Connect with us

Sociedad

Los interrogantes del “caso Julen”

Published

on

Los padres de Julen llegaron al tanatorio de la barriada malagueña de El Palo rotos por el dolor, pero arropados por amigos familiares y miles de vecinos que quisieron acompañarles
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

LR (R).- Según relató la familia de Julen a la Guardia Civil, alrededor del mediodía del domingo 13 de enero, el menor se despistó mientras José, el padre, echaba leña al fuego de la paella que estaban preparando.

1. ¿Cuándo y cómo cayó el pequeño en un pozo de 25 cm de diámetro?

Según relató la familia de Julen a la Guardia Civil, alrededor del mediodía del domingo 13 de enero, el menor se despistó mientras José, el padre, echaba leña al fuego de la paella que estaban preparando. Por su parte, Vicky, la madre, hablaba por teléfono y pidió a su esposo que le vigilara. Fue la prima paterna, Adriana –que también estaba con ellos junto a su esposo y su hija de la misma edad que Julen– quien vio como el pequeño se acercaba al pozo y caía «recto y con las manos hacia arriba» en un agujero minúsculo. Según José, estaban a cuatro o cinco metros de distancia de él, pero ninguno llegó a alcanzarle. Los investigadores han tomado declaración a los cuatro adultos presentes en más de una ocasión, ya que había detalles contradictorios. El contenido del informe está bajo secreto de sumario.

2. ¿Fue posible escuchar su llanto tras la caída?

José Roselló asegura que tras caer el niño al pozo escuchó cómo lloraba. Él mismo relata que trato de sacarle, que apartó la tierra de la boca del pozo e introdujo sus brazos sin éxito en el interior. Su primo asegura que José tenía destrozadas las manos tras el intento de rescate. Sin embargo, ayer, el delegado del Gobierno en Andalucía afirmó que fue una caída libre de 71 metros y que se topó con el suelo. Un golpe que podría haber ocasionado su muerte instantánea. Algo que confirmará la autopsia.

3. ¿Por qué los padres no llamaron a emergencias?

«Un niño ha caído por un agujero pequeño, de unos 40 centímetros de diámetro. Hace falta un rescate. La madre está llorando y gritando». Ésta fue la llamada que quedó registrada al filo de las dos de la tarde para pedir auxilio. Pero no eran los familiares de Julen los que la realizaban, sino una mujer que en aquel momento hacía senderismo por la sierra malagueña y escuchó gritos y jaleo en la zona. Según consta en la declaración de la familia, la falta de cobertura fue la que impidió que ninguno de los presentes pudiera ponerse en contacto con Emergencias, unido a un estado de nervios que les impedía atinar a marcar el 112.

4. ¿Cómo se formó el tapón?

Éste es uno de los mayores escollos del caso. Pocos se explican cómo por encima del niño pudo formarse un tapón tan compacto y grueso. Según geólogos consultados por este diario, es «algo muy extraño», porque no había llovido y, además, los materiales propios de la montaña no forman este tipo de obstrucciones. Es más, dudan también que fuera material de las paredes del pozo que pudiera haber arrastrado el menor en su caída. Durante las primeras horas se intentó succionar con una máquina especializada este cúmulo de arena, pero el volumen era tal que tan sólo se consiguió rebajarlo unos centímetros. «Tuvo que abandonarse esta opción, ya que se temía que si el niño estaba debajo del tapón, con una succión más potente se arrastrara también al pequeño», explica un miembro del equipo de rescate que fue de los primeros en llegar a la zona. El análisis de la composición de este tapón será clave para determinar su formación. Si no coincide con el tipo de tierra de la zona supondría un giro importante en la investigación.

5. ¿Por qué el pozo finalmente no era tan profundo como se estimó desde el primer momento?

Inicialmente si afirmó que dicha prospección, elaborada por Antonio Sánchez (el pocero), tenía 107 metros. Sin embargo, fuentes consultadas por este diario confirman que los que realizan este tipo de trabajos no siempre perforan la profundidad que prometen a sus clientes cuando les contratan para esta labor en busca de agua y se quedan «varios metros por encima». En su declaración a la Guardia Civil, Sánchez afirmó que se había echado escombro en la perforación. El hecho de que se observara un tapón en a la altura del metro 70 y que el pozo tuviera (supuestamente) 107 metros de profundidad hacía pensar que el pequeño pudiera estar en ese «hueco de vida» de más de 30 metros. Sin embargo, se confirmó que Julen quedó atrapado entre dos cúmulos de tierra.

6. ¿Estaba sellado el pozo?

Partiendo de la base de que se trata de una prospección ilegal, ya que la Junta de Andalucía no tiene la solicitud de ningún permiso para realizarlo, el pocero, Antonio Sánchez, afirma que sí, que él mismo lo hizo «con unas piedras pesadas» y que cuando regresó a la zona tras el incidente descubrió que el terreno había sido modificado. David, el propietario de la finca y marido de la prima de José, padre de Julen, también ha prestado declaración por este asunto, ya que existe la posibilidad de que las piedras que indica Sánchez sí hubieran sido movidas. Aún así, unas piedras, según la ley, no es la manera de sellar un pozo. Ayer, tras extraer el cuerpo sin vida del pequeño Julen, la boca del pozo fue clausurado con una placa de acero de 600 kilos.

7. ¿Qué hacía aquella tarde la familia Julen en Totalán?

David y Adriana, primos paternos del padre del fallecido Julen habían comprado recientemente un terreno en dicha sierra con la intención de construirse una vivienda.

El matrimonio no reside en El Palo, pero les gustaba la zona del campo por su tranquilidad. Aquel domingo habían invitado a José, Vicky y Julen para, según Reme, la abuela del niño, «hacer una paellita» antes de que comenzaran las obras. De hecho, se estaba ultimando la preparación del terreno para iniciar la edificación y por aquel motivo se había realizado la prospección previa en el pozo en el que cayó Julen, para averiguar si había agua.

8. ¿Por qué se puso en duda que el niño estuviera en el fondo del pozo?

Porque algunos expertos en geolocalización aseguraron que era imposible que por debajo de aquel sólido tapón hubiera una persona. También se pensó en la dificultad de que un niño de dos años cupiera por un agujero de 25 cm de diámetro, pero Julen era delgado, apenas pesaba 11 kilos. Más tarde, el hallazgo de una bolsa de gusanitos que estaba comiendo en los momentos previos a la caída, así como restos de su pelo y un biberón hicieron que la Guardia Civil afirmara que la única hipótesis con la que se trabajaba era con la presencia del pequeño en el pozo.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Sociedad

La manada israelí: doce adolescentes detenidos por violar a una británica de 19 años en Chipre

Published

on

Dos de los detenidos llegan para declarar ante el juez
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Doce adolescentes israelíes comparecieron ante un tribunal chipriota este jueves tras haber sido detenidos de forma preventiva acusados de haber violado en grupo a una chica de origen británico de 19 años en la localidad turística de Ayia Napa.

Los doce sospechosos, de entre 15 y 18 años, se encontraban en Chipre de vacaciones cuando supuestamente violaron a la mujer en el hotel donde ella y los detenidos se alojaban, según la misma joven denunció a la Policía.

De acuerdo con la prensa local, dos de los detenidos declararon a la Policía que mantuvieron relaciones sexuales consensuadas con la denunciante mientras otros aparentemente grababan con sus teléfonos móviles el acto.

Según fuentes policiales citadas por la agencia de información chipriota (CNA), la denunciante acudió a una habitación del hotel con uno de los sospechosos y supuestamente poco después el resto de sospechosos se colaron allí, donde abusaron sexualmente y la violaron en grupo mientras algunos de ellos grababan la escena.

Tras el suceso la joven salió del hotel pidiendo ayuda y gritando que había sido violada en grupo.
Supuestamente otros turistas británicos acudieron en su ayuda y golpearon a algunos de los sospechosos, que aun se encontraban en el hotel.

Los representantes legales de los doce detenidos pidieron que la audiencia de hoy se celebre a puerta cerrada ya que dos de los acusados son menores de edad.

Según la Policía, se espera que los análisis de ADN solicitados puedan arrojar más datos a la investigación, mientras tanto la mujer como los sospechosos fueron examinados por un patólogo estatal, aunque no se facilitaron informaciones sobre el resultado de este examen médico.

La prensa local informó de que la mayoría de los detenidos iban a prestar el servicio militar obligatorio a su vuelta a Israel, mientras los dos menores estaban en la isla con sus respectivas familias.
La embajada israelí en Chipre informó de que está siguiendo el caso de cerca.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Sociedad

El TC avala que los menores transexuales puedan pedir el cambio de sexo en el Registro

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Un menor de edad con “suficiente madurez” y una “situación estable de transexualidad” puede solicitar al Registro Civil que rectifique su inscripción relativa al sexo. Así lo ha decidido el Pleno del Tribunal Constitucional (TC) en una sentencia que cuenta con dos votos particulares y de la que la institución ha adelantado el fallo. El TC estima así la cuestión de inconstitucionalidad planteada por la Sala Primera del Tribunal Supremo (TS) respecto del artículo 1,1 de la Ley 3/2007, de 15 de marzo, reguladora de la rectificación registral de la mención relativa al sexo de las personas, que permite solicitar la medida a “toda persona de nacionalidad española, mayor de edad y con capacidad suficiente para ello”, lo que excluía a los menores de edad en cualquier caso.

La rectificación del sexo conlleva el cambio del nombre propio de la persona, “a efectos de que no resulte discordante con su sexo registral”, estipula igualmente el referido artículo.

El Supremo planteó al Constitucional sus dudas acerca de esa restricción legal cuando fuese un menor con suficiente madurez el que realizara la petición por encontrarse en una situación estable de transexualidad, lo que en su opinión podría superar el juicio de necesidad y de proporcionalidad.

El Pleno del TC da ahora la razón al Tribunal Supremo al considerar que esa restricción legal respecto a los menores de edad con suficiente madurez y que se encuentren en una situación estable de transexualidad “representa un grado de satisfacción más reducido del interés superior del menor perseguido por el legislador”, por lo que se vulnera el principio de desarrollo de la personalidad y su derecho a la intimidad.

El Constitucional precisa que declara inconstitucional el primer párrafo de ese artículo, “pero únicamente en la medida que incluye en el ámbito subjetivo de la prohibición” a los menores de edad que reúnen esos dos requisitos.

La ley que regula la rectificación de la mención del sexo requiere a la persona que lo solicite dos condiciones. En primer lugar, que acredite que le ha sido diagnosticada disforia de género mediante un informe médico que acredite “la existencia de disonancia entre el sexo morfológico o género fisiológico inicialmente inscrito y la identidad de género sentida por el solicitante o sexo psicosocial, así como la estabilidad y persistencia de esta disonancia” y la “ausencia de trastornos de personalidad que pudieran influir, de forma determinante”, en la existencia de esa disonancia. En segundo lugar, la persona que inste la medida tiene que haber sido tratada médicamente durante al menos dos años “para acomodar sus características físicas a las correspondientes al sexo reclamado”.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Sociedad

Una madre puede ser condenada a 30 años de prisión por grabar a su hija chupando un bajalenguas

Published

on

Cori Ward, grabó a su hija lamiendo un bajalenguas - Oficina del Sheriff de Jacksonville
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Una mujer ha sido detenida por grabar a su hija lamiendo un depresor lingual o bajalenguas (el palo de madera utilizado por los médicos para inspeccionar la boca y la garganta) y después volverlo a colocar en el frasco.

Ha ocurrido en la ciudad estadounidense de Jacksonville, en Florida. La madre, Cori Ward, acudió a una clínica con su hija. En la consulta, Ward grabó cómo su hija cogía un bajalenguas de madera, lo chupaba y lo devolvía a su lugar. Todo ello bajo un cartel que advertía no tocar los utensilios médicos.

El vídeo fue publicado por la mujer en su cuenta de Snapchat y momentos después se volvió viral. El material llegó a manos de la clínica, que solicitó una investigación policial. Ward ha sido acusada de intentar manipular un producto de consumo sin tener en cuenta sus consecuencias, como la «lesión corporal» o incluso «la muerte». En caso de ser declarada culpable, podría enfrentarse a una pena de 30 años de prisión y una multa de 10.000 dólares.

Antes de ser detenida, la mujer de 30 años explicó que no sabía que existía una moda de lamer cosas –en referencia al reto viral de chupar helados y devolverlos a las neveras en los supermercados–: «Lo subí a mi Snapchat personal, donde tengo a “veintipico” amigos. No lo colgué en Facebook ni YouTube, como si fuera un reto». La mujer dice que se arrepiente de sus acciones y siente que le han «arruinado la vida».


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement

Publicidad

Advertisement

Publicidad

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
A %d blogueros les gusta esto: