Connect with us

España

Hermann Tertsch: «Ser conservador es lo más revolucionario que se puede ser hoy en día»

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

R. G.-  Nacido en Madrid en 1958, Hermann Tertsch Del Valle-Lersundi es uno de los mayores expertos en el análisis de la realidad política y social española y europea. Contundente, rápido en la interpretación de los acontecimientos, poseedor de una cultura enciclopédica y siempre coherente, Tertsch posee a raudales esa extraña habilidad que solamente tienen los mejores especialistas y que, partiendo de un conocimiento exhaustivo del pasado, consiste en descifrar con pericia los pequeños detalles de los hechos diarios para bosquejar con eficacia los grandes retos, las posibilidades y las amenazas del futuro. Hermann Tertsch es en la actualidad eurodoputado de Vox.

– Usted vivió en primera fila la caída de la antigua URSS y hoy es uno de los intelectuales más activos a la hora de denunciar esa nueva forma globalizada del comunismo que se ha venido a llamar “marxismo cultural”… ¿Cómo surgió este fenómeno político, social y, sobre todo, cultural?

Loading...

Los primeros pasos de todo esto se dieron con la Internacional Comunista de los años veinte del pasado siglo, que establecía claramente un proyecto de expansión a lo largo y ancho del mundo desarrollado, y especialmente a lo largo y ancho de Europa, para inducir a la gran revolución proletaria.

Para llevar a cabo este plan, la Internacional Comunista impulsa un gran conglomerado de asociaciones, grupos y organizaciones, muchas de ellas similares a las actuales oenegés, que funcionaban bajo las órdenes de los partidos comunistas, pero sin pertenecer directamente a su estructura. Hoy ocurre exactamente lo mismo, pero fue en esa década de los años veinte cuando el comunismo comenzó a utilizar el asociacionismo como herramienta de penetración ideológica en las sociedades desarrolladas.

El siguiente paso en esta expansión del neomarxismo o marxismo cultural se dio con la aparición de la Escuela de Fráncfort. En los años treinta, numerosos intelectuales marxistas debieron huir de Alemania perseguidos por los nazis, y marcharon a Estados Unidos. En las universidades de este país crearon escuelas y, tras el fin de la II Guerra Mundial, regresaron a Alemania y a Francia, países desde los que impulsan sus estrategias de penetración, en un impulso que acabaría de una forma fallida con el Mayo del 68 parisino. Quizás aquella movilización estudiantil fue el último gran intento revolucionario comunista, pero ya entonces los marxistas habían entendido que su gran estrategia había de asentarse sobre la penetración cultural, y no sobre la revolución y las movilizaciones callejeras.

No son los tanques, son determinadas ideas, y su expansión a todo el espectro cultural de la vida de una sociedad desarrollada, las que han de conseguir la victoria. Por eso los nuevos comunistas van abriendo e implantando sus banderas en diferentes campos de batalla donde van dejando sus semillas, el ecologismo, el animalismo, el feminismo, el pacifismo…

La economía ya no sirve a los nuevos comunistas. La transformación que iba a ser la punta de lanza de la revolución proletaria, de esa revolución igualitaria que se construye sobre la liquidación del individuo, tenía la economía como bandera, pero su fracaso en este ámbito ha sido tan estrepitoso que ya no tienen nada que hacer. Y por ello van extendiéndose a otros campos en los que buscar fácilmente la sentimientalidad, la emoción, el humanitarismo. Y han conseguido una expansión tremenda, por ejemplo, en el capítulo de las oenegés, que en su práctica totalidad son organizaciones que mantienen los mismos criterios (comunistas) y que obedecen a los mismos objetivos (comunistas).

– ¿Y cuáles serían, en su opinión, los fines de estos nuevos comunistas?, ¿Quién establece estos objetivos?

A pesar de que en ocasiones parezca que no hay una organización o unas cabezas pensantes detrás de todo este gran movimiento global del marxismo cultural, uno de los principales polos de difusión ha sido el Foro de Sao Paulo, impulsado por el Partido de los Trabajadores de Brasil y nacido en 1990, tras la caída del Muro de Berlín (1989). El Foro de Sao Paulo ha sido clave en todo esto. Y en el Foro de Sao Paulo, ideológicamente, mandaba Cuba. Y lo sigue haciendo.

En un primer momento, el Foro de Sao Paulo nace como el sustituto de una Internacional Comunista que ya no podía tener su referente en Moscú. Creado por grupos guerrilleros sudamericanos, organizaciones terroristas y múltiples partidos comunistas y socialistas, en el momento de su aparición, en este gran órgano marxista solamente había un partido que estuviera gobernando: el Partido Comunista de Cuba. Pero solamente 15 años después, en 2004, el Foro de Sao Paulo tenía ya a más de una decenas de partidos en diferentes Gobiernos, entre los que ya se encontraba Hugo Chávez.

Chávez fue fundamental para el Foro, porque Cuba dirigía, pero era la Venezuela bolivariana la que financiaba todo aquello. En aquella época, además, con el petróleo a 150 dólares el barril, había dinero para todos y, realmente, desde el Foro de Sao Paolo se compró a todos… incluidos el movimiento montonero y los Kirchner. No hay que olvidar, además, que en este Foro se hallaban incluidos grupos de Oriente Medio como Hizbolá, organización terrorista islamista con amplias conexiones con Venezuela, con una fuerte línea de penetración en Estados Unidos, con lazos muy intensos con Irán y con gran poder sobre el control del narcotráfico internacional.

Explica Hermann Tertsch que no solamente hay un complicado entramado organizativo que impulsa globalmente el nuevo comunismo, tanto ideológica como políticamente, sino que, además, existe “un entramado inmenso de multinacionales, de empresas semipúblicas y privadas, que funcionan en Sudamérica y en todo el mundo al servicio del marxismo cultural y sus conexiones, lavando, por ejemplo, el dinero negro de la cocaína de las FARC, y financiando el surgimiento y el crecimiento de numerosos partidos comunistas, tanto en Latinoamérica como en otras partes del mundo, incluyendo España”.

“Pero lo más importante es la dinámica de penetración cultural”, añade Hermann Tertsch. “Una dinámica que se completa con la ayuda de ese rodillo socialdemócrata, izquierdista, que ha ido, con diferentes matices, avanzando en toda Europa; se trata de un rodillo aplastante que solo tiembla ante fisuras como las que están surgiendo en países como Hungría o Polonia, y que estalla ante las brechas internas que surgen en el Sistema de la mano de partidos que no controla. Hay una tendencia general que busca la aniquilación de toda discrepancia cultural. Todo lo que tenga un mensaje de trascendencia del hombre o de sentido religioso, hay que aniquilarlo. Y para ello, los nuevos marxistas han contado con una colaboración importante por parte de la Iglesia Católica, que en una rápida adaptación al devenir de los tiempos, y tras el fulgor magnífico de presencia que fueron Juan Pablo II y Josep Ratzinger, tiene en la figura del Papa Francisco un ejemplo de cómo la penetración comunista o neomarxista en las principales instituciones occidentales se está produciendo también en el ámbito eclesiástico”.

-¿Cómo se produce esta infiltración del ‘marxismo cultural’?

Realmente, están en todas las partes. Las universidades están tomadas, y la infiltración, como hemos explicado antes, viene ya de lejos. La educación media, en la mayor parte de los países occidentales, y sobre todo en un país como el nuestro, ha colapsado la política de transmisión de conocimientos y lo que se hace es, simple y llanamente, adoctrinamiento; las ciencias sociales son, del mismo modo, ciencias de adoctrinamiento neomarxista todas ellas, con poquísimas excepciones. Se modela de tal manera a los jóvenes que es prácticamente imposible que éstos puedan aprender cosas que pudieran desmentir o cuestionar la ideología comunista aprehendida, y por eso rechazan cualquier tipo de conocimiento o información o datos y lecturas que cuestionen o entren en conflicto con su pequeño mundo establecido. En este sentido, el neomarxismo funciona con los mecanismos de una programación de secta.

Para ello, entran en juego dos herramientas fundamentales: el lenguaje y la enseñanza, y los medios de comunicación. La educación y los medios son los dos grandes arietes sobre los que se está produciendo está conquista de los nuevos comunistas. Se ridiculiza, caricaturiza, desprecia y persigue a todos aquellos que pongan en cuestión este proyecto ideológico igualitarista, que es también antirreligioso, antinacional y antiindividualista. Todo lo que genere una percepción de la trascendencia de la individualidad es enemigo de este proyecto de dominación neocomunista que, no hay que olvidarlo, se basa en que el hombre es indefinidamente maleable. El ser humano, según el comunismo clásico, es solo un producto de lo que se adoctrina en él; la ideología es la que ha de crear al ser humano, tal y como ocurre en los países comunistas más extremos. El ser humano no vale nada para Pol Pot, pero tampoco para quienes extienden en Berkeley, Oxford o en la Complutense esas ideologías llenas de humanitarismo y merengue compasivo. Para ellos, el ser humano es un producto de las circunstancias, es intercambiable y, en un último punto, es canjeable y prescindible.

En su análisis del marxismo cultural, Hermann Tertsch añade un elemento importante de análisis que no se suele tener en cuenta. “Hay que recordar que en otros momentos del pasado siglo XX, ya se había hecho notar que la penetración cultural de los comunistas había llegado muy lejos. Hay una anécdota de la periodista y escritora rumana Monica Lovinescu, que le ocurre cuando en 1947 llega a París después de haber padecido todo tipo de dificultades bajo el poder de los estalinistas rumanos. Cuando llega a la capital francesa se da cuenta de que allí también, si uno dice las verdades de lo que estaba ocurriendo en su país bajo el régimen comunista, enseguida te tachaban de fascista y se te cerraban todas las puertas.

Primero te conviertes en un anticomunista, de anticomunista pasas a ser un fascista, y como fascista te conviertes en un ser despreciable que no merece ser escuchado y que tampoco merece hablar. Si eres anticomunista, culturalmente, mereces ser aniquilado. Esto ya ocurría en 1947 en Francia. Así controlaba ya la izquierda francesa el pensamiento a mediados del pasado siglo, tal y como lo denunciaron escritores y pensadores como Jean-François Revel y Raymond Aron. Y tal como lo padeció también Albert Camus. Ellos denunciaron las persecución y los ataques constantes que sufrían quienes se atrevían a denunciar los dogmas sagrados de los marxistas en la cultura”.

“Con el paso del tiempo”, explica Hermann, “esto se ha ido extendiendo y transformando en lo que ahora conocemos como la ‘corrección política’ o lo ‘políticamente correcto’, que no es más que un rodillo censor implacable de la socialdemocracia. Es una imposición muy sutil y muy eficaz, con muchas menos aristas en sus prohibiciones, mucho más perfeccionada, en la que los sentimientos siempre se utilizan para romper los diques de contención que han formado las sociedades abiertas y los Estados de Derecho. Lo estamos viendo ahora perfectamente en España con el asalto bestial a los jueces que han dictado la sentencia sobre el caso de ‘la Manada’.

‘La Manada’, con un militar y un guardia civil en su interior, es el enemigo perfecto que ataca a una ‘niña indefensa’ con cinco hombres que representan lo peor de los poderes del Estado: la represión, el machismo, etc. Se trata de movilizar a la gente a través de la bondad, porque cuando se lucha a favor de “la bondad” todo lo demás, las leyes, por ejemplo, no importa. Ada Colau, la alcaldesa de Barcelona de extrema-izquierda, lo ha dicho muy claramente: ‘las leyes injustas, las ignoro’. Esta es la nueva forma de asaltar al Estado que han elegido los nuevos comunistas; ya no se trata de asaltar el Palacio de Invierno, se asaltan las instituciones después de haber creado, a través de la educación y de los medios de comunicación, una sociedad dócil, volcada en el sentimentalismo, sin pensamiento crítico, sin pensamiento libre y sin pensamiento individual, y siempre preocupada por militar al lado de los buenos y nunca formar parte de los “perversos”… Descarrilamos hace tiempo contra la razón y ahora, a través del neomarxismo, se están minando todas las defensas de la sociedad: los códigos de honor, la tradición, el reconocimiento de una historia exitosa… Se trata de un movimiento inmenso, de una maquinaria cultural abrumadora e implacable, a la que es muy difícil hacer frente, porque también es muy mal enemigo”.

-¿Cómo frenar todo esto?

Llevan ganando terreno desde hace 150 años, pero no han tienen la victoria. Hay gente que se da cuenta de lo que está pasando y, sobre todo, hay países que están reaccionando, donde se pone freno a estos desmanes, donde cuajan los mensajes a favor del individuo y de la familia, donde todavía se aprecia el valor de la religión cristiana. En este sentido, hay focos de resistencia muy considerables frente al vendaval de los nuevos comunistas. Tenemos que tener en cuenta que la socialdemocracia como tal ha entrado en crisis, teniendo en cuenta que cuando hablamos de socialdemocracia no hablamos solamente de los partidos socialistas, hablamos de todo, hablamos del Sistema. Tan socialdemócrata es Angela Merkel como Mariano Rajoy. La socialdemocracia, el Sistema, se ha extendido hasta ocuparlo todo y, por ello, cuando surgen reacciones, generalmente a la derecha, se ponen muy nerviosos y sueltan todo tipo de iras.

Pero a pesar de su superioridad aplastante, no han logrado la dominación total. En este momento, por ejemplo, el Sistema, en Alemania, es más débil que hace cinco años. Y están países como Hungría, Polonia, Austria o la República Checa. Son países, en general, que han padecido el igualitarismo durante mucho tiempo y por eso tienen elementos de reacción que nosotros no tenemos. A nosotros, el totalitarismo socialdemócrata nos llega a través de la “democracia de partidos”, que es una falsa democracia, una “partitocracia”, esto es lo que tenemos. A través de los mecanismos de dominación de los partidos, éstos se han convertido en el Estado y, ciertamente, han conseguido un grado de control sobre la sociedad muy grande, pero no sin fisuras. De hecho, en España se intentó el cierre total del Sistema con José Luis Rodríguez Zapatero, cuando éste, a principios de este siglo, trabajó una alianza con la banda terrorista ETA y el tripartito catalán. Cerrar el Sistema consistía en liquidar la idea de España consiguiendo que los separatismos en alianza con la izquierda política crearan un nuevo régimen sobre la base del antifranquismo. Se trata de un régimen cerrado al que, por supuesto, muy rápida y deseosamente se incopora Mariano Rajoy, tal y como estamos viendo perfectamente estos días.

– Sorprendentemente, ¿puede ser Rusia un refugio para la gran tradición occidental, tal y como se deja entrever desde algunos análisis?

La derecha europea no puede equivocarse y considerar a Rusia como un refugio de los valores tradicionales. Me estoy refiriendo a la derecha que tiene que dar la batalla y que tiene que vencer al rodillo totalitario socialdemócrata. Esa derecha política, en mi opinión, se estaría confundiendo radicalmente si cree que puede inspirarse en alguien como Vladimir Putin o la Rusia actual. Una cosa es que Vladimir Putin tenga razón cuando combate una serie de fenómenos que solamente han traído desgracias a la sociedad occidental, pero otra cosa muy diferente es olvidarse de que Putin es un autócrata, un dictador clásico que gobierna con mano de hierro un país del tercer mundo cargado de armas nucleares.

En las últimas décadas, en los últimos años de la URSS y desde el surgimiento de Rusia, este país solo ha avanzado en crear millonarios, en crear riqueza para el aparato del Estado y en bañar de millones a esos grupos mafiosos que son los socios de Vladimir Putin. No se ha creado una industria, no se ha hecho avanzar el país, no se ha asfaltado una calle… es un país que vive de exportar materias primas para, con los ingresos obtenidos, alimentar a su población. Es, exactamente, el mismo mecanismo económico que caracteriza a Burkina Fasso, pero… con armas nucleares. En este sentido, que Rusia defienda valores como la familia, el orden, la cohesión social o el patriotismo no tiene demasiada relevancia, ya que se trata de una sociedad fallida, desesperanzada y empobrecida en la que la esperanza de vida se ha desplomado, sobre todo, entre los varones.

– Ser conservador, ¿es lo más revolucionario que se puede ser hoy en día?

Yo creo que sí. Yo creo que lo más límpido que se puede hacer es creer en las imperfecciones del hombre, pero también en el carácter sagrado y único de los individuos. Hay que creer en la libertad, y solamente puedes creer en la libertad si crees en el individuo. Ciertamente, defender este tipo de principios, y los valores de ellos emanados, no se hace gratis, ya que hay que enfrentarse a un ambiente hostil, ante un enemigo muy fuerte y sin escrúpulos que no duda en acallar cualquier tipo de discrepancia. Hoy no nos meten a todos en un sótano para darnos un tiro en la nuca, como se hacía en las checas comunistas de antaño, pero hoy, en Europa, hablar de ciertos temas, oponiéndose al Sistema, te convierte en una persona socialmente liquidada y marginada. Te buscan enseguida la muerte civil y, en este sentido, podemos terminar como empezamos: recordando a esos exiliados rumanos que en 1947 llegaron a París huyendo de la represión implacable de los estalinistas y se encuentran con que en Francia, si decías ciertas verdades, eras social y culturalmente aniquilado. De una forma implacable. Como ahora.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

España

Último y definitivo error del Frente Polisario

Published

on

Rotonda en El Aaiún
Rotonda en El Aaiún
Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Pedro Ignacio Altamirano.- Un prestigioso militar austriaco se preguntó si había algo peor que la guerra, a lo que respondió que perderla. Dejad dar un paso más, y asegurar de que hay algo peor que perderla, no saber que has perdido.

No pretendo repasar ahora la historia del desastre de la descolonización del Sahara por parte de España y las organizaciones internacionales, ni las graves consecuencias que tuvo todo esto: las guerras, las muertes, la división del pueblo saharaui, y tantos años de sufrimiento sin sentido. Sí, analizar de la manera más imparcial posible, la situación actual en la región, tal como la veo desde el conocimiento profundo de la realidad actual de pueblo autóctono del Sahara.

Lo primero que aprendí fue, que los únicos propietarios intelectuales y culturales del territorio del Sahara, son las tribus autóctonas y sus líderes. Son los únicos cuya situación puedo entender, de los que más aprendo y confío en este problema que dura demasiado. Con muchos de ellos pude hablar directamente en Daklha el pasado febrero de este año 2020, poco antes de esta maldita pandemia de covid-19, en una asamblea organizada por la Fundación para la reunificación saharauis marroquíes en el mundo. Allí conocí y profundicé la realidad saharaui, en sus vidas, sus inquietudes, aspirando a la paz y al futuro.

Loading...

A partir de ahí, mantengo una relación íntima con muchos saharauis autóctonos y con personalidades de alta talla intelectual y cultural de la región de Dakhla y El Aaiún. Asimismo, con los saharauis residentes en Europa, y con los representantes de la RASD. Todos, excepto el Polisario y el gobierno de la RASD, acordaron buscar una solución final realista, estable y de futuro. Este punto, el de la negativa continua al diálogo por parte del Polisario y la RASD, es el más importante para explicar las verdaderas razones de este nuevo ataque a la soberanía marroquí.

Desde hace varios años, sobre todo, desde los dos últimos de forma más intensa, se ha trabajado muy seriamente para lograr la reunificación de todos los saharauis autóctonos en torno a la única vía, real posible para lograr la paz, unidad y un futuro de prosperidad para la población civil, que no es otra cosa que la unidad definitiva con el Reino de Marruecos, bajo una amplia y generosa autonomía para el Sahara. Con ello, se garantiza la identidad cultural de la población indígena saharaui, y una participación activa, en las decisiones relativas al Sahara, en estrecha colaboración con el gobierno central marroquí. Cualquier otra alternativa es irreal, e irrealizable.

Para apoyar esta reunificación, y avanzar en la solución regional recomendada por todos los actores saharauis, nació el Grupo Internacional de Apoyo a la Reunificación Saharaui, integrado por figuras políticas y culturales de diferentes países de América y Europa. Somos testigos directos de los continuos esfuerzos de todos los grupos saharauis, incluido el nuevo movimiento pacifista, nacido en los propios campamentos de Tinduf, para lograr la reunificación saharaui. En este momento, debemos recordar, de nuevo que, en numerosas ocasiones, se ha invitado a representantes de la RASD a sentarse a negociar. Nunca respondieron.

El trabajo de reunificación va por buen camino. El apoyo internacional a la solución regional crece día a día, y por fin, se ve la luz después de un largo periodo de oscuridad. Se incrementan las posibilidades de una nación unida, de un Marruecos próspero, que impulse el desarrollo económico de la importante región de España y Marruecos de cara al futuro, como unidad cultural que ya somos desde hace más de mil años. Sobre la base de la estabilidad y la expansión económica plena, se abren muchas posibilidades de protección social a lo más importante: las personas.

Es fácil comprender el motivo de la ruptura unilateral de la paz por parte de la RASD y el Polisario. Nunca quisieron negociar con nadie. Nunca quisieron reconocer a los saharauis autóctonos. No quieren la paz. La ruptura de la paz es la evidencia que mejor ilustra el estado de decadencia en el que se encuentran hoy las dos organizaciones.

Puedo afirmar que las dos organizaciones no representan hoy más del 5% de los saharauis; por lo tanto, no tienen autoridad para imponer una tesis a nadie en nombre de nadie, más allá de los intereses personales de sus líderes. Por cierto, están viviendo muy bien en casa en España y Europa, mientras que en los campamentos las pocas mujeres y niños que quedan sufren día tras día, debido a la continuidad de los medios de vida. Saben que se quedaron sin credibilidad política, sin apoyo significativo más allá de cuatro asociaciones que mantienen engañadas con mentiras, y sin capacidad militar.

Niños empleados por el Polisario para la guerra

Niños empleados por el Polisario para la guerra

Saben que la reunificación saharaui es un hecho. Un éxito irreversible, y que las dos organizaciones estarán separadas para siempre del futuro de un Sahara autónomo en el Reino de Marruecos en prosperidad. No pueden permitirlo, por eso están tratando, de forma desesperada, detener el proceso de reunificación, el proceso de integración y el proceso de paz. No pueden tolerar. Este último movimiento de guerra simplemente está tratando de ganar la atención internacional para paralizar todo y seguir viviendo en el sufrimiento. Fracasaron de forma irremediable.

La comunidad internacional se ha posicionado a favor de la tesis de la reunificación en torno a Marruecos, tal y como se visualiza con el reconocimiento por parte de los Estados Unidos de la soberanía marroquí sobre el Sahara. Para complicarlo todo, comenten el error de frenar la libre circulación legítima de personas y mercancías en las carreteras, o el atentado contra la Embajada de Marruecos en Valencia (España) en violación de la convención de Ginebra sobre relaciones diplomáticas y consulares de 1961 y 1963. Muchos políticos europeos están a favor de la solución regional y no pueden apoyarla. No hay otra razón para este circo que han montado desde el Polisario, sería para tomarlo de broma, si no porque ponen en peligro a los jóvenes y niños secuestrados en los campamentos de Tinduf por el Polisario para emplearlos en acciones bélicas.

Por todas estas razones, no encuentro otra alternativa real que continuar el esfuerzo de reunificación saharaui en torno a la solución autónoma. No entrar en las provocaciones desesperadas del Frente Polisario y de la RASD, que no tienen más remedio que sentarse y negociar como los demás, o desaparecer para siempre, señalados como una banda terrorista más en el Sahel que secuestra niños para la guerra.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Continue Reading

España

Abascal (Vox) inicia conversaciones con líderes internacionales para luchar contra los ataques a la libertad de expresión por parte de los gigantes tecnológicos

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    6
    Compartidos

Twitter, Instagram, Facebook, Amazon, Apple y Google se dedican a censurar a todo aquel que no piensa como ellos…

La red social Twitter anunció el pasado viernes la suspensión definitiva de la cuenta del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. La excusa que puso la red social fue que la cuenta de Trump podía «incitar a la violencia».

Asimismo, Instagram y Facebook también suspendieron las cuentas del presidente en funciones de EEUU.

Loading...

Como explica en un artículo Navarra Confidencial: «Resulta que Nicolás Maduro o el gobierno cubano pueden tener una cuenta en Twitter pero no la puede tener Donald Trump. Por supuesto Otegui, IU, Bildu o Podemos pueden tener cuentas en las que, día sí, día no, celebran los aniversarios de Fidel Castro, el Ché, la Pasionaria, Lenin o la Unión Soviética, suben sus fotos con chándales de la RDA, celebran la salida de la cárcel de sus asesinos presos y lamentan la caída del muro de Berlín. Respecto a todo esto, Twitter, Facebook, Google y compañía no tienen nada que decir. Pero tampoco esto es ya hoy lo más preocupante porque la liquidación de la libertad global avanza cada día un nuevo escalón”.

El digital navarro añade: “El penúltimo episodio referido a la imposición del pensamiento único global es la decisión conjunta de Amazon, Apple y Google de dejar de ofrecer acceso a la aplicación de Parler, la red social similar a Twitter que precisamente se estaba convirtiendo en la alternativa a todos los que son censurados en Facebook o en Twitter. A lo mejor alguien lo considera una afirmación excesiva, pero nos atreveríamos a decir que este suceso es mucho más grave que el asalto al Capitolio y desde luego mucho más peligroso”.

En definitiva, que Twitter, Instagram, Facebook, Amazon, Apple y Google se dedican a censurar a todo aquel que no piensa como ellos…

Nos jugamos la Libertad y la democracia frente a la censura y la tiranía, dice Abascal

Ante esta situación de censura que están imponiendo esas grandes corporaciones, el presidente de VoxSantiago Abascal, ha anunciado en Twitter que ha “empezado a hablar con distintos líderes políticos internacionales, y seguiré haciéndolo en los próximos días”.

Además, el presidente de Vox ha estrenado sus cuentas en Parler y en Gab publicando un mensaje en el que dice lo siguiente:

“Las ‘bigtech’ no pueden convertirse en policías globales del pensamiento. Y mucho menos de un pensamiento sectario, que guarda sitio para talibanes, terroristas y chavistas y censura a los disidentes.

Muchos de los que ahora lo aplauden (porque Trump no les gusta) se arrepentirán muy pronto al comprender que ya no son libres de opinar contra el poder y de que vamos de cabeza a un totalitarismo global dirigido por un puñado de oligarcas y multimillonarios privilegidos.

Si las grandes tecnológicas deciden quién puede opinar en las redes sociales y quién no, ¿de qué sirven constituciones, derechos, soberanías y jueces si todo queda sometido al criterio de unos pocos?

Nos jugamos la Libertad y la democracia frente a la censura y la tiranía.

Por ello ya he empezado a hablar con distintos líderes políticos internacionales, y seguiré haciéndolo en los próximos días.

Es un tema que interesa a todas las naciones que crean en las libertades y en la soberanía”.

(Hispanidad)


Comparta este artículo.
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    6
    Compartidos
Continue Reading

España

Podemos cae en picado mientras VOX sigue ganando votantes: Abascal le gana la batalla a Iglesias

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Compartidos

Enésima encuesta en la que se confirma la hecatombe electoral que sufriría Podemos en las próximas elecciones generales. Un barómetro electoral realizado por SocioMétrica para El Español confirma que Pablo Iglesias está siendo incapaz de aprovechar la presencia de Podemos en el Gobierno de coalición.

El partido morado, obtendría su peor resultado electoral de celebrarse este domingo las elecciones, con solo un 10,5% de los votos, lo que le dejaría con 25 diputados. La formación de Pablo Iglesias, Pablo Echenique, Irene Montero e Isa Serra, entre otros, estaría cada vez más cerca de convertirse en un partido residual como Izquierda Unida.

Loading...

VOX, por su parte, el principal rival ideológico de Podemos, no solo no perdería votantes respecto a las elecciones del mes de noviembre de 2019, sino que los ganaría, pasando del 15,1% al 16,7%, lo que le daría 54 diputados.

Partido Popular y Ciudadanos ganarían las elecciones de ir juntos

Otro de los datos más llamativos de la encuesta realizada por SocioMétrica es la victoria que lograrían Partido Popular y Ciudadanos en caso de ir juntos en las listas. Azules y naranjas obtendrían 123 diputados con el 29,6% de los votos, superando ampliamente al PSOE, que se quedaría con 103 diputados con el 26,7% de los votos.

Este resultado, permitiría a PP y Ciudadanos, con el apoyo de VOX, gobernar en España y apartar al actual Gobierno de coalición (PSOE y Podemos), del poder.


Comparta este artículo.
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Compartidos
Continue Reading

España

Ábalos compra mascarillas a una empresa que incumple los requisitos de Sanidad

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    5
    Compartidos

El contrato destinado al suministro de mascarillas para el personal del Ministerio de Transportes asciende a 555.100 euros y se adjudicó el pasado 24 de noviembre.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, con José Luis Ábalos al frente, adjudicó el pasado 24 de noviembre un contrato destinado al suministro de mascarillas para el personal de este departamento por valor de 555.100 euros a la empresa Royal Progress SL.

(vozpopuli).- Rypo, el nombre comercial de esta sociedad, fue rechazada por el Ministerio de Sanidad entre los proveedores autorizados a optar a los once lotes recogidos en el Acuerdo Marco para la adquisición de material sanitario al considerar que incumplía los requisitos, según consta en los documentos públicos a los que hemos tenido acceso.

La licitación de Sanidad se adjudicó el 11 de noviembre, trece días antes de que Transportes la eligiera. Según consta en el contrato del departamento capitaneado por Ábalos, la Junta de Contratación de la Subsecretaría de Fomento, encargada de la adjudicación, recibió un total de 72 ofertas durante el procedimiento abierto acelerado, donde los plazos son más cortos de lo habitual.

Loading...

El Ministerio justifica la agilidad del proceso en «la necesidad inaplazable de contratar el suministro de mascarillas para dar cumplimiento al Real Decreto-Ley 21/2020 de 9 de junio (…) señalando en su articulado el uso obligatorio de mascarillas y la adopción de medidas en los centros de trabajo debiendo proporcionarse a los trabajadores equipos de protección adecuados al nivel de riesgo».

La sociedad Royal Progress SL fue registrada en 2015 con el objeto social de gestión y administración de la propiedad inmobiliaria, según consta en el Registro Mercantil al que ha tenido acceso este medio con la herramienta Insight View; aunque en su página web se define como «una empresa de importación y distribución de material médico-sanitario y de protección contra el COVID19».

Esta pyme se presentó a los once lotes del ‘megacontrato’ de 2.500 millones de euros de Sanidad y fue rechazada en todos ellos.

La empresa está dirigida por el empresario Gonzalo Díaz que, según una entrevista concedida a eldiario.es en julio, es un asturiano de 27 años con «grandes contactos en China». Una información que este medio ha pretendido contrastar con los datos públicos de Rypo, aunque no ha recibido respuesta.

«Desde comienzos de 2019 hemos dado servicio a hospitales, clínicas, farmacias y organismos Públicos. En 2020 decidimos digitalizar nuestra oferta y abrir nuestro primer e-commerce», añade la empresa, que vende mascarillas, geles, guantes, termómetros, batas desechables, equipos de protección y test de antígenos y anticuerpos de covid-19.

Rechazada por Sanidad en 11 ocasiones

Antes de este contrato con Transportes, Rypo había logrado durante la pandemia 15 contratos para el suministro de material sanitario con la Administración. El más cuantioso de todos fue con el Gobierno de Castilla y León para el suministro de tres millones de mascarillas quirúrgicas por valor de 1,9 millones de euros. También han sido sus clientes los ayuntamiento de localidades madrileñas como Pozuelo de Alarcón o Majadahonda.

No obstante, esta pyme se presentó a los once lotes del ‘megacontrato’ de 2.500 millones de euros de Sanidad y fue rechazada en todos ellos. El proceso que lideraba el equipo de Salvador Illa explicaba que las batas, los guantes, las gafas o las mascarillas de Rypo no cumplían con las exigencias técnicas que pedía este concurso público. De nuevo, este medio ha intentado, sin éxito, conocer a través de Rypo los motivos que le han llevado a ser un proveedor de confianza en unos casos y una empresa que no cumple los requisitos en otro.

Otro ‘proveedor de confianza’

El equipo de Ábalos ha recurrido por primera vez a esta pyme tras contar durante la pandemia con un ‘proveedor de confianza’, Soluciones de Gestión y Apoyo a las Empresas. Otra pyme que hasta la fecha basaba su negocio en la gestión de proyectos en África y que, según sus últimas cuentas publicadas en el Registro Mercantil cuenta con cinco trabajadores y unas perdidas de 1,1 millones de euros, ha recibido dos contratos de Transportes por valor de 32 millones de euros. Luego esta empresa fue elegida por Interior, Baleares y Canarias hasta lograr adjudicaciones que rondan los 50 millones de euros.

También Sanidad ha tenido otras empresas de confianza. HongKong Travis Asia Limited se convirtió en uno de los socios preferentes del Gobierno para la adquisición de material sanitario durante la pandemia tras adjudicarle una batería de contratos por valor de 245 millones de euros. Una sociedad con sede en Hong Kong y que apenas contaba con un año de existencia en el momento de la firma de los acuerdos. Según los documentos que aportó al registro mercantil local, se constituyó con un capital inferior a 1.200 euros. Empresas que han logrado contratos más cuantiosos que el logrado en esta ocasión por Rypo.


Comparta este artículo.
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    5
    Compartidos
Continue Reading

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ALERTA NACIONAL RECOMIENDA:

ESCALPELO LITERARIO Y CINÉFILO

LOS LÍMITES DE LA MENTE

LA BANDERA ESPAÑOLA

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Translate/Traducir »