Juzgan al ex marido de Mónica Oltra por presuntos abusos a una menor - ALERTA NACIONAL
Connect with us

Tribunales

Juzgan al ex marido de Mónica Oltra por presuntos abusos a una menor

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

La sección segunda de la Audiencia de Valencia ha juzgado esta mañana a un educador social por presuntos abusos a una menor. Según la denuncia de ésta, el educador, exmarido de la vicepresidenta del Consell y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, masajeaba a la niña hasta que ella se dormía y a continuación le cogía la mano y se masturbaba.

El educador, que trabajaba en el centro de menores donde la niña estaba interna, negó los hechos si bien admitió que la menor le pedía que le hiciera masajes en la cabeza para dormirse, como hacía su padre.

La menor, que declaró tras un parabán, ratificó los hechos y dijo que estos abusos se habían producido en al menos diez ocasiones. Sin embargo, dos policías a los que la menor encontró en la puerta del centro cuando fueron a entrega a otra interna, y a los que supuestamente denunció los hechos, coincidieron en afirmar que la menor que habría sufrido los abusos era otra, y no la víctima en el actual juicio, y que ésta simplemente ratificó la versión de lo que decía su compañera.

La directora del centro, por su parte, dijo que la menor era conflictiva, sobre todo a partir de un momento en el que comenzó a consumir drogas de forma frecuente. Relató como la menor se escapaba del centro con asiduidad y que hubo algún mes que solo pasó en el centro cinco días porque el resto estaba fugada. También dijo que en otras ocasiones llegaba de madrugada y con síntomas evidentes de haber consumido drogas. Era en esos días cuando la menor dormía sola en una habitación para no despertar al resto de residentes del centro que estaban durmiendo hacía horas en lo que se denominaba “el hogar”.

Según el relato de los hechos de la menor, era en esta habitación en la que sucedían los abusos y que ella ocupó durante un año aproximadamente.

El relato de la niña fue perdiendo credibilidad conforme iban prestando declaración los testigos. De hecho, la propia trabajadora social que se encarga del padre de la menor en la prisión de Picassent y que fue otra de las personas a las que la niña relató los abusos, dijo que “obtenía beneficios por ello, porque la gente le apoyaba” al saber la historia. De hecho, la menor, cuando se fugaba, solía recalar en casa de su novio, y eran los padres de éste los que le decían que no volviera al centro, convencidos de que en dicho lugar abusaban de ella. Esta trabajadora social, que tuvo rifirrafes con la directora del centro de menores donde residía la niña por darle cantidades de dinero a veces abultadas (300 euros) que le enviaba el padre , consultó con la Policía el protocolo que se sigue en estos casos pero no llegó a denunciar estos abusos.

Tampoco pudo referenciar nada sobre la veracidad de dichos abusos la psicóloga que atendió a la menor en la Conselleria después de varias de sus fugas, porque en tres cuartos de hora de conversación “no dijo absolutamente nada sobre ellos”.

Quien sí lo hizo fue la perito forense encargada por el juzgado para ello. Dicha profesional dijo que la víctima era una persona completamente normal en cuanto a sus facultades intelectuales, y que el relato de lo sucedido, aplicando diversos protocolos psicológicos, era totalmente creíble, si bien puntualizó que “fuese cierto o no”.

En su informe final, la fiscal mantuvo la petición de pena de cinco años de prisión y añadió la responsabilidad civil del acusado, que cifró en 6.000 euros.

Por su parte, la defensa dijo que la menor estaba «faltando a la verdad» y que en las mismas fechas en las que ocurrieron los hechos, se habían producido también las fugas de la menor, lo que unido a las vacaciones de su defendido, hacía casi imposible que hubiera ocurrido en diez ocasiones, como refiere la víctima. El abogado defensor también puso de manifiesto incoherencias en los hechos relatados, y los finalmente expuestos por la víctima durante su declaración, porque, si bien durante la investigación había referido tocamientos en los pechos y masajes por la espalda hasta la entrepierna, en el juicio solamente aludió a las masturbaciones.

El Tribunal concedió como es preceptivo la última palabra al acusado y este dijo sentirse contento al ver que la Justicia española protegía tanto a los menores, «aunque yo lo esté pasando fatal». Dijo que lo que decía la niña era falso, «aunque los menores llegan a creerse sus propias mentiras» y dijo que quizá estuviera mezclando experiencias ocurridas en otro lugar. También refirió que el centro de menores era un sitio «seguro» que las habitaciones estaban muy juntas, que había muchos más menores y educadores y que al pertenecer a una congregación, también dormían en el centro monjas. Y mostró su confianza en poder seguir trabajando con menores.

El juicio quedó visto para sentencia.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Tribunales

Una fiscal propone que negar la violencia de género sea delito

Published

on

La fiscal valenciana contra los delitos de Odio, Susana Gisbert
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

La fiscal valenciana contra los delitos de Odio, Susana Gisbert, propone que negar la violencia de género pueda ser considerado delito de odio, del mismo modo en que lo es el negacionismo del holocausto, un tipo penal al que «se aproxima» mucho pues, si el segundo niega el genocidio, el primero pretende hacer invisible la muerte de más de mil mujeres en los últimos años en nuestro país.

«No estoy diciendo que ese negacionismo de la violencia de género sea ahora delito, porque no lo es actualmente, pero sí que se estudie esta posibilidad, porque hay líneas fronterizas muy peligrosas entre ese negacionismo y otro que sí es delito, como el del holocausto, con el que comparte el fundamento de trivializar crímenes muy graves».

La fiscal, que está especializada en violencia de género y ha sido portavoz de la Fiscalía Provincial de Valencia, añade que «aunque en el caso de las muertes de mujeres no estemos hablando de un crimen de lesa humanidad, como sucede con el holocausto, el número de mujeres asesinadas empieza a ser de tal magnitud que podría llegar a considerarse como tal».

En todo caso, Gisbert matiza que, en materia de violencia de género, no se debe poner el acento únicamente en el derecho penal, y propone trabajar más en la prevención. «Cuando intervenimos con el derecho penal lo que hacemos es gestionar el fracaso. Aunque nos empeñemos en dar más funciones a los juzgados, nosotros solo actuamos cuando ha ocurrido un delito. Incluso aunque no haya condena, nosotros solo podremos poner medidas cautelares frente a un hecho con apariencia de delito. Sin eso, la Justicia penal no puede hacer nada más que redirigir a la mujer a los servicios sociales».

Como fiscal de delitos de odio, Gisbert pone en práctica medidas alternativas a las que entrañan cárcel, como por ejemplo la prohibición de actuar en redes sociales para condenados por perseguir en sus publicaciones a determinados colectivos por razones de pertenencia a una religión, etnia, orientación sexual…

«Son medidas muy interesantes, más aún teniendo en cuenta que ahora las redes sociales también pueden proveer de un cierto beneficio económico por visitas, por derivar tráfico a una web que recibe publicidad… en suma, se trata de medidas que pueden ser más efectivas que una prisión que, en muchos casos, no va a ser cumplida porque la suspenderá el tribunal, al ser la condena inferior a dos años de cárcel».

 

 


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Tribunales

Procesan al ex secretario general de UGT-A Fernández Sevilla por las facturas falsas cuyo fraude supera los 40 millones

Published

on

Los dos ex secretarios generales de UGT-A, Manuel Pastrana, a la izquierda y Francisco Fernández, a la derecha
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

El juez de Instrucción número nueve de Sevilla ha dictado un auto en el que procesa al ex secretario general de UGT-A Francisco Fernández Sevilla y otras 14 personas en el caso conocido como «facturas falsas» por presuntos delitos de fraude de subvenciones y falsedad en documento mercantil, una resolución en la que concluye que «el cómputo global de las cantidades defraudadas» en los expedientes de subvenciones concedidas por la Dirección General de Formación de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía a la organización sindical en los que se ha contado con la información documental necesaria «asciende a 40.750.047,74 euros».

En un auto fechado el día 3 de diciembre y facilitado por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, el magistrado da traslado de la causa a la Fiscalía y a las acusaciones personadas para que, en el plazo común de 20 días, dado el volumen de las actuaciones, soliciten la apertura de juicio oral formulando escrito de acusación o el sobreseimiento de la causa o, excepcionalmente, la práctica de diligencias complementarias indispensables para formular la acusación.

En concreto, los investigados son el ex vicesecretario de Organización y ex secretario general del sindicato Francisco Fernández Sevilla; el que fuera secretario general de Administración de UGT-A Federico Fresneda; la secretaria de Gestión Económica; la responsable del departamento de Compras de UGT-A; el consejero delegado de la entidad Soralpe I Mas P Asociados S.L., y diez personas que actuaron como proveedores del sindicato a través de las empresas que representaban.

Asimismo, el juez acuerda el sobreseimiento provisional y archivo de las actuaciones respecto de ocho personas, entre ellas el que fuera líder sindical andaluz Manuel Pastrana. En concreto, archiva la causa respecto a siete de ellas al entender que, «valorando en su conjunto los indicios aportados en la instrucción practicada, no puede deducirse la existencia de acreditación suficiente de comisión de delito que permita al respecto el dictado de la resolución» que prevé el artículo 779.1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

En el caso de Pastrana, acuerda el sobreseimiento por su «situación de incapacidad sobrevenida», tal y como puso de manifiesto el informe médico forense emitido el pasado 17 de mayo.

El instructor relata que, en el periodo comprendido entre 2009 y 2013, «se ha constatado la existencia de procedimientos concertados entre los responsables de UGT-A y determinados proveedores a fin de que, de una forma coordinada, pudieran facilitar al referido sindicato una vía de financiación para la práctica de sus actuaciones propias», añadiendo que «la utilización de estos instrumentos suponía la aplicación de los fondos recibidos a través de subvenciones públicas a unos fines distintos del destino que dichos fondos deberían haber tenido», como es «la práctica de acciones formativas, a personal ocupado y desocupado, conforme a los expedientes de subvenciones públicas que eran otorgadas por la Dirección General de Formación de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía».

Según asevera el juez, «en la consecución de aquellos fines fraudulentos de financiación era precisa la implicación de sociedades que, como proveedores, facilitaran la infraestructura documental y contable que permitiera obtener fondos destinados a formación, para poder desviarlos, con el fin de sostener los gastos corrientes del sindicato».

Métodos para el fraude

Seguidamente, el magistrado analiza «las técnicas utilizadas para este objetivo ilícito», como son el mecanismo llamado ‘rappel’, «por el que el sindicato se beneficiaría de los descuentos que los proveedores le realizaban en las diferentes facturas, sin que dichos descuentos se declararan a la Administración que otorgaba la correspondiente subvención completa», o el mecanismo denominado ‘bote’, sistema por el que UGT-A «se financiaría con cargo a un saldo acreedor, generado mediante el pago a proveedores de facturas simuladas que no corresponderían a servicio prestado alguno pero que eran imputadas a programas subvencionados».

Como tercera «vía de financiación fraudulenta», el juez señala que el sindicato «habría efectuado la cesión en usufructo de locales de su propiedad» a la sociedad mercantil Soralpe -de la que UGT-A era socio único- «mediante contratos elevados a público entre dichas empresas». Así, se trataba de un «mecanismo fraudulento orientado a la obtención de fondos con cargo a subvenciones mediante la organización de un sistema de alquileres por aulas empleadas para la formación, que no generaban realmente un gasto».

En este punto, explica que, «tras la concesión de la subvención para acciones formativas, UGT-A las materializaba a través de su entidad vinculada IFES», agregando que, «en tanto que, según normativa autonómica, entre los gastos que pueden subvencionarse se incluyen los gastos de alquiler de las aulas utilizadas en el desarrollo de la acción formativa, si los locales en los que IFES desarrollara las acciones formativas fueran propiedad de UGT-A, su utilización en realidad no generaría más gasto subvencionable que los gastos de mantenimiento», pero, en este caso, «tras la cesión en usufructo de los locales de UGT-A a Soralpe, esta última procedía a alquilarlos a IFES, para de este modo generar de forma artificial un gasto subvencionable».

El magistrado considera que, «en el desarrollo de esta mecánica defraudatoria dentro de UGT-A, era de especial relevancia la labor» del investigado Federico Fresneda, ex secretario general de Administración, «que servía de apoyo a las relaciones del sindicato con los proveedores que colaboraban en la citada mecánica», una labor en la que además «contaba con el apoyo directo» del exvicesecretario de Organización y ex secretario general de UGT-A Francisco Fernández Sevilla; de la secretaria de Gestión Económica y de la responsable del Departamento de Compras.

Más de 40 millones defraudados

Al hilo de ello, el instructor precisa que, «para la ejecución de dicha labor defraudatoria, además de la colaboración» de Soralpe y en concreto de su consejero delegado, «prestaron auxilio de forma directa y decisiva para la culminación del fraude urdido por los dirigentes» del sindicato un total de diez personas investigadas y que actuaron como proveedores, quienes «se prestaron a dicha actuación fraudulenta por medio de la falsificación oportuna de la documentación mercantil utilizada para la justificación a presentar en los diferentes expedientes de subvención».

A continuación, el magistrado enumera los expedientes de subvenciones analizados en este procedimiento, precisando que, «para la cuantificación de los importes defraudados en cada expediente», se parte de las conclusiones del informe pericial emitido por un interventor y las aclaraciones realizadas en sede judicial, la documentación obrante en autos procedente de las diligencias de entrada y registro practicadas y remitida por las administraciones, y el informe emitido a instancias de la defensa del investigado Francisco Fernández Sevilla.

«El cómputo global de las cantidades defraudadas en los expedientes en los que se ha contado con la información documental necesaria asciende a 40.750.047,74 euros», pone de manifiesto el juez en el auto notificado este miércoles a las partes personadas en el procedimiento y contra el que cabe recurso.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Tribunales

Vox denuncia al alcalde de Valencia, Joan Ribó, por un delito de odio

Published

on

Imagen de archivo de los concejales de Vox en el Ayuntamiento de Valencia
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Vox presentará este martes una denuncia ante el juzgado de guardia de Valencia contra el alcalde de la ciudad, Joan Ribó, de Compromís. Según la formación que preside Santiago Abascal, Ribó acusó a Vox de «ser responsable de muchas de las agresiones contra las mujeres».

La denuncia será interpuesta por José María Llanos, Pepe Gosálbez, y Ángeles Criado, todos ellos cargos de Vox. Según explicó Gosálbez la pasada semana. «no se puede acusar a un partido que, precisamente, defiende la igualdad de todos ante la ley, sean hombres o mujeres y condena las agresiones contra las personas: mujeres, hombres, ancianos y niños. En Vox defendemos la libertad y la igualdad y condenamos la violencia y las agresiones de todos».

El pasado viernes, el alcalde de Valencia instó a todas las mujeres a que «opinen» si hay que reprobar al grupo de Vox en el Ayuntamiento por no sumarse al Día Internacional para la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres del pasado 25 de noviembre.

Reprobar a Vox es una opción que estudia el gobierno del Rialto (Compromís y PSPV) por negar la violencia machista y no asistir el pasado jueves al acto institucional celebrado en el consistorio con motivo del 25N.

Ribó denunció a preguntas de los periodistas que es «una actitud absolutamente intolerable». «Su manera de afrontar la violencia contra las mujeres parece un alegato a determinados comportamientos machistas que son la base de la violencia de género», aseveró.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: