Connect with us

Sociedad

La defensa de Juana Rivas, destrozada: La perito independiente italiana demuestra que Juana es una desequilibrada

Published

on

Juan Rivas
Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

 

Loading...

Juana Rivas, la «madre espectáculo» (conocida en las Redes Sociales por Juana Birras, dada su desorganizada vida marital en Italia) acaba de sufrir un durísimo pero aleccionador golpe en el proceso que se sigue en Italia por la custodia de los hijos que tuvo con Francesco Arturi. Al contrario que en España, que se suele resolver de forma burocrática y en un par de días, en Italia se han tomado varios meses para desarrollar un profundísimo informe de más de 700 páginas desarrollado por una perito independiente e imparcial sin relación con las partes. Ludovica Iesu:  así se llama la doctora en Psicología que ha escrito el informe que ha caído como una bomba atómica en el entorno –siempre multitudinario– de la «Madre de Maracena» como es coreada por las fuerzas feministas que usan el caso como propaganda.

Según dicho informe, Juana Rivas «muestra una gran capacidad manipuladora» sobre sus hijos, y un «grave desequilibrio mental patológico asociado a desorganización del pensamiento». Padece «una emocionalidad lábil» y «no es capaz de procesar sus experiencias». Ha «manejado» a su hijo mayor en el «conflicto» con su ex marido, Francesco Arcuri, convirtiendo al crío, de 12 años, en «recipiente de las ansiedades maternas».

La madre de Maracena tiene, en fin, una comprensión «de la realidad deficiente«, y es «totalmente inconsciente del daño psicológico generado» por ella misma a sus hijos, de 4 y 12 años, apartándolos de su padre entre 2016 y 2017 -hechos por los que ha sido condenada en España a cinco años de cárcel-.

Los esclarecedores entrecomillados son citas textuales de la psicóloga encargada de valorar quién debe quedarse a los niños por el magistrado de Cagliari que juzga la causa. Se llama Ludovica Iesu, es doctora en Psicología, su dictamen es imparcial y ha elaborado un demoledor informe tras realizar 32 entrevistas y pericias durante cinco meses, entre febrero y julio de este año.

Sus conclusiones son, entre otras:  Que es Arcuri quien debe cuidar a los niños porque Rivas es «incapaz de comprender las emociones profundas de sus hijos» y llega incluso a «confundir sus propias necesidades con las de sus hijos«. Por todo ello, recomienda que los niños se queden de forma estable con el padre y que la madre sólo los vea en vacaciones.

Minuciosa reconstrucción

El alcance del informe no es, por desgracia, habitual en las pericias actuadas en España. Lo que en este país suele despacharse en ocasiones en pocos días ha llevado aquí cinco meses y 177 páginas de minuciosa reconstrucción del nacimiento, auge y destrucción de la relación de Rivas y Arcuri, y del efecto de todo ello sobre sus hijos.

Y entrevistas, tanto de la perito del juez como de los de cada una de las dos partes, con los niños y sus padres, familiares de ambos lados, profesores y pediatras de los niños, psicólogos que les han tratado antes… Hasta se han realizado varios encuentros y dinámicas de juego de los niños con cada uno de sus padres.

Instrumentalización de los menores

Para la psicóloga, el niño, de 12 años, sufre lo que en Italia aún se llama síndrome de alienación parental, y en España se diagnostica como «interferencia«: la inclusión instrumental de los hijos en el conflicto entre los padres, obligándoles a tomar partido por una de las partes. La psicóloga, en este aspecto, se alinea con Arcuri y cree que el hijo, separado de su padre junto a su hermano pequeño durante 13 meses entre 2016 y 2017, está tomando partido por la parte que percibe como más débil, su madre, pero que ésta «confunde sus propias necesidades con las de sus hijos«.

[Modula id=»4″]

 

El informe llega a señalar que Rivas «manifestó gran capacidad manipuladora contra los menores» por ejemplo cuando, al ir a declarar ellos ante los peritos, «los presentó como ‘amigos’ de la madre, proponiendo una mistificación de la realidad«.

El perito de Rivas lo rebate

Las conclusiones de Iesu son rebatidas, también duramente, por Miguel Lorente, forense de la Universidad de Granada, en un informe solicitado por Juana Rivas. Lorente asegura que la psicóloga ha obviado, «hasta parecer molesta», la violencia supuestamente sufrida por Rivas por parte de su ex marido. La acusa también de subjetiva a la hora de valorar el caso, de hacerlo con base a prejuicios -Arcuri fue condenado por agresión a su mujer en 2009 y posteriormente tuvieron al hijo pequeño-. Si bien, como se ha sabido después, fue un arreglo para que Arturi pudiera ver a sus hijos y se trató de un trámite burocrático más que de una condena.

Sin embargo la psicóloga Ludovica Iesu, encargada por el juez de la pericia, en efecto no entra a valorar si se produjeron los episodios denunciados por Rivas, pero se permite señalar que «cree necesario aclarar que las declaraciones de G. [el hijo mayor] sobre una agresión del padre a él parecen más conectadas a un conflicto parental que no a una experiencia real del niño».

‘Inconsciente del daño que causa’

Acerca del estado mental y emocional de Rivas, el informe es devastador: «La señora es totalmente inconsciente del daño psicológico que ha generado la separación de los niños de un año de su padre«. Cuando se le preguntó por ese periodo respondió que «estaban bien«. «Se ha demostrado incapaz de comprender el estado emocional de los niños, y para entender una condición psicólogica diferente de la suya». También se le acusa de dificultar constantemente el vínculo de los hijos con el padre: «Los ejemplos de la no protección de la figura paterna por la madre son numerosos. No reconoce ninguna calidad, aunque sea básica, al señor Arcuri«.

Llega el informe a presentar a Rivas como una persona dependiente y necesitada de algún tipo de tutela: «Siempre necesita una referencia externa que tome decisiones en su lugar. En el pasado ese papel fue desempeñado por el señor Arcuri«, sostiene la psicóloga, que vincula a Rivas «desorganización del pensamiento» dado que su «narración pierde conexiones lógicas y manifiesta una importante labilidad emocional y una prueba de la realidad deficiente«.

[Modula id=»5″]

 

Más aún. Enumera la psicóloga varios extremos declarados por Rivas y contradichos luego por la realidad. La perito no enuncia la palabra mentira, pero hacia ahí se dirige. Por ejemplo, aseguró en sede judicial que un profesor de G. le había asegurado que perdería el curso a causa de absentismo escolar, y acto seguido el profesor lo desmintió.

Por ejemplo, que su hijo pequeño D. estaba sufriendo daños por parte de su padre, cuando «los pediatras han dejado claro que el niño en absoluto estaba en situación peligrosa».

Por ejemplo, manifiesta que un doctor determinado le sugirió «robar» a sus hijos, dicho doctor lo niega en sede judicial.

Incluso refiere que llamó en determinadas ocasiones y a determinadas horas a sus hijos, y después los registros telefónicos lo desmienten, apunta el demoledor informe. La defensa de Rivas niega estos extremos y asegura que están retorcidos y forzados por Iesu.

HAGA CLICK EN LAS FOTOS. Y NO SE ASUSTE.

[Modula id=»6″]

 

Nos gustaría preguntar a la defensa de Rivas cómo una psicóloga puede «forzar» y «retorcer» un registro telefónico generado por ordenador… pero no tenemos ni la más ligera duda de que algún grupo de hembristas y feministas vociferantes podrán obviar la inmensa batería de pruebas que existen contra la estabilidad mental de Juana Rivas esgrimiendo para ello que están provocadas –suponemos– por la odiosa sociedad heteropatriarcal.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Advertisement
2 x COMMENTS

Sociedad

10 razones para una enmienda bioética a la totalidad de la ley de eutanasia

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    7
    Compartidos

La ley de eutanasia desprotege a los más vulnerables, induce ala mala praxis médica, es intimidatoria y no ofrece suficientes garantías. La Asociación de Bioética de la Comunidad de Madrid señala los principales riesgos de la ley de eutanasia que se tramita en España.

 

Un grupo de expertos de la Asociación de Bioética de la Comunidad de Madrid (ABIMAD) ha elaborado un informe sobre la ley de eutanasia que se tramita en el Senado de España en el que se analizan «los principales efectos prácticos del texto legal para su reflexión y retirada».

Loading...

A su juicio, esta ley «no va a constituir un avance en derechos al suponer un encubrimiento de negación de ayudas sociosanitarias eficaces, impide la actuación correcta de los profesionales ante peticiones de muertes, genera impunidad de los médicos que realizan eutanasias y pone en riesgo a todos los pacientes ingresados».

Abimad desgrana su análisis en 10 elementos de riesgo de la ley que fue aprobada en el Congreso en diciembre de 2020 y que sigue su tramitación en el Senado.

1.- Empuja a la eutanasia a los más vulnerables

En el prámbulo, se habla de la «enfermedad grave e incurable» como aquella que lleva asociada «sufrimiento físico o psíquico constante e intolerable (…) en un contexto de fragilidad progresiva».

De esta manera, la ley no se diseña apra atender casos excepcionales, sino que la eutanasia se convertirá en moneda corriente: «Ofrecer eutanasia en ese contexto de fragilidad progresiva y sufrimiento crónico de enfermedad grave e incurable supone un poderoso efecto llamada a las personas más vulnerables de la sociedad».

A juicio de los expertos, empujar a estas personas a la eutanasia «constituye un vergonzoso acto de abandono social que encubre la negación de una mejor asistencia sociosanitaria».

No se trata de una muerte natural, sino de «una muerte tras un acto eutanásico», una muerte provocada, al fin y al cabo.

2.- No llama a las cosas por su nombre

Una de las características más apreciables en una ley es la claridad de sus conceptos básicos. Sin embargo, a lo largo del texto son evitadas las palabras «eutanasia» y «suicidio asistido» a pesar de que se trata de la materia que se está legislando.

«Parece que el legislador teme llamar a las cosas por su nombre», critican desde ABIMAD que se pregunta por qué si los impulsores de la ley consideran que la eutanasia o el suicidio asistido son positivos «no tendrían invonveninete en llamarlos por su nombre».

3.- Lleva a la falsedad en documento público

La ley de eutanasia que se tramita en en las Cortes españolas contempla en su disposición adicional primera que el deceso provocado «tendrá la consideración de muerte natural a todos los efectos».

Los expertos de la Asociación de Bioética de la Comunidad de Madrid subraya que no se trata de una muerte natural, sino de «una muerte tras un acto eutanásico», una muerte provocada, al fin y al cabo, por lo que el legislador lleva a la «falsedad de documentos oficiales al declarar una muerte provocada como muerte natural». A esta crítica añaden que con ello se impide el adecuado registro de la causa de la muerte y su cuantificación. «¿No interesan esas personas? se preguntan.

Por otro lado, la consideración de muerte natural a todos los efectos «puede promover, lo que es muy grave, abusos con eutanasias no solicitadas». Así, por ejemplo, en residencias o ingresos hospitalarios «se le podrá decir a la familia que [un paciente o interno] murió de muerte natural» sin ninguna garantía de que así haya sido.

La Sociedad Española de Psiquiatría enfatiza que «detrás del 90% de los casos en que se nos plantea un deseo de morir, existe un trastorno de salud mental que es temporal y tratable»

4.- Sólo 15 días para pedir la muerte

La ley prevé en su artículo 5 que la solicitud de auetanasia tiene que ser doble dejando una separación de al menos 15 días entre ellas, lo que a juicio de los expertos en bioética de la Comunidad de Madrid «es un plazo de tiempo muy breve, teniendo en cuenta cuáles serán los resultados de la decisión», esto es, la muerte, un proceso definitivo e irreversible.

Esta rapidez supone una privación de asistencia y una mala praxis», pues no permite el despliegue de recursos asistenciales, una atención integral al sufrimiento psico-físico y niega la necesaria atención a cargo de los servicios de Salud Mental en casos de suicidio.

No en vano, la Sociedad Española de Psiquiatría enfatiza que «detrás del 90% de los casos en que se nos plantea un deseo de morir, existe un trastorno de salud mental que es temporal y tratable».

Negar esta prestación «es una falta asistencial muy grave y no es acorde a los protocolos de Prevención del Suicidio», subrayan desde ABIMAD.

5.- Riesgo de eutanasias no solicitadas sin control

La ley deja en manos de un sólo profesional sanitario «la valoración de la incapacidad» de tal forma que se pone en situación de indefensión a los más vulnerables. Los expertos en Bioética subrayan que la ley carece de una «certificación notarial de consentimiento que si sería garantista y permitirá certificar que la persona tiene capacidad de consentir».

Este requisito permitiría «evitar irregularidades tales como muertes inducidas en la población más vulnerable», tal y como se ha constatado en países donde ya es legal la eutanasia a través de las comisiones de control y publicaciones científicas. Las eutanasias no solicitadas son «uno de los efectos más nocivos y temibles que ocurren cuando se legaliza la eutanasia». Su existencia es reconocida por los propios médicos en los países donde ya se ha regulado el suicidio asistido o la eutanasia.

La ley sólo da 24 horas al paciente para su reflexión. Un plazo que los expertos en bioética señalan «puede resultar coaccionador»

6.- 48 horas para dar una respuesta terapéutica

La Asociación de Bioética de la Comunidad de Madrid sostiene que el tiempo que prevé la ley para que un médico realice con el paciente un «proceso deliberativo sobre su diagnóstico», establecido en 48 horas, es insuficiente «para ofrecer un plan personalizado que ofrezca una respuesta terapéutica eficaz y satisfactoria al sufrimiento».

Este plan podría requerir la intervención de especialistas en trabajo social o cuidados paliativos, entre otras materias. «Si pretende ser garantista, el médico responsable debe disponer de una vía urgente de comunicación son los profesionales que se precisen», añaden.

Este proceso deliberativo, en todo caso, debería incluir al personal de enfermería y al resto del personal sanitario que atiende al paciente.

7.- Falta de garantías por la celeridad del proceso

A este exiguo periodo para elaborar un plan terapeútico perssonalizado, se suma el hecho de que, una vez elaborado, la ley sólo da 24 horas al paciente para su reflexión. Un plazo que los expertos en bioética señalan «puede resultar coaccionador» que el médico «irrumpa en la intimidad del paciente para recabar su decisión, en pleno proceso de reflexión tras el proceso deliberativo con el médico 24 horas antes».

Otros motivos por los que se considera la ley no garantista pasa porque no contempla algunas posibilidades:

      • Que la solicitud de eutanasia del paciente sea una demanda de atención que precise ser satisfecha con un plan de atención integral personalizado.
      • Que las ideas de muerte se enmarquen en el contexto de una enfermedad mental, lo que requiere actuar según la lex artis pues «aplicando el tratamiento oportuno durante un tiempo, a veces prolongado, y con el apoyo de los equipos de Salud Mental, los pacientes consiguen superar su sentimiento inicial».
      • Que el deseo de morir forme parte de la sintomatología de algún trastorno mental, que en muchas ocasiones es un criterio diagnóstico.
      • Que la capacidad de decisión esté afectada por un trastorno mental de forma transitoria o a largo plazo.
      • Que se realice la valoración psiquiátrica preceptiva cuando hay ideas de muerte.

8.- La ley induce a la mala praxis médica

El artículo 8 de la ley prevé que se podrá aplicar la eutanasia «sin el citado control previo [de la Comisión de Evaluación y Control] en los casos excepcionales de muerte o pérdida de capacidad inminente apreciados por el médico responsable».

ABIMAD subraya que esta formulación es «un preocupante atajo que otorga un poder ilimitado a un sólo médico sin control» cuya consecuencia sera que «las irregularidades están servidas» ya que en el caso de muerte inminente «precisamente para aliviar los síntomas refractarios, si éstos existen, estaría indicada la sedación paliativa sin ninguna necesidad de apliciar la eutanasia, siendo un acto de buena práctica médica». Dicho de otro modo «la ley induce a mala praxis al final de la vida».

El registro de objetores obligatorio es «altamente controvertido» y puede tener un «carácter intimidatorio»

9.- Posible coacción en el «suicidio asistido»

La ley de eutanasia prevé que cuando se trata de suicidio asistido (el paciente se administra la dosis letal) el médico «mantendrá la debida tarea de observación y apoyo a éste hasta el momento de su fallecimiento».

Desde ABIMAD se advierte de que hay estudios que certifican que en un 35% de los casos, no se consume el fármaco letal en países donde ya está regulado, por lo que «mantener esta estrecha vigilancia presencial hasta su fallecimiento podría considerarse una forma de coacción para llevar a cabo ineludiblemente la muerte».

10.- Sistema intimidatorio de objeción de conciencia

Respecto a la objeción de conciencia, se prevé la creación de un registro de objetores que se considera «altamente controvertido» porque obliga a los profesionales a «pronunciarse sobre sus convicciones y figurar en registros no encriptados de las administraciones sanitarias que pueden tener un carácter intimidatorio» al desconocerse qué otros usos puede darse por los gestores sanitarios.

Por otro lado, los expertos en bioética consideran que estos registros son «innecesarios» como demuestra la forma en que este derecho se ejerce respecto a la ley del aborto, que sólo requiere la comunicación al jefe de servicio inmediato.

«Obligar a registrarse es coaccionador y genera grave indefensión en los profesionales», subrayan.

 

 

Nicolás de Cárdenas


Comparta este artículo.
  •  
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    7
    Compartidos
Continue Reading

Sociedad

PROHIBIDO COMER CARNE: y otros mandamientos de la Ley de Bill Gates que nos van a IMPONER

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 9
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    13
    Compartidos

Con renovados bríos han arreciado las predicciones y planes tenebrosos de Bill Gates. Previsor, viendo que no rendiría mucho más la estrella distópica del covid, el buen Bill ha vuelto a su zona de confort: El Cambio Climático. No es él únicamente, no está solo. Los guardianes de la humanidad ya declararon repetidamente que el covid-19 ha sido sólo un ensayo de lo que se nos viene encima si no se aborda un “reseteo” gigantesco de la humanidad para enfrentar el desafío climático. Élites culturales, políticas, empresariales o espirituales ya están volviendo al mecanismo más rendidor, el que sirve si hace mucho frío o mucho calor, si hay plagas o desaparecen especies, si crece la violencia en África o la depresión en Alaska, todo, pero todo lo que la imaginación pueda soñar es atribuible al Cambio Climático.

El objetivo de Bill Gates siempre es salvar al mundo. Para esto resulta sumamente necesario que el mundo esté en peligro

Pero Bill, ay, Bill, siempre demanda un poco más de atención. Más que el Papa, más que Greta. Bill es el líder moralizante por antonomasia, juega a Dios. Los desvaríos de un millonario loco no deberían preocuparnos si no fuera porque el Gates Way, en su megalomanía, desnuda lo fácil que resulta que un demente lleve a cabo sus experimentos, usando a la humanidad como un ratón de laboratorio. En un mundo tan dado a las teorías conspirativas, Bill ha sido acusado de ser protagonista de ocultos planes. Pero resultan francamente innecesarias las acusaciones contra Bill Gates, cuando la prensa a favor nos puede revelar mucho más.

Loading...

Y es que en el deseo de vanagloriarse, el matrimonio compuesto por Melinda y Bill Gates gasta enormes fortunas en difundir sus proyectos y en sus proyectos reside el verdadero espanto. La enumeración puede ser tediosa, de forma tal que sólo algunos ejemplos pueden ser suficientes: Uno de los presupuestos más abultados en experimentos de geoingeniería consiste en rociar la estratósfera con cloruro de calcio para reducir el calentamiento global. Se trata del desarrollo de una potencial tecnología para oscurecer al Sol (si, quiere tapar al Sol) y reflejar la luz solar de la atmósfera de la Tierra. También ha conseguido el permiso para liberar millones de mosquitos genéticamente modificados al sur de Florida en otro experimento salvador. ¡El tipo es más peligroso que la ira de cualquier deidad mitológica!. Ha hecho del tratamiento de excrementos un espectáculo al beber agua, supuestamente, derivada de heces de un aparato que recicla caca en minutos y con el que prometió solucionar la sanidad del tercer mundo. “Hace una década no me hubiera imaginado que llegaría a saber tanto sobre heces”, dice Bill “Y tampoco me imaginaba que Melinda me diría que tengo que dejar de hablar sobre inodoros y lodos fecales en la cena”, añadió haciendo alarde de lo que debe considerar humor. Todo esto no es una novela de thriller ficción, estas son las terroríficas maquinaciones del buen Bill.

Su prometida salvación es comunitaria, aquí no caben las voluntades individuales y la conversión del descreído no debe terminar nunca.

Su objetivo siempre es salvar al mundo. Para esto resulta sumamente necesario que el mundo esté en peligro. Ya hemos visto lo útil que resulta el miedo, como se agigantan los tentáculos de los poderosos cuando se nos impide razonar. Estamos a punto de cumplir un año de entrega sumisa de nuestras libertades para que nos hagan sentir a salvo. Es en la alarma, en la emergencia donde se despliegan los artilugios del poder.

Así que Bill necesita salvarnos como sociedad. Su prometida salvación es comunitaria, acá no caben las voluntades individuales y la conversión del descreído no debe terminar nunca. Si se han de censurar las redes, si se deben cancelar personas, no importa. Nada debe contradecir a Bill porque él nos va a sacar de la catástrofe inminente aún en contra de nuestra voluntad. Bill es un moralizador, un narcisista y solo él puede guiar al mundo hacia la salvación.

Prácticamente la totalidad de las personas con decisión de las Cumbres de la ONU tienen conexiones fuertes con la Fundación Gates

Y en este afán de velar por el bien del mundo, Bill la emprendió, también, contra la carne. El razonamiento es siempre sencillo: vacas-gas-calentamiento-cambio climático. La validez científica y la confrontación de la teoría con la realidad no es válida para Bill, él está más allá. Ha fracasado en innúmeras predicciones y hay cientos de denuncias por sus escabrosos planes de ingeniería social. Pero al moralizador no le importan los resultados reales, sólo lo que se ajuste a sus provechosos disparates y ahora toca al futuro de los alimentos, o sea su “carne” de mentira.

La Fundación Gates invirtió en una compañía que hace proteína comestible a partir de billones de moscas que producen 22 toneladas diarias de gusanos cultivados, también hacen huevos vegetales y son dueños de patentes de más de 100 sustitutos animales, del pollo al pescado. Para promover su experimento de alimentos, Gates creó la Alianza Global para la Nutrición Mejorada (GAIN) con la que hace lobby para obtener tarifas y tasas favorables para los alimentos procesados y fortificados y una revisión regulatoria más amigable para sus productos. El Foro Económico Mundial, el hacedor de El Gran Reseteo, promueve una organización llamada Foro EAT, conocida como el “Davos de los alimentos” que recibe, casualmente, financiamiento de la fundación Gates. A propósito, es la Agenda 2030 del Foro Económico Mundial, la que también lanzó la premisa de que “En 2030 no comerás carne” con el objetivo de salvar al mundo, casualidades.

Los organismos internacionales son presa del conglomerado “filantrópico” que los usa para influenciar la política global sin recurrir a los engorrosos mecanismos democráticos

La ONU es convocante de una Cumbre de Sistemas Alimentarios en 2021. Guterres, su director, ha declarado que la Cumbre ha sido solicitada por la Organización de Alimentos y Agricultura de la ONU (FAO), el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y el Foro EATBill Gates financia a las cuatro organizaciones. ¡Y esto se pone mejor! Guterres designó a la Dra. Agnes Kalibata a cargo de la Cumbre. Kalibata es la Presidente del programa AGRA de la Fundación Gates, responsable de la fallida Revolución Verde en África que cuenta con denuncias gravísimas por estafas, corrupción y sobre todo por la implantación de planes agrícolas no adecuados que produjeron enormes tragedias.

La Cumbre de Sistemas Alimentarios de la ONU se anunció en paralelo a la Conferencia del Gran Reseteo. Organizaciones de monitoreo y la prensa han denunciado que prácticamente la totalidad de las personas con decisión de la Cumbre tienen conexiones fuertes con la Fundación Gates. La Dra. Kalibata hizo un fuerte llamamiento a los participantes de la cumbre a atender la urgencia… ¡climática, claro! Dijo que quedaban 10 años para acelerar la transformación de los sistemas alimentarios para cumplir las Metas de Desarrollo Sostenible con respecto al clima, la nutrición y “hacer de los sistemas alimentarios inclusivos, adaptados climáticamente y resilientes y apoyar la paz sustentable.

El lobby del filántropo permite que Beyond Meat (BYND), una compañía de carne falsa de su propiedad haya incrementado el valor de sus acciones en un 859%

Cuando el loco Bill se sienta a barruntar los problemas y las soluciones, sus delirios se vuelven reales para la humanidad. Sus deseos de controlar el mundo y, con él, a nosotros ni siquiera nos dan el resuello en la paz en la vida privada. Su ingeniería entra en nuestra mesa, nuestro ocio, nuestra cultura, nuestra salud, nuestra higiene.

Bill es el epítome de ese puñado de sociópatas convencidos de que deben rediseñar a la humanidad conforme a sus diagnósticos, pronósticos y resoluciones. Nadie se los pidió y a nadie consultaron, son personajes sin cargos públicos, que no necesitan pasar por el barro de la política para disponer a sus anchas de las directrices internacionales que se bajan a los gobiernos. ¿A santo de qué puede Bill hacer estas cosas? Es el mecanismo de financiación de los organismos internacionales lo que acá está en discusión. Urge poner en tela de juicio la telaraña de canales de financiación del entramado supranacional que dicta los lineamientos a los países miembros.

El covid ha sido una muestra de cómo funcionan los directivos de estos organismos sintonizados con la ideología del filantrocapitalismo

Por ejemplo, casi un cuarto de los jueces permanentes del Tribunal Europeo de Derechos Humanos provienen de siete ONG, muchos de ellos han intervenido en casos que involucran a sus organizaciones originarias. Personajes como Gates financiaron al Consejo de Europa hasta el 2014. Cuando esto se modificó, el Consejo estableció un fondo especial para recibir contribuciones voluntarias extrapresupuestarias, guiño, guiño. La Fundación Gates pasó a ser el primer financiador de la OMS cuando EE UU le retiró el apoyo, muy por delante de Alemania o Gran Bretaña. La vulnerabilidad de la independencia es evidente. Los organismos internacionales son presa del conglomerado “filantrópico” que los usa para influenciar la política global sin recurrir a los engorrosos mecanismos democráticos.

Los vínculos entre los organismos internacionales y los “filantrocapitalistas” constituyen el mismo sistema de poder y esa simbiosis es económica y en consecuencia ideológica y política. Por eso Tedros Adhanom, director de la OMS, opina tan idénticamente como Bill Gates, respecto de la relación entre el Covid y el cambio climático. Cuando, durante la pandemia de covid-19, se acusó a Tedros de actuar con negligencia o complicidad con el régimen Chino, la prensa destacó que los contactos más relevantes del funcionario con Estados Unidos no eran gubernamentales ni oficiales; eran Bill y Melinda Gates y el Instituto Aspen y la Escuela de Salud Pública de Harvard, ambos financiados por la Fundación Gates.

El plan de Bill para salvar al planeta nos presagia una vida de esclavos

Gates ha invertido miles de millones de dólares en su Fundación, sobre la cual él y su esposa tienen el control total. La fundación dona a su vez miles de millones de dólares deducibles de impuestos a empresas y organismos supranacionales hecho que lo habilita a forzar tendencias, regulaciones y directrices. Bill está desplegando todo su poder para promover la carne artificial“Las naciones ricas deberían pasar a la carne 100% sintética para evitar un desastre climático”. El lobby del filántropo permite que Beyond Meat (BYND), una compañía de carne falsa de su propiedad haya incrementado el valor de sus acciones en un 859% y que para 2025 duplique su valor según la revista Forbes.

Lobistas mesiánicos, sociópatas narcisos con delirios de grandeza, creadores de pesadillas distópicas sólo tienen poder sobre las democracias occidentales gracias a la pertinaz decadencia de los organismos internacionales. Tienen razón los líderes de Davos: el covid ha sido una muestra. Una muestra de cómo funcionan los directivos de estos organismos sintonizados con la ideología del filantrocapitalismo y los beneficios de las empresas asociadas a la ingeniería social. Es por eso que resulta tan preocupante. Nos queda pensar a quién le sirve la vida que propone Bill. Porque, para ser sinceros, entre que hay que comer menos carne, limpiarse menos, viajar menos y calefaccionarse menos, el plan de Bill para salvar al planeta nos presagia una vida de esclavos.

 

Karina Mariani


Comparta este artículo.
  •  
  • 9
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    13
    Compartidos
Continue Reading

Sociedad

SE AGRAVA LA CENSURA: Pierdan toda esperanza, Picquot era el ‘poli bueno’ de Twitter

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    5
    Compartidos

Pierdan toda esperanza: las tecnológicas representan ya el 20% de la capitalización bursátil mundial, y están dispuestas a imponer el pensamiento único. Los políticos del mundo entero están poniendo a remojar sus barbas tras ver cómo han cortado las de su colega Trump.

[sc name=»li1″ ]Me escribe, esperanzado, un lector, habitual de las redes sociales, para llamar mi atención sobre un artículo aparecido en El Confidencial, según el cual la responsable de Twitter en España, Nathalie Picquot, “deja la dirección de Twitter España por la ‘arbitrariedad’ al censurar tuits”. Mi corresponsal, que no ha pasado del titular, confía en que la marcha de Picquot acabe con las purgas masivas, a menudo arbitrarias, siempre inclinadas hacia el mismo lado, que han caracterizado su desastroso mandato.

Magra esperanza: basta acudir a cualquier otro medio para advertir que el caso es exactamente el opuesto. Así, leemos en Libre Mercado “la máxima responsable de Twitter España dimite por su desacuerdo con la censura”. Es decir: lo que nos espera es peor, mucho peor. Picquot, tendremos ocasión de comprobar, era el ‘poli bueno’.

Loading...

Pierdan toda esperanza: las tecnológicas representan ya el 20% de la capitalización bursátil mundial, son las empresas más poderosas y están dispuestas a emplear su espectacular poder, muy por encima de muchos gobiernos, para imponer el pensamiento único.

Trump intentó poner coto a este enorme dominio sobre las mentes del mundo entero y prometió meterles mano por abuso de posición dominante u obligándolas, si querían censurar, a registrarse como negocios editoriales, lo que haría a las redes sociales responsables jurídicas de todo lo que se publicara en ellas. Pero todo, como tantas otras promesas de Trump, quedó en nada, y ahora mandan los que se han beneficiado de la censura de las redes y tienen que recompensarles.

De hecho, y por tercera vez en menos de cinco meses, el Congreso de Estados Unidos ha convocado a los responsables de redes con la intención explícita de obligarlas a que censuren aún más. El próximo 25 de marzo, el Comité de Energía y Comercio de la Cámara interrogará al responsable de Twitter, Jack Dorsey, al de Facebook, Mark Zuckerberg, y al de Google, Sundar Pichai, en una vista que, según anuncia el propio comité, se centrará en la “desinformación que anega las plataformas online”, especialmente en lo que se refiere a las medidas draconianas y cambiantes para combatir la pandemia y al fraude electoral en las pasadas elecciones en Estados Unidos.

Los políticos del mundo entero están poniendo a remojar sus barbas tras ver cómo han cortado las de su colega Trump. A pesar del odio cartaginés que todos le tenían al neoyorquino y la alegría por su derrota, ver cómo unos recién llegados a la escena del poder en la esfera privada convertían en una ‘no persona’ al presidente de los Estados Unidos, la magistratura teóricamente más poderosa del planeta, ha debido alarmar a más de uno. La propia canciller alemana, Angela Merkel, no innecesariamente entusiasta de la libertad de expresión, expresó en su momento su malestar ante la fulgurante ‘damnatio memoriae’ que había sufrido un presidente en ejercicio, imagino que pensando que mañana le podía pasar a ella.

Polonia ha sido uno de los primeros países en reaccionar entre los de nuestro entorno (en China censuran al dictado del gobierno, faltaría más, y Rusia ha conseguido que sus propias redes sociales acaparen la mayor parte del mercado nacional), con un proyecto de ley ley que impondrá multas masivas que podrían llegar a ser de 13,5 millones de dólares, según ha anunciado el viceministro de Justicia, Sebastian Kaleta, por cada mensaje censurado en asuntos que serían legales según la ley polaca.

El gobierno polaco sostiene que es necesario garantizar los derechos de los usuarios de redes sociales porque “la libertad de expresión y la libertad de debate son la esencia de la democracia”.

En declaraciones a Fox News, recogidas por The Epoch Times, Kaleta condenó la censura a aquellos que elogian los valores tradicionales, el cristianismo o el conservadurismo. “Y se elimina bajo su ‘política de incitación al odio’ cuando no tiene ningún derecho legal para hacerlo”, añadió.

En Australia, Facebook ha planteado un pulso al gobierno, de poder a poder, al bloquear el acceso de los australianos a sus cuentas en plena pandemia. Por el camino, también se ha eliminado el contenido de algunas cuentas gubernamentales, organizaciones de salud pública, beneficencia y de servicios meteorológicos. El bloqueo llega después de la presentación de un proyecto de ley en el país oceánico que busca forzar a sitios como Google o la propia Facebook a pagar a los medios por contar con sus noticias dentro de sus ecosistemas.


Comparta este artículo.
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    5
    Compartidos
Continue Reading

Sociedad

ALTO Y CLARO: Abascal: «Iglesias, Echenique y Sánchez son culpables de que los terroristas estén incendiando las calles»

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Compartidos

[sc name=»li1″ ]Quinta noche de disturbios para protestar por el encarcelamiento del rapero y delincuente Pablo Hasél. Por quinto día consecutivo, Barcelona ha sufrido la violencia de la extrema izquierda alentada por Podemos. Durante las protestas en favor de Pablo Hasél, se han visto saqueos de comercios en el centro de Barcelona. Grupos encapuchados antisistema, de extrema izquierda han asaltado multitud de comercios, además de romper los cristales de un estanco, una joyería, un concesionario, una tienda de telefonía móvil e incluso han intentado incendiar el edificio de la Bolsa de Barcelona.

También se han visto protestas en Tarragona, donde los manifestantes lanzaron piedras, botellas y huevos con pintura contra la Subdelegación del Gobierno, además de romper multitud de cristales en el edificio de la Audiencia Provincial.

Loading...

Estos actos vandálicos son culpa directa de Pablo Echenique, Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, así lo asegura Santiago Abascal, líder de VOX.

«Cada uno de estos golpes contra esta mujer policía los dan Iglesias y Echenique y los ampara Pedro Sánchez. Todos son culpables de que los terroristas estén incendiando las calles».


Comparta este artículo.
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Compartidos
Continue Reading

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ESCALPELO LITERARIO Y CINÉFILO

LOS LÍMITES DE LA MENTE

LA BANDERA ESPAÑOLA

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Translate/Traducir »