio, ni un gobierno que se “paralice” por discrepancias de fondo.

En una entrevista en La Sexta, Sánchez ha cargado duramente contra Iglesias y ha dicho tener “clarísimo” que su exigencia de sentarse en el Consejo de Ministros es el “principal escollo” para un acuerdo de gobierno. Además, le ha advertido de que su oferta de un gobierno de coalición con miembros de Unidas Podemos expira la semana que viene, con la votación para su investidura.

“Mantengo la oferta hasta el día de la votación, después no habrá ninguna oferta”, ha dicho, dejando claro que, si Podemos vota no a su investidura la semana que viene, “cualquier formulación de entendimiento” posterior “no pasará ya por una coalición”.

Según Sánchez, él se ha “movido hasta en cinco ocasiones” con sus diversas ofertas a Iglesias –“¿qué más puedo hacer?, ha llego a decir–, así que ahora ha pedido “generosidad” a los demás, convencido de que eso será bueno también para “sus partidos y sus perspectivas electorales”.

También ha pedido generosidad a los presidentes del PP y de Ciudadanos, Pablo Casado y Albert Rivera, y les ha pedido su abstención por la “estabilidad” del país “al que dicen querer tanto” y por el que se dan “golpes de pecho”. Según ha dicho, antes de la votación, prevista para el martes, llamará por teléfono a los tres.

“LOS ESPAÑOLES TOMARÁN NOTA”

Sánchez ha añadido que él es candidato ahora, no en agosto o en septiembre, y ha opinado que entonces será “mucho más difícil”. Si, a falta de Gobierno, hubiera nuevas elecciones en noviembre, ha dicho entender el “hartazgo” de los ciudadanos, que “votan para que haya Gobierno”, pero no da por hecho que el resultado pueda ser similar: “Bueno, ya veremos, los españoles tomarán nota de lo ocurrido estos meses”.

Después de que, el pasado lunes, el propio Sánchez dijese en la Cadena Ser que Iglesias no le había pedido ser vicepresidente del Gobierno, este jueves ha alegado que el líder de Podemos no lo “explicitó así” pero que la participación de Podemos en el gobierno, y singularmente la del propio Iglesias, ha sido el tema principal del 99,9 por ciento de las conversaciones que han mantenido.

El líder socialista ha justificado su rechazo en las posiciones de Iglesias sobre Cataluña –“defienden el derecho de autodeterminación, dicen que hay presos políticos, recurrieron el artículo 155”– pero también en que un gobierno con Iglesias dentro “no funcionaría”.

UN VICEPRESIDENTE PARA “VIGILARLE”

Primero, ha dicho, porque no puede “permitir” que alguien entre en el Gobierno con el argumento de que le quiere “vigilar” porque no se fía de él y, segundo, porque Unidas Podemos no puede garantizar la “homogeneidad” de las actuaciones de sus miembros.

Como muestra ha mencionado la situación de La Rioja, donde una diputada ‘morada’ ha impedido la investidura de una presidenta socialista, cosa que, ha dicho, le parece “durísimo”. También se ha preguntado si Iglesias puede garantizarle el apoyo de los ‘Comunes’ cuando haya que “gestionar la crisis” tras la sentencia.

Aunque ha dicho no querer desvelar conversaciones privadas, ha confirmado que “algunas de las cosas que han salido en las conversaciones” fueron peticiones de Podemos de una Vicepresidencia, así como de los Ministerios de Hacienda, Trabajo y Seguridad Social o la tarea de la comunicación.

“No quiero vetar a nadie pero tampoco quiero que me impongan los nombres porque yo voy a ser el primer y el último responsable de lo que hagan esos ministros, sean del PSOE, sean independientes o sean de Unidas Podemos. Creo que es muy sensato lo que estoy planteando”, ha alegado.

Sánchez ha argumentado que él ha cedido en sus posiciones iniciales, pasando de pretender un gobierno en solitario a ofrecer uno “de cooperación”, la incorporación de independientes y la entrada de miembros de Podemos “cualificados” en distintas áreas, en lo que sería –ha subrayado– la entrada en el Consejo de Ministros de una fuerza a la izquierda del PSOE por primera vez, pese a que no le garantiza la mayoría absoluta en el Congreso.

RECUERDA A IGLESIAS SU ‘NO’ DE 2016: “ESTO LO HE VIVIDO YA”

Así, le ha reprochado a Iglesias que recibiera su oferta “con desprecio” y que convocase una consulta que, a su modo de ver, trata de “justificar lo injustificable”, su voto en contra. “Esto lo he vivido ya, en 2016 hubo una consulta”. Es evidente que cuando el señor Iglesias tiene un problema convoca una consulta para parapetarse y justificar lo injustificable”, ha dicho.

Sánchez ha recordado en varias ocasiones a Iglesias su voto en contra en 2016 y le ha advertido de que si vuelve a hacerlo “con la ultra derecha, con PP y con Ciudadanos”, tendrá que “reflexionar”. También ha dejado claro que le da igual que el voto ‘morado’ sea ‘no’ o abstención, que sería “un no vergonzante” ya que supondría igualmente impedir su investidura.

El líder socialista ha vuelto igualmente a apelar a la responsabilidad de PP y Ciudadanos para dar estabilidad al país, subrayando que, dado que critican con frecuencia que el PSOE dependa de fuerzas independentistas, sería una forma de hacer que el voto de los independentistas valga “cero”.
En su opinión, la diferencia entre la situación actual y la de 2016 es que ahora no hay alternativa a uno liderado por el PSOE –entonces sí, ha dicho, y eso motivó la “crisis” socialista–.

Además, les ha advertido a PP y Ciudadanos, además de a Unidos Podemos, de que incurrirán en una “extraordinaria irresponsabilidad” si permiten que España esté con un gobierno “en funciones” cuando llegue la sentencia del Supremo sobre el ‘procés’ y cuando acabe la moratoria del Brexit el 31 de octubre.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

España

Feministas radicales próximas al movimiento #MeToo pretenden que el «gatillazo» sea considerado violencia de género

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Una propuesta inverosímil que sin embargo no debería sorprendernos. Activistas feministas radicales próximas al movimiento #MeToo pretenden que el «gatillazo», término con el que se define la impotencia súbita y transitoria que afecta al hombre durante la cópula, sea considerada «violencia de género». Pretenden así que el «gatillazo» se sume a la amplia lista de acusaciones que recomiendan formular contra los hombres: desde la violación hasta los mensajes sexuales no deseados, pasando por el abuso de su posición de superioridad en la empresa para lograr un acercamiento sexual.

La influencia de los lobbis feministas radicales ha alcanzado incluso a Filipinas. Su presidente, Rodrigo Duterte, ha firmado una ley que prohíbe piropear o silbar a una mujer por la calle.

Bajo esta aparente demanda de igualdad, lo que late es un irracional odio al hombre, el cual, a su vez, no es sino una manera de camuflar su rechazo a la propia feminidad. Es lo que Freud —enclavado en la marxista “Escuela de Frankfurt”— llamó “envidia del pene”, que explicaba afirmando que las niñas padecen el “complejo de castración”, al sentirse lesionadas en comparación con el niño por carecer de su órgano anatómico, y desean poseer uno. Según el psicólogo austríaco, esta envidia puede originar diversas patologías.

Y una de ellas es el feminismo misándrico, consistente en atribuir a la mujer una “superioridad moral” sobre el hombre, y en adjudicarse obsesivamente el papel de “víctima”, oprimida y reprimida por la opresión del patriarcado, al cual quieren destruir, al igual que al capitalismo que lo sustenta. Desde esta óptica pervertida, para el feminismo patológico el sexo es una mera diferenciación morfológica, ya que lo que realmente cuenta a la hora de definir los roles masculino y femenino es la palabra “género”. Según Robert Webb, “el feminismo no se basa en odiar al hombre, es luchar contra la absurda distinción entre géneros”. Y Simone de Beauvoir dijo algo tan tremendo como que “la mujer no nace: se hace”. Homérico.

Las figuras más señeras del feminismo de género llegan incluso a afirmar que la relación heterosexual es una violación, y que el lesbianismo es la condición natural de la mujer —una tal Naomí Wolf llegó a decir que la belleza de la mujer es una imposición del patriarcado para desviarla de su desarrollo personal (sic)

Y en esta selección gloriosa de perlas cultivadas no podía faltar Gloria Steinem — periodista que perteneció en los años 60 al ala más radical de la CIA en su lucha contra el comunismo (The CIA Old Boys)—, una de las activistas que más ha difundido la ideología en los más importantes medios de comunicación de todo el mundo, la mayoría estrechamente vinculados a USA. Esta feminista radical llegó a decir que “una mujer sin hombre es como un pez sin bicicleta”. Brutal.

Si a esta artificial guerra de sexos se añade el aborto y la promoción de la ideología de género LGTBI —dos puntales del feminismo misándrico—, se consiguen también dos objetivos fundamentales del globalismo: la reducción de la población mundial, y la destrucción de la familia, claves para la construcción del Gobierno Mundial.

De este hontanar putrefacto surgen patologías a go-go, dignas de un psiquiatra de guardia, que ve micromachismos por todas partes, patriarcados a espuertas, agresiones por doquier; que pretende feminizar los semáforos, hacer baños unisex, y destrozar nuestra maravillosa lengua para crear un grotesco esperanto inclusivo trufado de los/las, ciudadanos/ciudadanas… y las esperpénticas arrobitas, que caen sobre nuestro idioma como una lluvia de azufre, como langostas hambrientas: [email protected] [email protected] Que les den.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement

Publicidad

Advertisement

Publicidad

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
A %d blogueros les gusta esto: