Mikel Lejarza, “El Lobo”: “En Cataluña fuerzas externas quieren romper España” - ALERTA NACIONAL
Connect with us

A Fondo

Mikel Lejarza, “El Lobo”: “En Cataluña fuerzas externas quieren romper España”

Published

on

Disturbios en el entorno del Paseo de Gracia y Plaza Cataluña el 26 de octubre de 2019.
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Mikel Lejarza, alias “El Lobo”, el espía de los servicios secretos cuya infiltración en ETA provocó en 1975 uno de los principales golpes a la banda terrorista, ha advertido de que tras los disturbios de Cataluña “hay una organización muy fuerte que quiere romper España por los cuatro costados”.

Lejarza ha participado por vía telefónica en la jornada “Discurso del odio, radicalización y terrorismo”, organizada por la asociación Dignidad y Justicia.

“Dicen que hemos acabado con el terrorismo pero es una falacia dar esta simplicidad a este tema cuando lo que hemos hecho es darle alas más que terminar con él y lo vemos cada día con lo que está ocurriendo”, ha señalado Lejarza.

Lejarza lamenta que parece que “molesta el hecho de pedir dignidad y justicia para las víctimas del terrorismo” y que solo “se hable de pasar página y olvidar”.

Ha añadido que hay que tomar conciencia “de lo que nos viene” como por ejemplo con “el problema de Cataluña” y ha asegurado: “Los que teníamos información sabíamos hace años lo que iba a pasar pero hicieron oídos sordos”.

Preguntado sobre qué hay detrás de los disturbios independentistas de Cataluña ha indicado: “Hay una organización muy fuerte y fuerzas externas que quieren romper España por los cuatro costados”, aunque ha aclarado que hay otros países que también sufren procesos similares.

“Todo lo que está pasando en Cataluña está manipulado, llevan años controlándolo y ya tienen su Policía y su servicio de inteligencia”, ha apostillado.

Por su parte, el presidente de Dignidad y Justicia, Daniel Portero, ha comentado que los disturbios de Cataluña le recuerdan los episodios de violencia callejera del País Vasco, la kale borroka.

No obstante ha mostrado su preocupación por el hecho de que en Cataluña tienen un carácter más “masivo y controlado”.

En este sentido ha advertido de que en Cataluña ya se ha producido el paso “del odio a la radicalización” y de que ha estado a punto de convertirse en terrorismo si no hubiera sido por la actuación de las Fuerzas de Seguridad del Estado que lo han podido evitar de momento.

En este sentido ha recordado que hay una causa en la Audiencia Nacional contra los Comités de la Defensa de la República (CDR), “que tenían planificados atentados”.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

A Fondo

Piloto de Iberia DESTROZA los pobres argumentos de Sor Greta Thunberg

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Es muy penoso lo que está ocurriendo con esta niña. Y deberíamos todos avergonzarnos de colaborar con la explotación vil y salvaje de una menor que, gracias a su condición de Asperger (que NO deficiencia o enfermedad) es presa fácil de los sinvergüenzas de sus señores padres y de los profetas del alarmismo sobre las tremendas mentiras del cambio climático “antropocéntrico”. La culpa no es de ella; la culpa es, sin la menor duda, de los responsables de una menor de edad que evidentemente ha sufrido un temible lavado de cerebro. Lavado de cerebro que, dada su condición de Asperger, al provenir de alguien en quien confía, y al ser ampliado y sostenido por sus padres, ella otorga una confianza de un absoluto completo. Y así estamos.

En realidad, lo del “cambio climático” es muy fácil de explicar. Y los expertos lo saben. Y lo han explicado. Pero parece que resulta más conveniente adoctrinar a las masas sobre una falsedad manifiesta que contar la verdad. Y el motivo es evidente: si el mundo está preocupado por una catástrofe que no existe, no se preocupará de que las élites estén robando su dinero mediante la especulación macroeconómica. O mediante la manipulación de los gobiernos estatales. ¿Cuanta gente se va a olvidar esta semana del golpe de estado “con sordina” que está preparando el Frente Popular en España? Pues la mayoría. Porque ya sabemos que la mayoría es, aproximadamente, el conjunto de los mediocres.

En fin. A la inefable Greta, a sus lamentables progenitores y a Soros & Co. se los desmonta muy fácilmente. Que la gente quiera entenderlo, ya es otro problema.

 

 

 

 

 

 

 

 

La cosa es así de fácil, señoras y caballeros:

El “Cambio Climático” explicado para tontos:

      • ¿Está cambiando el clima? SI
      • ¿Es por culpa del hombre? ¡NO!
      • ¿Cuando empezó a cambiar el clima? El clima cambia desde que existe el clima.
      • ¿Es importante el CO2 para la temperatura? ¡NO! El CO2 representa una minúscula fracción de todos los gases que existen en la atmósfera. Imaginemos dos campos de fútbol. Uno a continuación del otro. Bien; pues justo el CO2 en la atmósfera serían los 5 cms finales de la longitud de 2 estadios. ¿Debemos creer que hay mucha diferencia entre 5 o 7 cms? 
      • El CO2 sirve para aumentar el crecimiento y el tamaño de las plantas en todo el planeta. A más CO2, más vegetación. A más vegetación, más CO2 se absorbe. A más CO2 consumido por las plantas, más oxígeno generado por las mismas. Y, por supuesto, a más CO2 consumido por el aumento de la vegetación, MENOS CO2 atmosférico. 

¿Está claro ya o hago un croquis?

¿Y que más podríamos decir de la VinaGreta? Perdón, de la niña Greta.

¿Qué podemos decir cuando una Iglesia luterana de Suecia acaba de proclamarla -en público y por escrito- como la sucesora de Jesucristo?

El caso es que, para desmontar todo este circo falso de opereta -la Opereta de Greta- contamos con el anónimo testimonio que un piloto de Iberia ha publicado, de forma anónima, en Facebook. Y lo ha hecho de forma anónima porque de hacerlo con nombre y apellidos, su seguridad personal y la de su familia hubiera estado en riesgo. Este es el nivel de los “activistas por el clima”. Macarras ignorantes. Pasen, pasen y lean:

“Ayer hicimos el vuelo Madrid / Buenos Aires, Airbus 350 de nueva generación. Consumimos 70.000 kilos de queroseno, llevando 350 pasajeros. Recorrimos 5560 millas náuticas , que son unos 10.000 kilómetros desde Madrid a Buenos Aires. Si dividimos, nos sale que cada pasajero consumió 2 kilos de queroseno cada 100 kilómetros. 70.000 dividido entre 100, y dividido entre 350 pasajeros. Fácil, no? No conozco ninguna máquina tan eficiente, y que además lo haga a más de 900 kilómetros / hora. Todo esto sin contar la carga de pago (transportamos carga en las bodegas, también), que haría que el consumo por pasajero bajara de los 2 kilos por 100 kilómetros. Ahora dile a tu coche que te consuma 2 kilos a los 100, pero que vaya a 900 km/h. También te puedes ir en barco, como Greta, y en tan solo 21 días, a motor, no a vela, llegarías al puerto de Barcelona , y desde ahí te puedes ir en bici a Madrid, otros dos días, sino duermes, o cinco días más, si vas caminando. Pero supongo que vuestro tiempo tendrá algo de valor para vosotros (tardamos 11 horas 47 minutos)
No voy a entrar en que la mayor parte de los gases de escape se expulsan a 40.000 pies de altura, en la tropopausa, sobre el Atlántico, muy lejos de las fábricas de Beijing, Shanghai, Méjico, São Paulo o cualquier otro centro industrial sobre el que actualmente no hay ningún tipo de control de emisiones. Pero esa es otra historia…
En fin, que no te engañen. Los aviones no son el problema”

 


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

A Fondo

Negocios millonarios detrás del activismo ecológico de adolescentes suecos

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Hana Fischer (R) A juzgar por los conocimientos que tenemos acerca del universo, por lo menos a nivel no especializado, que exista vida en la Tierra es un verdadero milagro. Hasta donde sabemos, en ningún otra parte se ha producido este portento.

Eso significa una de estas dos posibilidades: o existe un Dios creador que por algún motivo quiso que solo hubiera vida en este planeta, o por azar, se han dado una serie increíble de casualidades que han desembocado en ese prodigio.

