Connect with us

Colaboraciones

Sánchez: “Relato de una traición a España”

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Isabel Bonig.- El concepto narcisista que Pedro Sánchez ha aplicado a su trayectoria política tiene difícil parangón en la historia de la democracia española. Miren que José Luis Rodríguez Zapatero ya intentó impregnar sus decisiones políticas de una halo personalista alejado de los intereses generales pero no llegó al grado de vanidad del actual presidente del Gobierno.

Zapatero hizo mucho daño por su revisión de la historia y el ahínco por abrir heridas del pasado que las generaciones anteriores habían cerrado sabiamente. Hemos heredado ese despropósito en forma de fractura social, división y falta de planificación hacia el futuro. Ni siquiera el paso de los años le ha servido de aprendizaje como hemos podido, no adivinar sino constatar, en su mediación con el dictador venezolano Nicolás Maduro a quien le dio oxígeno pese a sus tropelías al frente de un país hermano.

Es cierto que ZP ha tenido el tic personalista compulsivo pero la mano se la ha ganado ampliamente Sánchez. El día que recuperó la secretaría general del PSOE, propiciando la mayor crisis en el socialismo español –veremos si irresoluble–, ya se vio que su objetivo era alcanzar el poder a costa de pisotear, si fuera el caso, el bienestar de los españoles.

La llegada a la Moncloa por la puerta de atrás y con el apoyo de aquellos que quieren romper España, el orden constitucional y la legalidad vigente, fue vergonzante para él y para las siglas que representa. Y aún lo es más su actitud de dejar caer ministros a su alrededor pero no hacerlo él por la tesis plagiada.

Nada de eso, sin embargo, ha superado la actuación de esta semana. Empezó reconociendo a Juan Guaidó como legítimo presidente venezolano con mucho retraso y provocando dudas en la Unión Europea donde España siempre ha marcado la agenda en la acción exterior con los países iberoamericanos. Fue prisionero y obedeció durante semanas a sus socios de Podemos que trataban de amortiguar y retrasar esta declaración contra quien ha sido su patrocinador (ideológico y económico) desde el nacimiento de esta formación política.

Avanzó en su egocentrismo cuando anunció que va a escribir un libro autobiográfico bajo el título de “Manual de Resistencia” demostrando que la petulancia también es compatible con la Presidencia del Gobierno, cuando ésta no debería dejar más hueco que el trabajo para el progreso de los españoles. Está claro que para Pedro Sánchez sus compatriotas están en un lugar secundario de su agenda.

La coronación de Sánchez como el presidente español más dañino para el país ha llegado pocas horas después de ese anuncio con la aceptación de que haya un relator (un tercero) que participe de las conversaciones entre el Gobierno de España y los independentistas catalanes. El hecho en sí supone una alta traición al Reino de España y que esa maniobra parta desde el jefe del Ejecutivo es una decisión sin precedentes.

¿Qué consigue? Nadie podría pensar que un apoyo a los Presupuestos Generales del Estado para seguir en el poder hasta 2020 es un pago suficiente como para mercadear con la unidad de España. Pero quizás para Sánchez es proporcionado a su concepción ególatra de la política. Si yo estoy bien, España va bien –debe pensar el presidente– y no se da cuenta de que la fractura que Zapatero trabajó puede ahondarse ahora con una profundidad alarmante.

Ya lo venimos anunciando en la Comunidad Valenciana donde Ximo Puig ha cogido el camino recto hacia el separatismo blanqueando a los golpistas catalanes con una tibieza impropia de quien cree en el Estado de Derecho y esa lacra está carcomiendo los cimientos del PSOE que todos conocimos y que ayudó a consolidar la democracia en España.

Aceptar a un tercero en las negociaciones con los independentistas catalanes es tanto como asumir que estamos hablando de dos países diferentes. La Constitución refleja bien a las claras qué es España, porque así lo decidimos los españoles, y nadie puede alterar ese espíritu nacional labrado durante siglos si no es activando los mecanismos que recoge la Carta Magna.

Ya nada es descartable, ni siquiera plantear una moción de censura contra Sánchez porque cada minuto que pasa en la Presidencia es un drama para España. Siempre antepone su figura –¡hasta se invistió como Rey saltándose el protocolo y saludando a los invitados junto a Felipe VI!– y los españoles no podemos seguir sufriendo a un presidente que pone en riesgo la unidad territorial del Estado.

Los diputados socialistas que no comulgan con esta vuelta de tuerca hacia la desestructuración de España deben dar un paso hacia adelante y además de discrepar en público, como ya han hecho algunos, tendrían que darle al botón del no a los Presupuestos Generales del Estado para demostrar cuáles son los límites que no se pueden sobrepasar.

Pedro Sánchez ha manchado la institución que representa y aún está a tiempo de cambiar el título de su libro. “Relato de una traición a España” le vendría como anillo al dedo. Si no da marcha atrás el presidente del Gobierno va a meter en un callejón sin salida a sus compañeros socialistas que el próximo mes de mayo se presentarán a las urnas porque los españoles no vamos a olvidar ni a perdonar esta vileza.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Colaboraciones

Sánchez, Valls y García Montero

Published

on

El primer ministro Valls en la Asamblea Francesa.
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Federico Ysart.- Valls saldrá del Ayuntamiento de Colau para adornar el próximo gobierno Sánchez, si éste llega a formarlo. La jugada abrillantaría la pátina centrista de la que se ha recubierto nuestro fraudulento doctor. Al menos, por unos meses, porque el franco catalán, una vez sentado en el banco azul, probablemente trate de ir avanzando hacia su cabecera para hacerse con el gobernalle de la nave.

Auparse hasta lo más alto es su ambición no satisfecha. En Francia intentó ser candidato a la presidencia republicana en dos ocasiones, 2012 y 2016, coronadas ambas con el fracaso. En el Reino de España habrá de conformarse con la del Gobierno. La inconsistencia de Sánchez y la experiencia vivida en París tal vez le salvaran de un fiasco más. Al fin y al cabo, para un expresidente del Gobierno francés, los de aquí no dejamos de ser simples petites espagnols.

De momento aportaría a Sánchez un cierto aroma antinacionalista, que para eso le ha servido su breve baile con Rivera, quien se dejó engañar como un chino del interior. Y las arremetidas que desde su ruptura propina a Ciudadanos le reponen sus hechuras socialdemócratas. En resumen, el candidato perfecto para un nuevo gobierno bonito del sanchismo.

¿Y cómo salvar a un Iglesias que chapotea en los remolinos abiertos por la estrepitosa derrota de la extrema izquierda, sin sentar un podemita a la mesa? Pues con un hombre de renombre, históricamente vinculado al comunismo vía Izquierda Unida, poeta laureado y desde hace poco menos de un año puesto al frente del Instituto Cervantes: Luis García Montero.

Carmen Calvo le catapultó hasta el sillón del que desalojó desconsideradamente a Juan Manuel Bonet, a quien ya había descabezado años antes de la dirección del Reina Sofía siendo ministra con Zapatero. Si la hoy vicepresidenta en funciones sigue teniendo la influencia que sobre Sánchez ha ejercido, García Montero podría relevar al andaluz José Girao, amigo y antiguo compañero en la Universidad de Granada.

O a la socialista vasca Isabel Celaá, titular de Educación además de insólita portavoz; socialistas ya tiene demasiados para tan escaso peso parlamentario. Y si necesitara mujeres, ahí está Almudena Grandes, esposa de García Montero.

Semejante gambito no colmará la sed de Iglesias, más bien podría hundirle aún más en la miseria, pero el presunto presidente podría escenificar un nuevo tiempo con dos figuras nuevas en la tediosa escena de la política convencional.

Pero lo sustancial, Navarra por ejemplo, no va con él. El vendepatria no tiene cura.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Colaboraciones

¡Ya vuelven a Madrid los 25.000 niños desnutridos que Manuela Carmena endosó al PP!

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Paloma Cervilla.- Me extraña mucho que Manuela Carmena todavía no haya anunciado que han vuelto a las calles de Madrid los 25.000 niños desnutridos que la ya exalcaldesa endosó en 2015 a su antecesora del PP, Ana Botella. Es cuestión de días que sus concejales empiecen a anunciar que el Apocalipsis ha llegado a la capital, que la pobreza inunda las calles y que los derechos se han recortado.

Pues nada de eso va a pasar, como tampoco la gestión de Carmena ha traído el paraíso a los pobres de Madrid. Aún peor, que le pregunten a los barrios más desfavorecidos, como Vallecas, que la acusan de haber abandonado las zonas que la auparon a la Alcaldía hace ahora cuatro, y que han sido su tumba. Acusaciones de haber gobernado solo para el centro, peatonalizando la Gran Vía y cerrando Madrid Central, donde la población de la periferia no van nunca; y de haberse olvidado de los colectivos que la apoyaron, y que no volvió a visitar durante cuatro años.

Carmena inició su mandato con la misma demagogia con la que lo ha terminado, impresentable su discurso de despedida en el pleno que resultó investido nuevo alcalde José Luis Martínez Almeida. A Carmena la expulsa del Ayuntamiento una mayoría de centro derecha, como otra de izquierdas impidió que Esperanza Aguirre gobernara Madrid, a pesar de haber ganado las elecciones.

No se puede hacer populismo utilizando a los más desfavorecidos, como no se puede gobernar una ciudad desde el sectarismo, como ha hecho Carmena.

Hace cuatro años, los concejales del PP tuvieron que abandonar el Ayuntamiento, tras el plano de investidura de Manuela Carmena, entre gritos y descalificaciones de la izquierda, la ya exalcaldesa no encontró a las puertas de la que ha sido su casa ninguna mala palabra ni ningún mal gesto el pasado sábado.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Colaboraciones

La civilización española puso fin a los ritos salvajes en América

Published

on

Recreación de un ritual azteca
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Rosslyn.- Me encontraba casualmente en un lugar. donde compartían comentarios un grupo de izquierdistas entre ellos unos inmigrantes sudamericanos, que posiblemente conociendo la tendencia anti civilización de los allí reunidos, estos inmigrantes quisieron hacer méritos para ser acogidos y poder vivir aquí del cuento.

Criticaba uno de ellos la civilización que los españoles llevaron a su país allá por los años 1550.

Estas manifestaciones eran acogidas con alborozo por los presentes, los cuales posiblemente no tenían ni la más mínima formación cultural.

Me arriesgue a intervenir y pregunté al inmigrante: ¿Tienes conocimientos de los que fue la civilización de tu país antes de que los españoles la erradicasen?

¿Sabes que en aquella época, por el simple hecho de participar en alguna competición y no ganar esta, a los que perdían los apresaban los sometían a unos ritos alienantes y los llevaban al Templo para allí ser tendido un una cama de piedra y el sacerdote disfrazado de pájaro le abría el pecho aun vivo y le arrancaba el corazón, con lo que saciaban sus instintos sádicos e inmediatamente pedían a otra victima pues se quedaban escasos?

Algunas de estas victimas la cogían de ente las jóvenes vírgenes para satisfacer a los dieses (sadismo puro de los sacerdote el de abrir una joven inocente).

O a los del pueblo vecino que habían sido hecho prisioneros en sus guerras tribales.

O por cualquier motivo nimio en contra de los que ejercían el poder absoluto sobre su pueblo.

¿Sabes que cuando el gran sacerdote salia en su trono portado por sus esclavos, todos se tenían que agachar cabeza hacia el suelo en tanto que pasaba la comitiva?

Si por parte de los españoles esas prácticas horrendas y sádicas no hubiesen sido erradicadas y aún continuasen hasta nuestros días, a ti te hubiese tocado vivir allí. ¿Qué hubieses sido tú, el que elegirían para ser sacrificado de forma horrenda o bien el que se disfrazase de pájaro para realizar la masacre?

¿Qué hubieses preferido?


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement

Publicidad

Advertisement

Publicidad

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish