Connect with us

España

Hermann Tertsch: “Ser conservador es lo más revolucionario que se puede ser hoy en día”

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

R. G.-  Nacido en Madrid en 1958, Hermann Tertsch Del Valle-Lersundi es uno de los mayores expertos en el análisis de la realidad política y social española y europea. Contundente, rápido en la interpretación de los acontecimientos, poseedor de una cultura enciclopédica y siempre coherente, Tertsch posee a raudales esa extraña habilidad que solamente tienen los mejores especialistas y que, partiendo de un conocimiento exhaustivo del pasado, consiste en descifrar con pericia los pequeños detalles de los hechos diarios para bosquejar con eficacia los grandes retos, las posibilidades y las amenazas del futuro. Hermann Tertsch es en la actualidad eurodoputado de Vox.

– Usted vivió en primera fila la caída de la antigua URSS y hoy es uno de los intelectuales más activos a la hora de denunciar esa nueva forma globalizada del comunismo que se ha venido a llamar “marxismo cultural”… ¿Cómo surgió este fenómeno político, social y, sobre todo, cultural?

Loading...

Los primeros pasos de todo esto se dieron con la Internacional Comunista de los años veinte del pasado siglo, que establecía claramente un proyecto de expansión a lo largo y ancho del mundo desarrollado, y especialmente a lo largo y ancho de Europa, para inducir a la gran revolución proletaria.

Para llevar a cabo este plan, la Internacional Comunista impulsa un gran conglomerado de asociaciones, grupos y organizaciones, muchas de ellas similares a las actuales oenegés, que funcionaban bajo las órdenes de los partidos comunistas, pero sin pertenecer directamente a su estructura. Hoy ocurre exactamente lo mismo, pero fue en esa década de los años veinte cuando el comunismo comenzó a utilizar el asociacionismo como herramienta de penetración ideológica en las sociedades desarrolladas.

El siguiente paso en esta expansión del neomarxismo o marxismo cultural se dio con la aparición de la Escuela de Fráncfort. En los años treinta, numerosos intelectuales marxistas debieron huir de Alemania perseguidos por los nazis, y marcharon a Estados Unidos. En las universidades de este país crearon escuelas y, tras el fin de la II Guerra Mundial, regresaron a Alemania y a Francia, países desde los que impulsan sus estrategias de penetración, en un impulso que acabaría de una forma fallida con el Mayo del 68 parisino. Quizás aquella movilización estudiantil fue el último gran intento revolucionario comunista, pero ya entonces los marxistas habían entendido que su gran estrategia había de asentarse sobre la penetración cultural, y no sobre la revolución y las movilizaciones callejeras.

No son los tanques, son determinadas ideas, y su expansión a todo el espectro cultural de la vida de una sociedad desarrollada, las que han de conseguir la victoria. Por eso los nuevos comunistas van abriendo e implantando sus banderas en diferentes campos de batalla donde van dejando sus semillas, el ecologismo, el animalismo, el feminismo, el pacifismo…

La economía ya no sirve a los nuevos comunistas. La transformación que iba a ser la punta de lanza de la revolución proletaria, de esa revolución igualitaria que se construye sobre la liquidación del individuo, tenía la economía como bandera, pero su fracaso en este ámbito ha sido tan estrepitoso que ya no tienen nada que hacer. Y por ello van extendiéndose a otros campos en los que buscar fácilmente la sentimientalidad, la emoción, el humanitarismo. Y han conseguido una expansión tremenda, por ejemplo, en el capítulo de las oenegés, que en su práctica totalidad son organizaciones que mantienen los mismos criterios (comunistas) y que obedecen a los mismos objetivos (comunistas).

– ¿Y cuáles serían, en su opinión, los fines de estos nuevos comunistas?, ¿Quién establece estos objetivos?

A pesar de que en ocasiones parezca que no hay una organización o unas cabezas pensantes detrás de todo este gran movimiento global del marxismo cultural, uno de los principales polos de difusión ha sido el Foro de Sao Paulo, impulsado por el Partido de los Trabajadores de Brasil y nacido en 1990, tras la caída del Muro de Berlín (1989). El Foro de Sao Paulo ha sido clave en todo esto. Y en el Foro de Sao Paulo, ideológicamente, mandaba Cuba. Y lo sigue haciendo.

En un primer momento, el Foro de Sao Paulo nace como el sustituto de una Internacional Comunista que ya no podía tener su referente en Moscú. Creado por grupos guerrilleros sudamericanos, organizaciones terroristas y múltiples partidos comunistas y socialistas, en el momento de su aparición, en este gran órgano marxista solamente había un partido que estuviera gobernando: el Partido Comunista de Cuba. Pero solamente 15 años después, en 2004, el Foro de Sao Paulo tenía ya a más de una decenas de partidos en diferentes Gobiernos, entre los que ya se encontraba Hugo Chávez.

Chávez fue fundamental para el Foro, porque Cuba dirigía, pero era la Venezuela bolivariana la que financiaba todo aquello. En aquella época, además, con el petróleo a 150 dólares el barril, había dinero para todos y, realmente, desde el Foro de Sao Paolo se compró a todos… incluidos el movimiento montonero y los Kirchner. No hay que olvidar, además, que en este Foro se hallaban incluidos grupos de Oriente Medio como Hizbolá, organización terrorista islamista con amplias conexiones con Venezuela, con una fuerte línea de penetración en Estados Unidos, con lazos muy intensos con Irán y con gran poder sobre el control del narcotráfico internacional.

Explica Hermann Tertsch que no solamente hay un complicado entramado organizativo que impulsa globalmente el nuevo comunismo, tanto ideológica como políticamente, sino que, además, existe “un entramado inmenso de multinacionales, de empresas semipúblicas y privadas, que funcionan en Sudamérica y en todo el mundo al servicio del marxismo cultural y sus conexiones, lavando, por ejemplo, el dinero negro de la cocaína de las FARC, y financiando el surgimiento y el crecimiento de numerosos partidos comunistas, tanto en Latinoamérica como en otras partes del mundo, incluyendo España”.

“Pero lo más importante es la dinámica de penetración cultural”, añade Hermann Tertsch. “Una dinámica que se completa con la ayuda de ese rodillo socialdemócrata, izquierdista, que ha ido, con diferentes matices, avanzando en toda Europa; se trata de un rodillo aplastante que solo tiembla ante fisuras como las que están surgiendo en países como Hungría o Polonia, y que estalla ante las brechas internas que surgen en el Sistema de la mano de partidos que no controla. Hay una tendencia general que busca la aniquilación de toda discrepancia cultural. Todo lo que tenga un mensaje de trascendencia del hombre o de sentido religioso, hay que aniquilarlo. Y para ello, los nuevos marxistas han contado con una colaboración importante por parte de la Iglesia Católica, que en una rápida adaptación al devenir de los tiempos, y tras el fulgor magnífico de presencia que fueron Juan Pablo II y Josep Ratzinger, tiene en la figura del Papa Francisco un ejemplo de cómo la penetración comunista o neomarxista en las principales instituciones occidentales se está produciendo también en el ámbito eclesiástico”.

-¿Cómo se produce esta infiltración del ‘marxismo cultural’?

Realmente, están en todas las partes. Las universidades están tomadas, y la infiltración, como hemos explicado antes, viene ya de lejos. La educación media, en la mayor parte de los países occidentales, y sobre todo en un país como el nuestro, ha colapsado la política de transmisión de conocimientos y lo que se hace es, simple y llanamente, adoctrinamiento; las ciencias sociales son, del mismo modo, ciencias de adoctrinamiento neomarxista todas ellas, con poquísimas excepciones. Se modela de tal manera a los jóvenes que es prácticamente imposible que éstos puedan aprender cosas que pudieran desmentir o cuestionar la ideología comunista aprehendida, y por eso rechazan cualquier tipo de conocimiento o información o datos y lecturas que cuestionen o entren en conflicto con su pequeño mundo establecido. En este sentido, el neomarxismo funciona con los mecanismos de una programación de secta.

Para ello, entran en juego dos herramientas fundamentales: el lenguaje y la enseñanza, y los medios de comunicación. La educación y los medios son los dos grandes arietes sobre los que se está produciendo está conquista de los nuevos comunistas. Se ridiculiza, caricaturiza, desprecia y persigue a todos aquellos que pongan en cuestión este proyecto ideológico igualitarista, que es también antirreligioso, antinacional y antiindividualista. Todo lo que genere una percepción de la trascendencia de la individualidad es enemigo de este proyecto de dominación neocomunista que, no hay que olvidarlo, se basa en que el hombre es indefinidamente maleable. El ser humano, según el comunismo clásico, es solo un producto de lo que se adoctrina en él; la ideología es la que ha de crear al ser humano, tal y como ocurre en los países comunistas más extremos. El ser humano no vale nada para Pol Pot, pero tampoco para quienes extienden en Berkeley, Oxford o en la Complutense esas ideologías llenas de humanitarismo y merengue compasivo. Para ellos, el ser humano es un producto de las circunstancias, es intercambiable y, en un último punto, es canjeable y prescindible.

En su análisis del marxismo cultural, Hermann Tertsch añade un elemento importante de análisis que no se suele tener en cuenta. “Hay que recordar que en otros momentos del pasado siglo XX, ya se había hecho notar que la penetración cultural de los comunistas había llegado muy lejos. Hay una anécdota de la periodista y escritora rumana Monica Lovinescu, que le ocurre cuando en 1947 llega a París después de haber padecido todo tipo de dificultades bajo el poder de los estalinistas rumanos. Cuando llega a la capital francesa se da cuenta de que allí también, si uno dice las verdades de lo que estaba ocurriendo en su país bajo el régimen comunista, enseguida te tachaban de fascista y se te cerraban todas las puertas.

Primero te conviertes en un anticomunista, de anticomunista pasas a ser un fascista, y como fascista te conviertes en un ser despreciable que no merece ser escuchado y que tampoco merece hablar. Si eres anticomunista, culturalmente, mereces ser aniquilado. Esto ya ocurría en 1947 en Francia. Así controlaba ya la izquierda francesa el pensamiento a mediados del pasado siglo, tal y como lo denunciaron escritores y pensadores como Jean-François Revel y Raymond Aron. Y tal como lo padeció también Albert Camus. Ellos denunciaron las persecución y los ataques constantes que sufrían quienes se atrevían a denunciar los dogmas sagrados de los marxistas en la cultura”.

“Con el paso del tiempo”, explica Hermann, “esto se ha ido extendiendo y transformando en lo que ahora conocemos como la ‘corrección política’ o lo ‘políticamente correcto’, que no es más que un rodillo censor implacable de la socialdemocracia. Es una imposición muy sutil y muy eficaz, con muchas menos aristas en sus prohibiciones, mucho más perfeccionada, en la que los sentimientos siempre se utilizan para romper los diques de contención que han formado las sociedades abiertas y los Estados de Derecho. Lo estamos viendo ahora perfectamente en España con el asalto bestial a los jueces que han dictado la sentencia sobre el caso de ‘la Manada’.

‘La Manada’, con un militar y un guardia civil en su interior, es el enemigo perfecto que ataca a una ‘niña indefensa’ con cinco hombres que representan lo peor de los poderes del Estado: la represión, el machismo, etc. Se trata de movilizar a la gente a través de la bondad, porque cuando se lucha a favor de “la bondad” todo lo demás, las leyes, por ejemplo, no importa. Ada Colau, la alcaldesa de Barcelona de extrema-izquierda, lo ha dicho muy claramente: ‘las leyes injustas, las ignoro’. Esta es la nueva forma de asaltar al Estado que han elegido los nuevos comunistas; ya no se trata de asaltar el Palacio de Invierno, se asaltan las instituciones después de haber creado, a través de la educación y de los medios de comunicación, una sociedad dócil, volcada en el sentimentalismo, sin pensamiento crítico, sin pensamiento libre y sin pensamiento individual, y siempre preocupada por militar al lado de los buenos y nunca formar parte de los “perversos”… Descarrilamos hace tiempo contra la razón y ahora, a través del neomarxismo, se están minando todas las defensas de la sociedad: los códigos de honor, la tradición, el reconocimiento de una historia exitosa… Se trata de un movimiento inmenso, de una maquinaria cultural abrumadora e implacable, a la que es muy difícil hacer frente, porque también es muy mal enemigo”.

-¿Cómo frenar todo esto?

Llevan ganando terreno desde hace 150 años, pero no han tienen la victoria. Hay gente que se da cuenta de lo que está pasando y, sobre todo, hay países que están reaccionando, donde se pone freno a estos desmanes, donde cuajan los mensajes a favor del individuo y de la familia, donde todavía se aprecia el valor de la religión cristiana. En este sentido, hay focos de resistencia muy considerables frente al vendaval de los nuevos comunistas. Tenemos que tener en cuenta que la socialdemocracia como tal ha entrado en crisis, teniendo en cuenta que cuando hablamos de socialdemocracia no hablamos solamente de los partidos socialistas, hablamos de todo, hablamos del Sistema. Tan socialdemócrata es Angela Merkel como Mariano Rajoy. La socialdemocracia, el Sistema, se ha extendido hasta ocuparlo todo y, por ello, cuando surgen reacciones, generalmente a la derecha, se ponen muy nerviosos y sueltan todo tipo de iras.

Pero a pesar de su superioridad aplastante, no han logrado la dominación total. En este momento, por ejemplo, el Sistema, en Alemania, es más débil que hace cinco años. Y están países como Hungría, Polonia, Austria o la República Checa. Son países, en general, que han padecido el igualitarismo durante mucho tiempo y por eso tienen elementos de reacción que nosotros no tenemos. A nosotros, el totalitarismo socialdemócrata nos llega a través de la “democracia de partidos”, que es una falsa democracia, una “partitocracia”, esto es lo que tenemos. A través de los mecanismos de dominación de los partidos, éstos se han convertido en el Estado y, ciertamente, han conseguido un grado de control sobre la sociedad muy grande, pero no sin fisuras. De hecho, en España se intentó el cierre total del Sistema con José Luis Rodríguez Zapatero, cuando éste, a principios de este siglo, trabajó una alianza con la banda terrorista ETA y el tripartito catalán. Cerrar el Sistema consistía en liquidar la idea de España consiguiendo que los separatismos en alianza con la izquierda política crearan un nuevo régimen sobre la base del antifranquismo. Se trata de un régimen cerrado al que, por supuesto, muy rápida y deseosamente se incopora Mariano Rajoy, tal y como estamos viendo perfectamente estos días.

– Sorprendentemente, ¿puede ser Rusia un refugio para la gran tradición occidental, tal y como se deja entrever desde algunos análisis?

La derecha europea no puede equivocarse y considerar a Rusia como un refugio de los valores tradicionales. Me estoy refiriendo a la derecha que tiene que dar la batalla y que tiene que vencer al rodillo totalitario socialdemócrata. Esa derecha política, en mi opinión, se estaría confundiendo radicalmente si cree que puede inspirarse en alguien como Vladimir Putin o la Rusia actual. Una cosa es que Vladimir Putin tenga razón cuando combate una serie de fenómenos que solamente han traído desgracias a la sociedad occidental, pero otra cosa muy diferente es olvidarse de que Putin es un autócrata, un dictador clásico que gobierna con mano de hierro un país del tercer mundo cargado de armas nucleares.

En las últimas décadas, en los últimos años de la URSS y desde el surgimiento de Rusia, este país solo ha avanzado en crear millonarios, en crear riqueza para el aparato del Estado y en bañar de millones a esos grupos mafiosos que son los socios de Vladimir Putin. No se ha creado una industria, no se ha hecho avanzar el país, no se ha asfaltado una calle… es un país que vive de exportar materias primas para, con los ingresos obtenidos, alimentar a su población. Es, exactamente, el mismo mecanismo económico que caracteriza a Burkina Fasso, pero… con armas nucleares. En este sentido, que Rusia defienda valores como la familia, el orden, la cohesión social o el patriotismo no tiene demasiada relevancia, ya que se trata de una sociedad fallida, desesperanzada y empobrecida en la que la esperanza de vida se ha desplomado, sobre todo, entre los varones.

– Ser conservador, ¿es lo más revolucionario que se puede ser hoy en día?

Yo creo que sí. Yo creo que lo más límpido que se puede hacer es creer en las imperfecciones del hombre, pero también en el carácter sagrado y único de los individuos. Hay que creer en la libertad, y solamente puedes creer en la libertad si crees en el individuo. Ciertamente, defender este tipo de principios, y los valores de ellos emanados, no se hace gratis, ya que hay que enfrentarse a un ambiente hostil, ante un enemigo muy fuerte y sin escrúpulos que no duda en acallar cualquier tipo de discrepancia. Hoy no nos meten a todos en un sótano para darnos un tiro en la nuca, como se hacía en las checas comunistas de antaño, pero hoy, en Europa, hablar de ciertos temas, oponiéndose al Sistema, te convierte en una persona socialmente liquidada y marginada. Te buscan enseguida la muerte civil y, en este sentido, podemos terminar como empezamos: recordando a esos exiliados rumanos que en 1947 llegaron a París huyendo de la represión implacable de los estalinistas y se encuentran con que en Francia, si decías ciertas verdades, eras social y culturalmente aniquilado. De una forma implacable. Como ahora.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

España

Pedro (“Pere”) Navarro: el saqueador de los bolsillos de los conductores españoles, obsesionado con la recaudación

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El director de la Dirección General de Tráfico, Pere Navarro, tiene una sola obsesión (y más que legítima, por cierto): reducir el número de muertos en las carreteras de España. El problema es que su obsesión le ha llevado a dejar patas arriba la circulación en el país, además de haber metido al PSOE en una situación bastante comprometida al defender otras polémicas medidas como la de establecer peajes obligatorios en todas las autopistas y autovías españolas. Tal es la obsesión de Pere, que se ha enemistado con conductores, pilotos de motos y ahora con parte del PSOE. Pleno de un director general de Tráfico que ya está de salida, según las últimas informaciones que caen desde el partido.

Loading...
Pere Navarro no es un nombre bien recibido entre los conductores de a pie pese a que sus medidas han contribuido aparentemente a disminuir el número de muertos en las carreteras españolas. Es el padre del carnet por puntos y de el fiasco de reducir la velocidad máxima por un breve periodo de tiempo de 120 kilómetros por hora a 110. El lema que se repite en los carteles luminosos de las carreteras de “mejor más despacio” es suyo al 100%, pero el problema es que desde el partido hay quien piensa que ya está oxidado y carcomido por sus obsesiones personales.

Pere quiere pasar a la historia como el director de la DGT que más redujo la mortalidad en las carreteras en España, pero el problema es que desde el PSOE hay quien piensa que su obsesión le está llevando a adoptar medidas que solo hacen más impopular al partido. Pere Navarro es de los pocos directores de la DGT que tiene nombre y apellidos reconocible para los conductores, el problema es que siempre es para mal. Y más ahora que ha decidido reducir la velocidad máxima en las ciudades de 50 kilómetros por hora a 30. Un desastre que solo ha traído policías municipales ocultos tras los contenedores de basura para detectar con el radar móvil a quien se pase de listo.

El director general de Tráfico, Pere Navarro, ha asegurado que la nueva limitación a 30 km/h en vías urbanas de un único carril por sentido de circulación “no es un tema de policía ni de radares”, sino que “es más de convencer”. El problema es que los conductores ya se huelen la tostada: habrá más radares y más adán recaudatorio, como siempre. Si a esto le añadimos otras perlas de Navarro, el malestar del PSOE con su director general de Tráfico está más que justificado; al menos desde una perspectiva electoral.

Navarro siente los colores, pero más siente que quiere pasar a la historia por algo. No es una cuestión de cargos ni de ascensos políticos. El director tiene claro que quiere dejar un legado aunque ello conlleve meter la mano en el bolsillo de los españoles, perjudicar la imagen del partido que le ha puesto donde está o hacer que los desplazamientos sean un suplicio hasta tal punto de que te adelanten pedaleando las bicicletas.

La primera parte, la de meter la mano en el bolsillo, es una de sus grandes obsesiones. Él quiere que tú estés más seguro en las carreteras con tu dinero. Si eres conductor, te freirá a multas mediante radares (de los cuales ha puesto más en circulación, incluidos los veloláser) para que vayas a una velocidad que comparado con ir andando sea difícil saber cuándo llegarás antes a tu destino. Si eres motorista, te obligará a gastarte una media de entre 300 euros y 600 euros extra (además del casco, la chaqueta de motociclismo y los guantes) para comprarte un chaleco airbag para que estés más seguro Tú, no tu bolsillo ni tu cartera.

DGT
El director de la DGT, Pere Navarro, en enero, tras entrar en vigor la norma. Foto: Europapress.

A esto hay que añadirle que nuestro querido director también se ha lanzado a la piscina con el tema de los peajes. Cuando el Gobierno se plantea imponer tasas en todas las carreteras (de en torno a 0,01 euros el kilómetro), Navarro se ha tirado a la piscina para decir que es absolutamente necesario hacerlo porque no hay que dejar que “la abuelita” que cobra su pensión y no coge el coche nunca tenga que pagar algo que no utiliza. Sobre los que tienen un seguro privado de salud o llevan a sus hijos a colegios privados no dice nada en referencia a la educación y sanidad pública.

Todo esto ha hecho que Navarro se haya convertido en un aliado incómodo para el PSOE. Ahora mismo, relevarle del cargo sería un alivio para los socialistas más que un suplicio, tal y como deslizan fuentes del partido, aunque aseguran que no lo harán por decoro y que dinalizará como mínimo la legislatura. En cualquier caso, el hecho de que Navarro vaya por libre en cierto sentido por su obsesión de reducir los muertos no ha ayudado en nada en estos momentos al PSOE, ya que la percepción sobre la DGT no es que quiera ayudar, sino más crujirte a impuestos.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Continue Reading

España

De cómo España se convirtió en el Infierno de los trabajadores gracias al Gobierno Comunista y a la derechita cobarde

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Compartidos

“Los españoles no quieren una España en la eurozona que pague un nivel de impuestos similar al de Suecia con los salarios del Congo”

Aunque parezca increíble, los españoles se han convertido en los mayores pagadores de impuestos de la Unión Europea, sin apenas darse cuenta, porque a menudo las instituciones públicas han ido subiendo las tasas impositivas sin consultarles y de manera dispar en las diferentes regiones del país, mientras el sueldo medio de los trabajadores decrecía y la calidad de vida empeoraba claramente en toda la nación.

Además, el paso de la pandemia ha destruido miles de puestos de trabajo y dejado en la ruina a centenares de empresas, y como si fuera poco, el plan del Gobierno socialcomunista de Pedro Sánchez ha sido seguir subiendo los impuestos, para ahogar fiscalmente más aún a los españoles, en lugar de reducir el enorme gasto político que se ha visto aumentado en los últimos años de manera significativa y al más puro estilo de la Venezuela de Maduro, contradiciendo las políticas que han adoptado otros países de la eurozona como Italia, Portugal o Austria. Spain is different.

Loading...

Y el futuro no pinta mejor para el bolsillo de los españoles, porque el ejecutivo central va a imponer peajes en todas las autovías del Estado de cara al año 2024, pese a que están sobradamente pagadas. Y así el Gobierno se lo ha trasladado a la Unión Europea para recibir los fondos europeos de la recuperación por la pandemia, que sin la menor duda son un nuevo rescate que nos evita por el momento que España se convierta en un total Estado fallido. Esta medida fiscal irá también acompañada de otras muchas, como el aumento del impuesto a los plásticos y residuos, la subida del impuesto al diésel, la imposición sobre la riqueza o incluso la creación de un impuesto a los billetes de avión, que se interrumpió a raíz de la situación epidemiológica.

Realmente esto va a incrementar todavía más la tensión social en España y puede provocar un gran estallido en las calles, ya que las colas del hambre no dejan de incrementarse y hay alrededor de 1,1 millones de familias españolas que se encuentran todas en paro. Una situación muy lamentable, que necesita de soluciones urgentes y de una clase política valiente y con altura de miras, las cuales no aprieten más a las clases medias y bajas de la nación, de otros modo las consecuencias van a ser aterradoras, y recuerden, quién avisa, no es traidor. De hecho, desde mi punto de vista, los destacados conflictos territoriales incluso ya están pasando a una dimensión inferior, dado el grave contexto político, sanitario, social y económico del país.

Cabe destacar que todas las subidas impositivas van a alejar encima la inversión de actores extranjeros y eso es también ciertamente preocupante, ya que en estos momentos a España se le están yendo muchas empresas fuera de sus fronteras, sin hablar de la normalización de la inestabilidad política. Los ciudadanos se están hartando y las reacciones no se harán esperar, y en parte ya las estamos observando como no podía ser de otra forma, porque los españoles no quieren una España en la eurozona que pague un nivel de impuestos similar al de Suecia con los salarios del Congo.

 

Erik Encinas Ortega


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Compartidos
Continue Reading

España

(Memoria Histórica) Trabajar por lo “social” sin ensuciarse con el socialismo: Jose Antonio Girón, uno de los jóvenes guerreros de la Falange. Por Juan Manuel Cepeda

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

Desde hace mucho tiempo, tanto los seguidores de la “Memoria Azul”, como incluso algunos de los Guardianes de la misma, venían pidiendo una reseña sobre Girón.
Es cierto que no puede entenderse la historia de la Falange fundacional ni de los falangistas de después de la Guerra Civil sin recordar a Girón, pero aunque de todos es conocida su biografía, desde que al mando de una Centuria de falangistas vallisoletanos toma y defiende el “Alto de los Leones”, hasta sus posteriores combates como Capitán del Ejercito, su Medalla Militar Individual y por supuesto su designación por el General Franco como Ministro de Trabajo, cargo que ocupó desde 1941 hasta 1957, lo que realmente nos interesaba era conocer al Girón de los primeros momentos, al Girón que se une sin dudar al proyecto patriota de Onésimo Redondo, las “Juntas Castellanas de Actuación Hispánica”, el que al poco tiempo después se une con Ramiro Ledesma Ramos y los redactores y seguidores del periódico “La Conquista del Estado”, formando el primer grupo nacionalsindicalista español, las “JONS”.
Queríamos conocer al Girón que a partir de oír a José Antonio en el Teatro de la Comedia, y a pesar de su gran amistad con Onésimo Redondo y con Ramiro Ledesma, les dice señalando a José Antonio: “Este es nuestro Jefe”.
Pues bien, hoy contaremos unas anécdotas cortas, inéditas, pero totalmente ilustrativas, de cómo era Girón en sus comienzos en la lucha por la Revolución Nacional.
Primavera de 1931, José Antonio Girón, que está estudiando Derecho en la Universidad de Valladolid, y que ya está en contacto con los que, pocos meses después fundarán las JCAH (Onésimo y su hermano Andrés y los hermanos Ercilla), recibe el aviso de que los marxistas quieren asaltar y quemar el” Colegio de San José”, que regían los Jesuitas, en ese colegio Girón había estudiado de pequeño.
De inmediato, contacta con un reducido grupo de amigos en su mayoría de la Acción Católica y organiza la defensa del colegio, se enfrenta a los asaltantes y dada su tenacidad y valentía, logra conseguir que la turba se dé media vuelta y cese en el empeño.
Después de unas horas Girón abandona el colegio y se dirige hacia su casa, ya es de noche, al doblar una esquina recibe una puñalada en el costado, le estaban esperando para hacerle pagar su osadía, la corpulencia física de Girón es inconfundible, es la primera herida grave que sufre José Antonio Girón, se la curaron los Jesuitas en el colegio.
Un año después, en el verano de 1932, Girón ha conseguido acabar su carrera de Derecho, pero en la Universidad de Salamanca, ya que le habían expulsado por motivos políticos (su militancia jonsista) de la Universidad Vallisoletana.
Se traslada para pasar las vacaciones a Palencia capital, y una tarde encontrándose con unos amigos y camaradas en un bar de la calle principal, oye gritos y alboroto, sale del bar y se encuentra con una manifestación de socialistas y comunistas formada por cientos de personas.
Girón se planta en el centro de la calle, solo frente a la multitud, los manifestantes, incrédulos, no entienden lo que ocurre, Girón les provoca lanzándoles improperios. En ese momento, saca de su chaqueta un paquete con picadura de tabaco, impertérrito se pone a liar un cigarrillo, los socialistas no dan crédito, pero no avanzan, Girón ya con el pitillo encendido les sigue provocando y les ordena que se disuelvan.
Al poco tiempo, llega la Policía y se lleva detenido a Girón, no le importa, había conseguido su objetivo, parar él solo una manifestación de los marxistas y disolverla.
En la primavera del 36, José Antonio Girón junto con Luís González Vicen y Mariano Greciet, son los Jefes de las milicias vallisoletanas, cuyo mando supremo lo ostenta Anselmo de la Iglesia.
El Frente Popular ha ganados las elecciones de febrero, su estrategia revolucionaria de apartarse de la República Burguesa para ir hacia la “Dictadura del proletariado”, radicaliza la actuación de los partidos de izquierdas, especialmente de los socialistas.
En Valladolid, socialistas y comunistas impiden a los chavales de Falange que puedan repartir libremente su propaganda, hay continuos ataques y palizas a escuadristas azules.
Girón, que no acata la línea más pacífica que ordena Onésimo, prepara a los muchachos de la Primera Línea, y así un domingo ordena a dos escuadras de las milicias, armadas todos con pistolas, que se escondan tras unos setos del Campo Grande, Girón después de forrarse el cuerpo con papel de periódicos, se acerca al lugar del Paseo de Zorilla donde sabe se reúnen los izquierdistas más radicales, después de golpear a uno de ellos e insultar a los demás, corre hacia donde se encuentran sus camaradas emboscados tras los setos, justo cuando le van a echar mano, diez pistolas de la Primera Línea disparan al unísono, hay varios heridos de bala entre los socialistas.
Girón entendió perfectamente que se debía recuperar el respeto a la Falange, y así lo consiguió.
Así era Girón el luchador, el guerrero, el Jefe de Milicias Azules, el que nunca pidió a sus camaradas algo que él no fuera capaz de hacer, en una palabra, Girón uno de los Jefes más destacados de la Primera Linea de la Falange.
Por eso, hoy los Guardianes de la Memoria Azul rendimos homenaje a ese Girón joven, guerrero, idealista, luchador y temerario hasta la extenuación.
Otro Girón, tambien de nombre Jose Antonio (su hijo) nos ha cedido la foto que publicamos, así como datos del “joven Giron”.

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir
Continue Reading

España

PARTIDO POPULAR: corral de rojos y verdugo de libertades personales. Propuesta del PP de implantar un ‘pasaporte COVID’ en España: ‘¿Pasaporte para viajar por España?’

Published

on

Comisión de Sanidad
Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

El portavoz del GP VOX en la comisión de Sanidad ha explicado  que fue la propia formación la que propuso en la Unión Europea la existencia de un ‘certificado COVID’ siempre que fuera voluntario, temporal, que no impusiera la vacunación, que fuera gratuito, que contemplara la situación microbiológica completa, -ya sea una inmunidad adquirida tras vacunación o pruebas diagnósticas- , y que fuera flexible, entre otras muchas características. “¿Acaso no se dan cuenta que están haciendo el caldo gordo a todos los que les gusta que se construyan fronteras en el interior de España?”, ha preguntado. 

Loading...

Además, Juan Luis Steegmann ha sido el encargado de valorar la PNL del Grupo Plural por la cual se insta al gobierno a acelerar la vacunación. “Esta propuesta está desfasada. Se presentó el 12 de marzo cuando el Gobierno no recomendaba el uso de la vacuna de Astra Zeneca en mayores de 55 años”, ha señalado no sin antes insistir que los datos de vacunación que está ofreciendo el Gobierno son completamente erróneos. 

“A fecha de hoy, un 86% de españoles no están vacunados completamente. Y cuando digo completamente es completamente. No vale haber recibido una dosis de las dos. Y es importante señalarlo, porque esas personas no están protegidas”, ha señalado no sin antes recordar que Bruselas ha llevado a cabo una estrategia ‘cicatera y chapucera’. 

Votación de VOX en las Proposiciones No de Ley debatidas en la comisión de Sanidad:

1º. Por la que se insta al Gobierno a acelerar la vacunación de la población de riesgo y del personal esencial. (Grupo Parlamentario Plural).

Abstención

2º. Relativa a la coordinación del Gobierno con las Comunidades Autónomas y la Unión Europea para desarrollar el pasaporte de vacunación en el contexto de la pandemia de COVID-19. (Grupo Parlamentario Popular en el Congreso).

NO

3º. Sobre regulación de los servicios de atención al cliente. (Grupo Parlamentario Socialista).

NO

4º. Sobre la urgente autorización de comercialización y dispensación de autotest de diagnóstico de la COVID-19 en oficinas de farmacia. (Grupo Parlamentario VOX).

5º. Relativa a la atención primaria. (Grupo Parlamentario Unidas Podemos).

NO

6º. Sobre la reducción de las desigualdades en salud. (Grupo Parlamentario Socialista).

NO

7º. Relativa a la elección de plaza MIR desde la transparencia, en igualdad de condiciones y con seguridad ante la pandemia de COVID-19. (Grupo Parlamentario Popular).

8º. Sobre la creación de un Registro Nacional de Donantes de gametos y preembriones. (Grupo Parlamentario Socialista).

NO

9º. Al objeto de analizar experiencias de regulación del cannabis para uso medicinal. (Grupo Parlamentario Vasco).

NO y NO a la creación de la subcomisión.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir
Continue Reading

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ESCALPELO LITERARIO Y CINÉFILO

LOS LÍMITES DE LA MENTE

LA BANDERA ESPAÑOLA

getfluence.com
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2020 all rights reserved alertanacional.es

Translate/Traducir »
<-- PAUSADO PROPELLER -->