Sea como sea, lo concreto es que el origen de la vida en la Tierra sigue siendo un misterio. Y todo lo que al hombre le resulta inexplicable, lo atemoriza. Además, esa ignorancia ha provocado que la sintamos como algo frágil, como algo que en cualquier momento puede extinguirse en medio de un cataclismo.

La eventualidad del «fin del mundo» es un temor ancestral que acompaña a la humanidad desde la noche de los tiempos. Ha sido tema de profecías como, por ejemplo, el Apocalipsis bíblico. Además, ese pánico ha sido alimentado desde diversas fuentes, algunas religiosas y otras laicas. En ese contexto, no es de extrañar que personas inescrupulosas hayan querido aprovecharse del miedo de la gente para beneficio propio. Obviamente, disimulándolo bajo diferentes máscaras.

El antifaz que actualmente utilizan es el de la ciencia. Ha tomado la forma de denuncia de un «cambio climático» apocalíptico producido por la actividad humana. Si bien parecería que realmente existe un patrón de calentamiento global –lo que por razones desconocidas ya ha sucedido en otros períodos históricos– lo que no es para nada seguro es que la causa sea responsabilidad del hombre. Es tan solo una hipótesis, como se desprende de los términos utilizados por los científicos que han estudiado este tema, como por ejemplo Wallace S. Broecker de la Universidad de Columbia (Estados Unidos), que dice «creemos que«, es una «tesis» y cosas parecidas.

Pero, aun si fuera cierto que el hombre es el culpable, la solución debe buscarse desde la honestidad intelectual y la transparencia. Resulta éticamente reprobable que se utilice un problema que preocupa a muchas personas –para que en ancas de esa angustia– soterradamente hacer negocios millonarios. Más condenable aún es que se utilicen modernas prácticas de publicidad encubierta para obtener ese fin, incluso utilizando a ingenuos y fácilmente manipulables menores de edad.

Hemos presenciado maniobras de este tipo que han tenido gran repercusión internacional.

Una de ellas está relacionada con Greta Thunberg, la adolescente sueca que se ha hecho mundialmente famosa por su activismo en contra del cambio climático. Como se recordará, el 20 de agosto de 2018, Greta, que en ese entonces tenía 15 años, decidió «por iniciativa propia» no ir al colegio y plantarse frente al Parlamento de Estocolmo con una pancarta que decía Skolsrtrejk for Klimatet (huelga escolar por el clima). Todos los viernes la chica siguió manifestando, exigiendo que los políticos de su país obligaran a las empresas y las familias a reducir las emisiones de carbono, según lo establecido en el Acuerdo de París. O sea, a cambiar masivamente la matriz energética.

Se sabe que los adolescentes suelen actuar en «manada», que les encanta hacer cosas «rebeldes» y llamar la atención. Por consiguiente, muchos chicos se sumaron a la huelga estudiantil de Greta y así nació el movimiento Friday For Future, del que participan miles de niños de todo el mundo. Cándidamente, forman un vasto grupo de presión.

Todo parecería muy genuino y «espiritual» si no fuera porque Justin Rowlatt, un periodista especializado en asuntos climáticos, decidió investigar ese asunto. En un extenso reportaje publicado en The Times, pone al descubierto los millonarios negocios que están detrás de la movida de Greta.

Rowlatt señala que los padres de Greta estaban muy angustiados porque su hija había sido diagnosticada con el síndrome de Asperger. Es un trastorno que se ubica dentro del espectro autista. Afecta la interacción social, provoca inflexibilidad del pensamiento y sus campos de interés son estrechos y absorbentes. Necesitan que sus vidas estén estructuradas en rutinas. Aman la alabanza, ganar y ser primeros, pero el fracaso, la imperfección y la crítica les resulta difícil de sobrellevar.

Presa de ese estado emocional estaba Malena Ernman cuando —unos tres o cuatro meses antes de la primera huelga estudiantil de su hija Greta— coincidió en Estocolmo con Ingmar Rentzhog durante una conferencia contra el cambio climático. Es de presumir que hablaron sobre el asunto familiar que la afligía y que Rentzhog tomó nota de ello, dado que las características del trastorno de Greta le calzaban como anillo al dedo para la estrategia publicitaria que más tarde diseñó con la aquiescencia de sus padres.

Eso surge de una deducción lógica: una semana después de que la joven activista realizara su primera acción, salió a la venta un libro escrito por su madre titulado Scenes From the Heart, donde le da contexto a la acción ejecutada por Greta pocos días antes. Por tanto, hay un interés de lucrar con la campaña medioambientalista de su hija.

Por otra parte, ¿quién es Rentzhog?

Ingmar Rentzhog

Es un magnate sueco que dirige un entramado de multinacionales ecológicas. Trabajó en la organización Climate Reality Project de Al Gore, el expresidente estadounidense. Asimismo, se desenvuelve con soltura en el ruedo mediático.

De acuerdo a la investigación realizada por Rowlatt, la supuesta «protesta espontánea» de la adolescente Greta, en realidad, había sido planificada con mucha antelación por Rentzhog y Bo Thoren, íntimo amigo del primero, activista climático y líder de un movimiento contra los combustibles fósiles.

Hacía tiempo que Thoren venía buscando «caras frescas para sus campañas ecológicas y se le ocurrió la idea de una huelga escolar inspirada en las manifestaciones juveniles tras el tiroteo de Parkland, en Florida».

Entre ambos idearon la jugada. Rentzhog se encargó de poner en marcha el plan a través de la plataforma We Don’t Have Time. Lobbies y empresas con intereses económicos financian el activismo de Greta contra el cambio climático.

La investigación de The Times expuso que tras el fenómeno Greta hay —ocultos en las sombras— intereses corporativos. «Sea o no consciente de ello, esta niña es la punta de lanza de una estrategia de presión que busca generar unos réditos empresariales concretos», afirma Rowaltt.

Tras su paso por la organización de Al Gore, Rentzhog trabajó para empresas energéticas del lobby ecologista con intereses en renovables. Asimismo, gestionó sustanciales fondos de inversión dentro de un movimiento global de retirada masiva de capitales de empresas de combustibles fósiles. Entre sus clientes se encuentra el multimillonario Gustav Stenbeck.

Greta Thunberg y el presidente de Canadá, el país-laboratorio de la élite globalista.

Actualmente, Rentzhog dirige el think tank Global Challenge (conocido como Global Utmaning), que está integrado por importantes empresarios de Suecia.

Además, Greta tiene como jefe de prensa a Daniel Donner, quien trabaja para la European Climate Foundation, un lobby con sede en Bruselas.

The Times menciona también a otros sujetos vinculados a las actividades de Greta a través de Global Challenge: David Olson (socio de Rentzhog), Anders Wijkman (expresidente del Club de Roma), Petter Skogar (director de una de las principales organizaciones empresariales de Suecia) y Catharina Nystedt Ringborg (una alta ejecutiva del sector de la energía).

Mientras la gente –cándidamente— admira y apoya al activismo de Greta, ciertos empresarios se frotan las manos y obtienen suculentas ganancias.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

A Fondo

¿Cómo legalizar cualquier fenómeno, desde la eutanasia hasta el canibalismo?

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

En la actual sociedad de la tolerancia, que no tiene ideales fijos y, como resultado, tampoco una clara división entre el bien y el mal, existe una técnica que permite cambiar la actitud popular hacia conceptos considerados totalmente inaceptables.

Esta técnica, llamada ‘la ventana Overton’ y que consiste en una secuencia concreta de acciones con el fin de conseguir el resultado deseado, “puede ser más eficaz que la carga nuclear como arma para destruir comunidades humanas”, opina el columnista Evgueni Gorzhaltsán.

En su artículo en el portal Adme, pone el ejemplo radical de cómo convertir en aceptable la idea de legalizar el canibalismo paso a paso, desde la fase en que se considera una acción repugnante e impensable, completamente ajena a la moral pública, hasta convertirse en una realidad aceptada por la conciencia de masas y la ley. Eso no se consigue mediante un lavado de cerebro directo, sino en técnicas más sofisticadas que son efectivas gracias a su aplicación coherente y sistemática sin que la sociedad se dé cuenta del proceso, cree Gorzhaltsán.

Primera etapa: de lo impensable a lo radical

Obviamente, actualmente la cuestión de la legalización del canibalismo se encuentra en el nivel más bajo de aceptación en la ‘ventana de posibilidades’ de Overton, ya que la sociedad lo considera como un fenómeno absurdo e impensable, un tabú.

Para cambiar esa percepción, se puede, amparándose en la libertad de expresión, trasladar la cuestión a la esfera científica, pues para los científicos normalmente no hay temas tabú. Por lo tanto, es posible celebrar, por ejemplo, un simposio etnológico sobre rituales exóticos de las tribus de la Polinesia y discutir la historia del tema de estudio y obtener declaraciones autorizadas sobre el canibalismo, garantizando así la transición de la actitud negativa e intransigente de la sociedad a una actitud más positiva.

Simultáneamente, hay que crear algún grupo radical de caníbales, aunque exista solo en Internet, que seguramente será advertido y citado por numerosos medios de comunicación. Como resultado de la primera etapa de Overton, el tabú desaparece y el tema inaceptable empieza a discutirse.

Segunda etapa: de lo radical a lo aceptable  

En esta etapa, hay que seguir citando a los científicos, argumentando que uno no puede blindarse a tener conocimientos sobre el canibalismo, ya que si alguna persona se niega a hablar de ello será considerado un hipócrita intolerante.

Al condenar la intolerancia, también es necesario crear un eufemismo para el propio fenómeno para disociar la esencia de la cuestión de su denominación, separar la palabra de su significado. Así, el canibalismo se convierte en ‘antropofagia’, y posteriormente en ‘antropofilia’.

Paralelamente, se puede crear un precedente de referencia, histórico, mitológico, contemporáneo o simplemente inventado, pero lo más importante es que sea legitimado, para que pueda ser utilizado como prueba de que la antropofilia en principio puede ser legalizada.

Tercera etapa: de lo aceptable a lo sensato 

Para esa etapa, es importante promover ideas como las siguientes: “el deseo de comer personas está genéticamente justificado”, “a veces una persona tiene que recurrir a eso, si se dan circunstancias apremiantes” o “un hombre libre tiene el derecho de decidir qué come”.

Los adversarios reales a esos conceptos, es decir, la gente de a pie que no quiere ser indiferente al problema, intencionadamente se convierten para la opinión pública en enemigos radicales cuyo papel es representar la imagen de psicópatas enloquecidos, oponentes agresivos de la antropofilia que llaman a quemar vivos a los caníbales, junto con otros representantes de las minorías.

Expertos y periodistas en esta etapa demuestran que durante la historia de la humanidad siempre hubo ocasiones en que las personas se comían unas a otras, y que eso era normal.

Cuarta etapa: de lo sensato a lo popular

Los medios de comunicación, con la ayuda de personas conocidas y políticos, ya hablan abiertamente de la antropofilia. Este fenómeno empieza a aparecer en películas, letras de canciones populares y videos. En esta etapa, comienza a funcionar también la técnica que supone la promoción de las referencias a las personajes históricos destacados que practicaban la antropofilia.

Para justificar a los partidarios de la legalización del fenómeno se puede recurrir a la humanización de los criminales mediante la creación de una imagen positiva de ellos diciendo, por ejemplo, que ellos son las víctimas, ya que la vida las obligó a practicar la antropofilia.

Quinta etapa: de lo popular a lo político

Esta categoría supone ya empezar a preparar la legislación para legalizar el fenómeno. Los grupos de presión se consolidan en el poder y publican encuestas que supuestamente confirman un alto porcentaje de partidarios de la legalización del canibalismo en la sociedad. En la conciencia pública se establece un nuevo dogma: “La prohibición de comer personas está prohibida.”

Esta es una técnica típica del liberalismo que funciona debido a la tolerancia como pretexto para la proscripción de los tabúes. Durante la última etapa del ‘movimiento de las ventanas’ de Overton de lo popular a lo político, la sociedad ya ha sufrido una ruptura, pues las normas de la existencia humana se han alterado o han sido destruidas con la adopción de las nuevas leyes.

Gorzhaltsán concluye que el concepto de las ‘ventanas de posibilidades’, inicialmente descrito por Joseph Overton, puede extrapolarse a cualquier fenómeno y es especialmente fácil de aplicar en una sociedad tolerante en la que la llamada libertad de expresión se ha convertido en la deshumanización y donde ante nuestros ojos se eliminan uno tras otro todos los límites que protegen a la sociedad del abismo de la autodestrucción.

 


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: