Fuerzas Israelíes destruyen la aldea beduína de Al Araqib. Por 148ª vez. Israel, con licencia para matar, según la ONU - ALERTA NACIONAL
Connect with us

Internacional

Fuerzas Israelíes destruyen la aldea beduína de Al Araqib. Por 148ª vez. Israel, con licencia para matar, según la ONU

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Como lo leen. Una aldea de beduinos demolida 148 veces. Ojo, no palestinos. Ni terroristas. Beduínos. Pobre gente que recorre el desierto de forma nómada. 

Algo que para la raza destinada a gobernarnos a todos no debe parecer tolerable. 

Las fuerzas israelíes han dejado sin hogar a cientos de beduinos después de demoler su aldea en la región del Neguev por 148ª vez, señaló el Centro de Información Israelí.

Las autoridades israelíes, dijo, demolieron el jueves las casas y tiendas de campaña en la aldea beduina de Araqib en los territorios ocupados, desplazando a sus residentes.

Citando al activista local Salim Araqib, el informe señala que las fuerzas israelíes, equipadas con maquinaria de demolición, asaltaron la aldea empobrecida y sacaron a los residentes de sus hogares por la fuerza antes de causar estragos en todo.

Los soldados y empleados israelíes de la Autoridad de Desarrollo Beduina, responsable de tales demoliciones, destruyeron casas y estructuras con bulldozers, destrozaron tiendas de campaña con cuchillos y saquearon sillas, almohadas, colchones, muebles y otras pertenencias de los aldeanos.

Al Araqib es una de las varias aldeas beduinas en el desierto de Negev que no son “reconocidas” por el régimen israelí.

La aldea, con aproximadamente 220 residentes, fue demolida inicialmente el 27 de julio de 2010, pero desde entonces ha sido reconstruida docenas de veces por sus residentes y activistas.

Las Naciones Unidas dicen que “la gran mayoría” de las estructuras palestinas son destruidas o incautadas porque las políticas israelíes hacen prácticamente imposible que los palestinos obtengan permisos de construcción.

Las demoliciones israelíes de casas y estructuras palestinas han despertado la alarma entre diplomáticos y grupos de derechos humanos sobre lo que consideran la violación continua del derecho internacional por parte de Tel Aviv.

Pues nada. Ya saben: Israel. Pobrecitos. Lo que han sufrido. No les digas nada. La historia de siempre. Falsa como una moneda de 3 euros, o como las afirmaciones de Pedro Sánchez… pero ahí están: brillando en su esplendor. Es lo que tiene ser el Amo. 


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Loading...
Deje aquí su propio comentario

Asia

Las iraníes desafían a los mulás y… ni rastro de las feministas occidentales

Published

on

En la imagen, mujeres con velo aparecen en un programa propagandístico de la televisión estatal iraní el 12 de julio de 2014.
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Por Giulio Meotti.- Hoy, iraníes valerosas encabezan la revuelta contra el régimen islamista. Le recuerdan a uno la época anterior a la revolución islámica de 1979, cuando el velo no era obligatorio. Saben cuál es el precio: muchas de las que han participado en las protestas han sido violadas y torturadas en la cárcel. En la imagen (Behruz Mehri/AFP vía Getty Images), mujeres con velo aparecen en un programa propagandístico de la televisión estatal iraní el 12 de julio de 2014.

En octubre de 1979, en una rara entrevista con el ayatolá Ruholá Jomeini, la difunta periodista italiana Oriana Fallaci denunció que el velo era un símbolo de la segregación que había impuesto la revolución islámica a las mujeres. “Nuestras costumbres no son asunto suyo”, respondió Jomeini. “Si no te gusta la vestimenta islámica, no estás obligado a llevarla, porque la vestimenta islámica es para las jóvenes buenas y formales”.

“Es muy amable por su parte”, respondió Fallaci. “Y, ya que lo dice, voy a quitarme este estúpido trapo medieval ahora mismo”. Fallaci se quitó el velo y salió de la sala sin decir una palabra más.

Emulando a la Fallaci, las iraníes están ahora liderando las protestas contra el régimen.

Poco después de que Teherán admitiera haber derribado un avión de pasajeros ucraniano el pasado día 8, en las afueras de la capital iraní varias mujeres empezaron a arrancar carteles del general Qasem Soleimani, el terrorista asesinado por EEUU. Unas horas antes, los ayatolás habían ordenado atacar la base iraquí de Ain al Asad, que alberga tropas estadounidenses. Previamente se había difundido en las redes sociales una imagen de una árbitro iraní, Shohreh Bayat, que supervisaba sin pañoleta una partida del Mundial Femenino de Ajedrez. “La gente debería tener el derecho a elegir cómo vestir, no se le debería obligar a nada”, declaró, desafiando el estricto código de vestimenta islámico para las mujeres.

“¿Debería empezar diciendo hola, adiós o expresando mis condolencias? Hola, oprimido pueblo de Irán; adiós, noble pueblo de Irán; mis condolencias a vosotros, el pueblo, que siempre está de luto”, escribió la taekwondista iraní Kimia Alizadeh, medalla de bronce en las Olimpiadas de Río 2016, tras instalarse en Europa. También ella protestó contra el “velo obligatorio”.

El pasado día 13, tres presentadoras abandonaron la Cadena de la República Islámica de Irán. “Perdonadme por los 13 años en que os conté mentiras”, se disculpó Gelare Yabari en Instagram, después de que las autoridades hubiesen negado durante días que un avión de pasajeros ucraniano había sido derribado por los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica, matando a sus 176 ocupantes.

Estas iraníes autoexiliadas se asemejan a los disidentes del otro lado del Telón de Acero soviético que acabaron encontrando refugio en Occidente. Su papel en la derrota de la URSS fue fundamental: abrieron los ojos a la opinión pública occidental sobre la realidad de sus países.

Las mujeres iraníes que están desafiando abiertamente a los mulás le recuerdan a uno la época anterior a la revolución islámica de 1979, cuando el velo no era obligatorio. Las imágenes de esa época muestran a mujeres sin velo. De la noche a la mañana, pasaron “de la minifalda al hiyab”.

“Siento decir que se impuso el chador a las mujeres”, afirmó Zahra Eshragui, nieta del ayatolá Jomeini. “Se impuso en los edificios del Gobierno, en el colegio de mi hija. Se trataba de una prenda tradicional pero se convirtió en un símbolo de la revolución”.

La última emperatriz de Irán, Farah Diba, señaló: “En nuestra época, las mujeres estaban presentes en toda clase de ámbitos. En un determinado momento, el número de universitarias fue superior al de universitarios”; en cambio, “ahora se las maltrata y se les falta el respeto, les han arrebatado sus derechos, y sin embargo son increíblemente valientes”.

En una fotografía de 1979 se puede ver cómo las mujeres tomaron las calles para protestar por el velo. “Se tomó el 8 de marzo, al día siguiente de que entrara en vigor la ley sobre el hiyab, que decretaba que en Irán las mujeres tenían que llevar pañuelo cuando salieran de casa”, dijo el autor, el fotógrafo Hengameh Golestán. “En Teherán, muchas personas se declararon en huelga y salieron a las calles. Fue una manifestación inmensa, con mujeres… y hombres… Estábamos luchando por la libertad”. Desde entonces, las mujeres no han salido descubiertas.

Entonces, 100.000 mujeres protestaron contra el gobierno islamista. Hoy, iraníes de gran valer encabezan la revuelta contra el régimen de los ayatolás. Saben cuál es el precio: muchas de las que han participado en las protestas han sido violadas y torturadas en prisión. Los mulás saben que tienen sometidas a vigilancia a 40 millones de mujeres, y que si éstas, como grupo, se rebelaran contra la sharia, la Revolución Islámica saltaría por los aires. El temor podría explicar en parte que el régimen esté recurriendo a Occidente como chivo expiatorio.

El guía supremo Jamenei dio un discurso sobre el velo y acusó a los “enemigos” de Irán de intentar “engañar a un montón de chicas para que se quiten el hiyab en la calle”. En 2009, el símbolo de las protestas fue la joven Neda Aga-Soltán, asesinada por el régimen. El caso de Sakineh Mohamedi Ashtiani, condenada a muerte por lapidación por supuesto adulterio, provocó manifestaciones en Francia, que probablemente influyeran en su posterior puesta en libertad. Hace dos años, Vida Movahedi se convirtió en un símbolo después de que ondeara en la calle una pañoleta blanca.

Los libros sobre la disidencia iraní, como Persépolis y Leer ‘Lolita’ en Teherán, han sido escritos por mujeres. Las mujeres están luchando contra los ayatolás. Entre las 1.500 personas que ha matado el régimen en la reciente ola represiva –tal y como han informado a Reuters funcionarios del Ministerio del Interior iraní– había unas 400 mujeres.

Según la novelista franco-iraní Chahla Chafiq, “sus actos nos desafían a todos, sobre todo, por lo que revelan del orden infernal que establece la República Islámica, al sacralizar la discriminación y la violencia contra las mujeres en nombre de Dios (…) La demonización del cuerpo de la mujer como lugar del pecado, simbolizada por la obligación de llevar el velo, implica una serie de prohibiciones que alteran la vida de las mujeres, sometidas a una humillación y un sufrimiento constantes”.

La abogada especializada en cuestiones de derechos humanos Nasrín Sotudeh, que ha representado a mujeres protestatarias contra el velo, fue sentenciada en marzo de 2019 a 38 años y medio de prisión, de los que debe cumplir 12. Las activistas Yasamán Aryani, Monireh Arabshahi (madre de la anterior) y Moygan Keshavarz fueron detenidas tras publicar un vídeo donde aparecían sin pañoletas y repartiendo flores a los pasajeros del metro. Las tres fueron acusadas de “no respetar la obligación de llevar el hiyab” y condenadas a un total de 55 años. Shaparak Shayarizadeh, teheraní de 43 años, fue condenada a dos años por quitarse el velo. Azam Yangravi, que sostuvo su pañoleta en el aire y la ondeó sobre su cabeza en una concurrida calle de Teherán, dijo que lo hizo por su hija de 18 años. “Me estaba diciendo a mí misma: ‘Viana no debería crecer en este país en las mismas condiciones en que creciste tú”, declaró.

Los mulás parecen estar dispuestos a hacer todo lo que esté en su mano para acabar con este movimiento femenino. Han condenado a 10 años a mujeres que compartieron vídeos quitándose el velo, y creado 2.000 nuevas unidades de policía moral. El régimen está además produciendo vídeos propagandísticos sobre el hiyab. Una muchacha que había intentado entrar en un estadio de fútbol de Teherán disfrazada de hombre se prendió fuego después de ser sometida a juicio. Las iraníes tienen “la tasa más alta de suicidios entre las mujeres y niñas de Oriente Medio”. En Irán, el 70% de los suicidas son mujeres, que tienen tanto que perder allí.

Sin embargo, el velo no es su único problema. Hay muchas actividades de riesgo para las iraníes: bailar, cantar, tocar música, dar la mano a los hombres… Antes de 1979, las iraníes tenían libertad. Y la quieren recuperar.

“La llama del feminismo está viva en Irán”, ha referido Foreign Policy. Pero si las feministas iraníes que se niegan a llevar el hiyab son valientes, sus homólogas occidentales, que llevan sombreros rosas, las han abandonado miserablemente. Federica Mogherini, la anterior responsable de la política exterior de la UE, que se puso el chador en sus visitas oficiales a Irán y se hizo selfies con diputados iraníes, no ha dicho ni una palabra sobre estas extraordinarias mujeres.

Masih Alineyad, que ayudó a diseminar la campaña de sus compatriotas contra el uso obligatorio de las pañoletas, se ha dirigido a las políticas occidentales que se cubren cuando visitan Irán en estos términos: “Permitidme ser clara con vosotras: decir que una ley discriminatoria es parte de nuestra cultura es insultar a una nación”. El régimen de Teherán detuvo inmediatamente a sus familiares.

A la aprobación de una reciente ley en Brunei que castiga con muerte por lapidación las relaciones sexuales entre hombres el adulterio le siguieron protestas internacionales. Irán hace lo mismo, matar homosexuales y ahorcar a las mujeres adúlteras: ¿por qué esta barbarie iraní se condona tan fácilmente en Occidente?

La revolución de 1979 creó el primer Estado moderno basado en los principios islámicos. Los ayatolás demostraron que la gobernanza basada en la sharia era posible. El centro de su sistema fue el sometimiento de la mujer.

Hace treinta años, el Muro de Berlín fue derribado por ciudadanos del común que demandaban libertad de movimientos. Hoy, el muro del régimen iraní podrían derribarlo estas mujeres del común que exigen poder vestirse como quieran. Por lo pronto, se están negando con valentía a pisar las banderas de Israel y EEUU, mientras disfrutan de llevar el cabello al viento otra vez…

(Gatestone)


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Asia

Un nuevo brote de coronavirus agrava la situación en China: 106 muertos y 4.275 casos confirmados

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Un nuevo brote de coronavirus agrava la situación en China: 106 muertos y 4.275 casos confirmados
Supone un aumento de 26 decesos y de 1.531 casos confirmados con respecto a las cifras ofrecidas el lunes por la mañana por la Comisión Nacional de Sanidad

El número de fallecidos por el nuevo coronavirus causante de la neumonía de Wuhan en China se elevó hoy a 106, y el de casos confirmados a nivel nacional a 4.275.

La cifra, ofrecida por la televisión oficial CGTN, supone un aumento de 26 decesos y de 1.531 casos confirmados con respecto a las cifras ofrecidas el lunes por la mañana por la Comisión Nacional de Sanidad.

Está previsto que la citada Comisión publique este martes su informe diario, en el que deberá aportar más detalles sobre la evolución de la enfermedad durante la jornada de ayer.

La mayoría de los nuevos casos y fallecimientos se han registrado en la provincia donde se originó el brote, Hubei (centro-este del país), donde este lunes se sumaron 1.291 casos confirmados y 24 muertes, elevando el total de defunciones a 100, según informó hoy la Comisión de Sanidad de esa región.

En la capital, Wuhan, se detectaron ayer 892 nuevos casos y se confirmaron 22 decesos. Esta ciudad es el epicentro de la enfermedad y se encuentra desde el pasado jueves con todos los accesos cortados -quedan 9 millones de personas dentro de la ciudad, según las autoridades locales- para tratar de contener la expansión del virus.

El resto de muertes a nivel nacional, según CGTN, se han producido en las regiones de Hebei, Henan, Heilongjiang, Hainan, Pekín y Shanghái.

Por el momento, Tíbet sigue siendo la única provincia sin registrar ningún contagio diagnosticado.

Hasta ahora, se ha detectado un total de 44 casos confirmados en otros países como Tailandia, Singapur, Estados Unidos, Francia o Australia.

También cabe destacar que en el conteo nacional ofrecido por las autoridades chinas y por la prensa estatal se incluyen los cinco casos confirmados hasta el momento en Taiwán, considerada por Pekín como una provincia rebelde.

Los síntomas del nuevo coronavirus, denominado 2019-nCoV provisionalmente por la Organización Mundial de la Salud (OMS), son en muchos casos parecidos a los de un resfriado, pero pueden venir acompañados de fiebre y fatiga, tos seca y disnea (dificultad para respirar).


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Hispanoamérica

Delcy Rodríguez, el genio del mal

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Frank López Ballesteros (R).- Delcy Rodríguez (Caracas, 1969), se lleva desempeñando en el cargo más de un año, y la “tarea” la ha ejecutado con un discurso saturado de cinismo, lenguaje de odio y resentimiento.

Bajo ese pensamiento, la crisis que atraviesa Venezuela es una “construcción mediática” y el “amor del pueblo” por Maduro es algo real.

“En Venezuela no hay hambre, en Venezuela hay voluntad (…) Aquí no hay crisis humanitaria, aquí hay amor”, espetó en octubre pasado en su primer discurso como encargada de dirigir la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente.

La muerte de su padre, el líder de izquierda radical Jorge Antonio Rodríguez, el 25 de julio de 1976, marcó, sin dudas, la vida de Rodríguez, quien 43 años después se ha convertido en pieza fundamental de la dictadura.

Se afirma que Jorge Antonio Rodríguez falleció a causa de las torturas infligidas por agentes de la policía política que le interrogaban por el secuestro de un empresario estadounidense.

Sobre sus hombros recae justamente el control de la policía política. Como máxima autoridad de los servicios de inteligencia -el temido SEBIN-, las decisiones finales pasan por su escritorio y la cartilla de reprimidos y asesinados llevan su firma.

La “elegida”

Para consolidar su propio régimen tras llegar a la presidencia, en 2013, el dictador Maduro forjó alianzas inimaginables en todos los escenarios: conservó a viejos aliados de sus tiempos como canciller y recicló a vetustas figuras del chavismo sin Hugo Chávez, para controlar la pesada burocracia que heredó del “’comandante eterno”. Es desde allí donde Delcy -como sus allegados le llaman-, alcanza un protagonismo estelar.

Sin embargo, es por medio de su hermano Jorge Rodríguez, un psiquiatra devenido político y actual ministro de Información, que recorre a lo largo de años puestos baladíes, aunque estratégicos de la burocracia roja. En ello tuvo mucho valor su radicalismo ideológico y pasado familiar.

En su ascenso, la actual vicepresidenta de Venezuela, fue también ministra de Comunicación e Información, una suerte de jefa de propaganda del gobernante Chávez, cuyo apego a los dogmas acentuaron la polarización del país.

Como canciller, el cargo más largo que ejerció, ya con Maduro en el Palacio de Miraflores, terminó por ideologizar la política exterior, hasta el último enroque que diseñó el actual dictador, en la Asamblea Constituyente, donde la colocó como presidenta entre agosto de 2017 y junio de 2018.

“Ella es un factor importante dentro de la hegemonía de la usurpación y diría que es un gran genio del mal”, afirmó sin ambages el diputado de la oposición venezolana Williams Dávila.

“Ha sido una persona importante para el ‘madurismo’ y en sí para el sostenimiento de este régimen, porque es una persona ‘trabajadora’ y al mismo tiempo radical, pero nada de lo que piensa es en función de la democracia o de rescatar el país. Todo lo contrario, quiere mantener el poder a toda costa”, subrayó.

El comienzo

El inicio profesional de Rodríguez, en los años 1990, fue en un par de bufetes de abogados privados vinculados a temas corporativos nacionales y extranjeros; por ello se jactaba de ser abogada de “firmas Internacionales en Venezuela”, algo absolutamente falso.

Gracias al último Gobierno del presidente Rafael Caldera -en la Cuarta República que tanto el chavismo lapida-, fue enviada como agregada cultural a Londres.

Allí conoció a Roy Chaderton, hoy en las filas chavistas, quien era entonces embajador en el Reino Unido y con quien no tuvo una buena relación. “Era un gobierno copeyano (partido conservador venezolano) y la embajada en Londres era reflejo de eso, apellidos y personas muy bien conectadas en lo que Delcy no encajaba”, relató un antiguo funcionario de esa legación.

No fue una buena época. Sólo dos personas de esa embajada le dan un trato agradable, uno de ellos es Félix Plasencia, “diplomático bolivariano” -como se define- que ha continuado cerca de Rodríguez a modo de confidente.

Fuentes cercanas a ambos afirman que son amigos y que Rodríguez le perdonó, o quizá no sabe que Plasencia, siendo asistente del entonces canciller Fernando Ochoa Antich, formó parte de la delegación que viajó a EEUU para denunciar a Chávez y a los militares del 4F como terroristas tras la intentona golpista de 1992, como reveló en un libro el propio exministro Antich.

Figura vengativa

En los círculos más íntimos se asegura que Plasencia fue la persona que instaló en el exterior a varios familiares de los Rodríguez en cargos diplomáticos y como ciudadanos comunes, a modo de escape ante el colapso de la “revolución”.

Uno de sus antiguos colaboradores en el Ministerio de Exteriores la describió “como una persona desconfiada y paranoica, que cree en teorías de conspiración. Pero premia los radicalismos. Hay funcionarios que al haber adoptado su estilo fueron premiados en el exterior. Lo de ella es una especie de venganza constante”, explicó

Para el diputado Dávila, los hermanos Rodríguez siempre quieren aplicar una agenda de venganza desde el poder, que es alimentada por el pasado.

En el caso de Rodríguez, explicó el veterano parlamentario, “no hay duda de que ha sido un factor importante dentro de la usurpación. Ella llevó adelante la defensa ideológica de la revolución cuando fue canciller. Hoy como vicepresidente, trata de controlar el aparato del Estado, los gobernadores y alcaldes, porque es quien va filtrando las exigencias del régimen”.

El fiasco ruso

Durante una gira por Rusia, siendo viceministra para Europa desde 2005, Chávez la destituyó debido al fracaso de unas negociaciones que se estaban dando en Moscú de las cuales era responsable. “Fue tanto el malestar del presidente, que tuvo que volver a Caracas en vuelo comercial, porque Chávez la bajó del avión presidencial”, relató uno de sus viejos compañeros.

Luego de ese incidente se volvió protegida de su hermano, quien ganó en 2008 la alcaldía de Caracas. Durante esos años, ejerció cargos de la administración pública cercanos al Palacio de Miraflores, siempre cercana a las bases más radicales del chavismo.

Rodríguez ha querido mostrarse estos años como el rostro amable y del diálogo en los momentos más críticos para el “madurismo”. A la vez que ataca a la oposición con hechos y palabras, va y se reúne en prisión con una figura opositora para hablarle de compromisos, con la única garantía de ser una figura de confianza del dictador.

Como el de Maduro es un régimen de tribus, advirtió el congresista Dávila, en un escenario de futuras elecciones, habría que ver la puja de poder que se podría dar entre Diosdado Cabello, los hermanos Rodríguez y el propio Maduro, para repartirse el poder.

Sin un ápice de carisma popular y una carrera política construida en laboratorio, ser “hermana de Jorge Rodríguez” le ha abierto un espacio en los “círculos rojos” pero sin un futuro claro, pues su capital sólo se basa en ser “la favorita”

Para no terminar de hundirse, Rodríguez hoy cuenta con el afecto de su hermano y el espaldarazo del dictador.

Tan profunda es la animadversión que lleva cultivando estos años en Venezuela, que es difícil pensar en Rodríguez transitando libremente por una esquina de Caracas pidiendo votos o comprensión.

Su destino, como ocurre con tantos cómplices de las dictaduras, luce oscuro, pues algún día tendrá que responder a una larga lista de preguntas frente a la justicia.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: